20 Leyes Absurdas que Encontrarás en Estados Unidos

Leyes absurdas en EEUU

Bienvenido a un nuevo post de Yentelman, el blog en el que aprenderás inglés y, si te descuidas, hasta español. Hoy os dejo un post que me sugirió mi amiga Paz. Se trata de un compendio de leyes absurdas, raras, divertidas y/o peculiares que podéis encontrar en Estados Unidos. Ya sabéis que los USA se caracterizan por tener un sistema legal bastante particular, que ha dado lugar, por ejemplo, a que se concedan los premios conocidos como Stella Awards a la demanda judicial más extravagante del año.

En el caso de estas leyes absurdas, el principal problema que me he encontrado es que hay mucha leyenda urbana. La mayoría de las más coloristas son, en realidad, falsas. O bien nunca han existido, o son exageraciones descomunales de lo que realmente dice la verdadera ley. En resumen, que todas las que os presento aquí son veraces y, aunque a veces se pueden haber exagerado un poco en aras de hacerlas más entretenidas, he investigado todas ellas para encontrar la historia que hay detrás o, al menos, la parte del código penal en la que se encuentran.

Lion at the movies
Así que no, en Baltimore no está prohibido llevar un león al cine.

A cambio, he tenido que dejar fuera algunas de las más vistosas y divertidas, como la que dice que los hombres con bigote tienen prohibido besar a una mujer, y se citan Nevada o Indiana como estados en los que se aplica. Aunque las leyes que regulaban el vello facial eran habituales en los siglos XVIII y XIX, no he podido encontrar nada que realmente justifique la veracidad de esta presunta ley. Lo de que las fuentes no se ciñan a un solo estado es también sospechoso, sobre todo cuando se trata de leyes absurdas como esta. Y así me ha ocurrido con muchas otras.

Mi intención, y con esto termino mi larga introducción, es realizar una segunda parte de este post y ampliar posteriormente la búsqueda a Reino Unido. Espero que os guste.

20 leyes absurdas que puedes encontrar en Estados Unidos

ALASKA

Empezamos, en estricto orden alfabético, por Alaska. Uno puede esperar cualquier cosa de un estado cubierto de nieve prácticamente todo el año, y con pueblos como Talkeetna, que tuvieron a un gato por alcalde durante los 20 años de vida del animalito. Pero estamos aquí para hablar de leyes absurdas, y a eso vamos.

Parece ser que, a principios del siglo XX, el propietario de una taberna de Fairbanks tenía un alce como mascota, al que solía llevar al bar, emborrachándolo con frecuencia. Durante estas borracheras, el animalito iba por la ciudad, pedo perdido, causando notables destrozos. Para evitar esto, se decretó una ley que prohibía que los alces entraran en los bares. Algunas fuentes dicen que se prohibió dar alcohol a los alces, pero lo cierto es que, aunque el tabernero ya no llevaba a su alce al bar, seguía dándole de beber alcohol en su casa.

Añce borracho
«Siempre que salgo de tranquis me pasa lo mismo»

No es la única ley peculiar que tiene Alaska respecto a los alces. También está prohibido empujar a un alce vivo de un avión en marcha, o susurrar a alguien al oído mientras está cazando alces.

Sin salir de Alaska, en el pequeño pueblo de Soldotna, tienen en vigor una ley que prohíbe las «molestias atractivas». Aunque esta ley pueda parecer una auténtica gilipollez dicha así, lo cierto es que la voz en inglés, attractive nuisances, es en realidad terminología legal para referirse a ciertos objetos o estructuras que pueden resultar irremediablemente atractivos para los niños y pueden llevar a que estos resulten heridos. En el caso de Soldotna, la ley se publicó más bien con vistas a evitar que los osos pudieran entrar en una propiedad atraídos por la basura que el propietario dejara en su patio.

ARIZONA

En Arizona es ilegal que un burro duerma en una bañera.

Leyes absurdas donkey in bathtub

El origen de esta ley se remonta a 1924, cuando un comerciante de Kingman solía tener la costumbre de dejar que su burro durmiera en una bañera vieja. La rotura de una presa provocó una inundación que arrastró la bañera (y al burro que iba en ella) a una cuenca a casi dos kilómetros de distancia. Tras los esfuerzos, tiempo y dinero dedicados por los habitantes a rescatar al burro, se promulgó esta curiosa ley.

ARKANSAS

Está prohibido pronunciar el nombre del estado de Arkansas de forma incorrecta.

En 1881, la disputa entre dos senadores respecto a la pronunciación de dicho estado llevó a la promulgación de una ley que hacía oficial la pronunciación /ˈɑrkənsɔː/, preferida por uno de ellos y sin la -s final, frente a la opción barajada por el otro: /ɑrˈkænzəs/.

Leyes absurdas Arkansas
Ni las tazas se ponen de acuerdo

Aunque hay muchas fuentes diciendo que pronunciar mal el nombre te llevará a la cárcel, esto no es realmente cierto. La ley se limita a establecer la oficialidad de una pronunciación concreta, considerando la alternativa como «un invento que se debe rechazar» (an innovation to be discouraged).

CONNECTICUT

La ley de este estado establece que los auténticos pepinillos deben rebotar.

Pickles must bounce leyes absurdas
Attack of the bouncing pickles

En 1948, un par de vendedores de pepinillos, Moses Dexler y Sidney Sparer, fueron arrestados en Hartford, Connecticut, después de intentar vender pepinos haciéndolos pasar por pepinillos. El Comisario de Alimentación y Medicamentos (Food and Drug Commissioner) del estado investigó junto con varios laboratorios la mejor manera de discernir si un pepinillo realmente era tal. Tras sus investigaciones, afirmó que, si un pepinillo se lanzaba de una altura aproximada de 30 centímetros y rebotaba, podía recibir legalmente dicho nombre. De ahí nació la conocida como Connecticut Pickle Law.

FLORIDA

El estado de Florida tiene unas cuantas leyes absurdas que resultan curiosas por el énfasis que ponen en prohibir el sexo en numerosas circunstancias. Muchas de estas leyes se remontan al siglo XIX, cuando la moral religiosa de la época era mucho más restrictiva. La mayoría no se ejecutan, por absurdas hoy en día o directamente porque ningún juez ni jurado se las tomaría en serio llegado el caso. Se dice que, hasta no hace mucho, había una ley que prohibía que las mujeres solteras saltaran en paracaídas los domingos

Leyes absurdas women skydiving on Sundays
«El paracaídas no funciona, pero al menos no estamos solteras»

Sin embargo, la que sí parece formar parte del código penal de Florida es una que prohíbe expresamente follarse a un puercoespín. Las leyes contra la zoofilia y el bestialismo no son nuevas, y están implantadas en Florida y en muchos otros estados y lugares del mundo. La base de todas ellas es, casi siempre, la falta de consentimiento por parte de los animales. En el caso del puercoespín, seguramente haya más razones, como bien pueden atestiguar los desafortunados turistas rusos que intentaron romper esta ley una noche de borrachera.

GEORGIA

Seguro que has oído ese chiste tan malo de «¿por qué el pollo cruzó la carretera?» (Why did the chicken cross the road?). Pues ya puedes contestar: «Porque no vivía en Quitman, Georgia». Y es que en esa localidad está prohibido que los pollos crucen la carretera. En realidad, la ley es algo más amplia y no sólo hace referencia a los pollos, sino a todo tipo de aves de corral. El objetivo de la ley, que sigue en vigor, es la de evitar que los excrementos de estos animales manchen y estropeen tanto el mobiliario urbano como a los viandantes.

Why did the chicken cross the road
Luego se dio cuenta de que era Cruzcampo y volvió a cruzar la carretera. Huyendo.

Y siguiendo con el tema de los pollos, decir que es la comida preferida por los georgianos es quedarse corto. Tanta estima le tienen al pollo frito que, en 1961, la ciudad de Gainesville aprobó una ordenanza prohibiendo el uso de cubiertos para comer pollo frito. En efecto, en Gainesville, Georgia, sólo está permitido comer pollo frito con las manos. Esta ley, que en sus inicios fue tan sólo una maniobra publicitaria para promocionar la industria de la carne de ave en la ciudad, llevó en 2009 al arresto de una anciana que osó comer pollo frito con tenedor. Obviamente, fue absuelta, pero ahí queda el hecho de que, a veces, estas leyes absurdas llegan a aplicarse.

INDIANA

En Indiana es ilegal que los monos fumen.

Smoking monkey leyes absurdas
«Puedo dejarlo cuando quiera»

Las leyes del estado de Indiana en lo que respecta a la lucha contra el tabaco siempre han sido bastante duras. Tanto que, en 1924, un mono fue llevado a los tribunales en la ciudad de South Bend después de que lo pillaran fumando. Fue declarado culpable y obligado a pagar una multa de 25 dólares. Ignoro si llegó a pagarla, ya que, como todo el mundo sabe, los monos no suelen llevar bolsillos para guardar el dinero. Tras este acontecimiento, se promulgó una ley específica que prohibía dar de fumar a los monos.

Y no son solo los monos los sujetos a ciertas extrañas leyes en Indiana. En el pueblo de French Lick Springs, allá por el año 1939, se emitió un decreto municipal por el que todos los gatos negros debían llevar cascabeles los días que cayeran en viernes 13. Dado que no hubo ningún incidente destacable en viernes 13 ese año, se consideró que la medida había sido un éxito, y siguió aplicándose.

MINNESOTA

En Minneapolis, está prohibido entrar a cualquiera de los callejones de la ciudad, ya sea en coche o a pie, a menos que sea para acceder a tu vivienda. Esta ordenanza municipal alega motivos de seguridad y mantenimiento de dichos callejones, aunque hay voces discordantes al respecto, sobre todo en lo que respecta al acceso de peatones.

Dark alley
Dan ganas de entrar, ¿a que sí?

En el pueblo de Minnetonka, está prohibido que los camiones lleven las ruedas sucias, lo que se considera, según la ley, una «molestia» (nuisance). Este apartado se incluye en una ordenanza municipal general dedicada a «molestias públicas que afectan a la paz, seguridad y bienestar general». Lo que pretende es evitar que la suciedad de las ruedas de los vehículos se transfiera a la calzada o a la acera. Así que ya sabes, limpia tu camión antes de entrar a Minnetonka.

En Cottage Grove, como parte de su ley de conservación de las aguas, tienen una curiosa ordenanza por la que los residentes de aquellas casas con número impar no pueden regar sus plantas en días pares, salvo por el día 31 de los meses correspondientes. Buen momento para recordar eso de «30 días trae noviembre…».

MONTANA

Una ordenanza municipal de Billings, en Montana, prohíbe taxativamente regalar ratas. Esto incluye regalarlas como mascota, como regalo, o cualquier otro motivo que no sea el de alimentar serpientes y otros reptiles o aves de presa, o para experimentos científicos.

V series
«…Y entonces va y me dice que no me puede regalar eso para mi cumpleaños, que lo prohíbe la ley. ¿Qué te parece? ¡Y eso que todo el mundo dice que soy una lagarta!»

El código penal de esa misma localidad también prohíbe de forma específica llevar bombas, misiles o cohetes a las reuniones del ayuntamiento. Esta ordenanza se encuadra en el marco regulatorio de «prohibición de armas y explosivos en las reuniones del ayuntamiento». Me pregunto qué puñetas pasó en Billings para que tuvieran que incluir concretamente los misiles, cohetes y demás. La culpa de las ratas, fijo.

NEVADA

Como no podía ser de otro modo en el estado que alberga la «ciudad del pecado», podemos encontrar una buena cantidad de leyes absurdas o extrañas. Podemos empezar con esa que dice que es ilegal utilizar un dispositivo de rayos X para determinar la talla de zapato que calza alguien. Como si cada vez que fueras a comprarte unas bambas, te dijeran «perdone un momento, ponga el pie en esta máquina de rayos X, que tengo que comprobar su talla».

En realidad, este tipo de dispositivos existieron desde aproximadamente 1920 hasta 1970, cuando se prohibieron en la mayoría de los estados. Se conocían como podoscopios (pedoscopes), y era habitual encontrarlos en las zapaterías hasta que los peligros de la radiación se hicieron más conocidos. Y es que nadie quiere sufrir quemaduras por radiación, o cosas peores, por probarse unos zapatos. Incumplir esta ley es una falta (misdemeanor) contra la salud pública en el estado de Nevada.

pedoscope
«¿Que si la radiación puede ser peligrosa? ¡Qué cosas tiene, señora! ¡Jajaja…! ¡Uy, le ha crecido un sexto dedo del pie!»

Otra ley peculiar de este estado es la que prohíbe a los camellos ir por la autopista. En 1857 el ejército de Estados Unidos creó una división de camelleros, los U.S. Army Camel Corps, ya que se pensaba que estos animales serían idóneos para transportar víveres durante los viajes hacia el oeste. Se importaron más de 70 camellos de Egipto, y todo parecía ir bien hasta que se comprobó que los animalitos no sólo eran bastante difíciles de domesticar, sino que también apestaban y se negaban a llevar cargas pesadas. Aunque algunos acabaron utilizándose para trabajar en las minas, muchos se abandonaron a su suerte, lo que llevó a promulgar esta antigua ley para intentar que no se pasearan por las carreteras. No es por poner en duda la capacidad de un camello para leer o entender una ley que le prohíbe ir por la autopista, pero…

Y seguimos en Nevada, donde es perfectamente legal ahorcar a cualquiera que mate a tu perro de un disparo, siempre que el perro se encuentre en tu propiedad. Aunque parece bastante evidente que ningún juez ni jurado te va a llevar a la horca por matar a un perro hoy en día (aunque me reservo mi opinión sobre si deberían), esta es una de esas leyes antiguas que, por lo que sea, nadie se ha tomado la molestia de retirar del código penal hasta la fecha. En los tiempos del salvaje oeste, los perros eran animales muy valiosos, ya que protegían tanto a las personas como a sus bienes y su ganado. Es por eso por lo que matar al perro de uno sin motivo, en su propia casa, se consideró un crimen merecedor de la pena de muerte.

Saliéndonos ya de las leyes absurdas estatales, en el pueblo de Elko sigue en vigor una ley que obliga a sus habitantes a llevar una máscara en público. Y no, no es que estén ensayando para la próxima Purga, sino que esta es otra de esas leyes que tuvieron sentido en su día, hasta que dejaron de tenerlo y nadie se molestó en derogarlas. La epidemia de gripe (Spanish flu, la llaman. Gripe española. Tócate los eggs) que asoló el planeta entero en los años 1918 y 1919, matando a más de 100 millones de personas en todo el mundo, fue bastante virulenta en Nevada, y los habitantes de Elko promulgaron esta ley para intentar frenar el contagio.

Movie killers
«¿Asesinos en serie? No, oiga, nosotros somos pacíficos habitantes de Elko, Nevada.»

Y para terminar el post de hoy, vayámonos a Las Vegas, donde aún está prohibido contratar a cualquiera que sea comunista. Como te puedes imaginar, esta ley se originó durante los años de la guerra fría y, aunque los comunistas siguen sin estar bien vistos en Estados Unidos, esos años ya hace tiempo que han quedado atrás, así que estamos ante otra de esas leyes absurdas que no parecen tener mucho sentido a día de hoy.

Me he dejado unas cuantas leyes absurdas, curiosas y divertidas en el tintero, como habrás podido adivinar… Me faltan todas las letras de la N a la Z, y alguna más del resto del alfabeto. De momento, las dejo en el almacén de cara a una posible segunda parte.


¿Te ha gustado el post? ¿Quieres que escriba una continuación? Pues no dejes de darme cariño en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter o en nuestro perfil de Bloguers. Peace and love!

4 thoughts on “20 Leyes Absurdas que Encontrarás en Estados Unidos

  1. Puff, no se por donde empezar, porque he leído mucho más de veinte leyes ya que de cada una salen dos otres más… Bueno ya sabes que es de esos posts que me encantan, pero también me he quedado con la duda si muchos de los casos tienen una ley escrita o simplemente sucedieron y al ser juzgados por la ley, se creen que ya es así para siempre. Lo digo porque si aparece en los estamentos de la ciudad como ley, me parece ridículo, pero si sucediesen y acabara en juicio estarían penados en la mayoría de los lugares del mundo. Si yo voy a juicio porque el dueño de un bar da de beber a su mascota y me causa destrozos, doy por hecho que él pagará los desperfectos y le meteran otro palo por maltrato animal, pero no hay ninguna ley en España que lo registre como tal…
    Hay otras que veo normal por precaución, como los de los callejones si no son seguros o lo de las ratas para evitar una posible plaga, ya que estos animales evolucionan exponencialmente, si metes una rata embarazada en tu domicilio, en unos meses el barrio tiene que llamar al flautista de Hamelin.
    Otras absurdas como lo referente a las mujeres solteras, el pollo y lo de las máscaras (siglo XXI Ya), y otras que parecen puro marketing como lo de comer el pollo con las manos, si ya lo has pagado haz lo que te de la gana con él, como si lo tiras a la papelera, o lo de los pepinillos que si ya de por si soy alérgico a los encurtidos, imagínate el asco que me ha dado pensar en que prueban el rebote y después se lo venden a la gente y se lo come… puaggg…
    Hace un par de años o tres quise hacer este tipo de entrada para mi blog, pero en España hay leyes tan insulsas y poco contrastadas si eso es cierto o no, más el plus de que igual me pueda meter en un lio con la ley por injurias, que me echó mucho para atras… Pero en otras partes del mundo mola ver este tipo de entradas.
    Un abrazo teacher!.

    • Jejeje. Puedes creerte que todas ellas las he investigado, y me he dejado en el tintero las más divertidas porque, directamente, no eran ciertas. Lo de comer el pollo con las manos, ya has visto que hubo incluso una condena en firme, aunque finalmente absolvieron a la buena mujer. Insisto, todas las que he mencionado en este post son verídicas, salvo alguna que menciono de pasada a modo de ejemplo de lo que puedes encontrar en otras fuentes. Lo de los leones en el cine de Baltimore, por ejemplo, o lo de las mujeres solteras. O lo de prohibido besar si tienes bigote. Como comento al principio, se exagera mucho respecto a este tipo de leyes, cuando no se inventan directamente. Es más divertido pensar que existe una ley que impide que te metas helado al bolsillo que una que simplemente regula la manipulación de los alimentos. En la segunda parte que estoy preparando hago más hincapié en este tipo de «manipulaciones» de cara a «vender» un post sobre «las leyes más absurdas de norteamérica». Ya lo verás.

      También hay que tener en cuenta que hay muchas leyes que, como explico en el post, se promulgaron hace cien o ciento cincuenta años y nadie se acordó de derogarlas. Y ahí siguen. Lo que ocurre es que nadie en su sano juicio las aplicaría hoy en día. Sobre todo ordenanzas relacionadas con las «buenas costumbres» y tal… En fin, que he preferido sacrificar hasta cierto punto el factor diversión en favor de la autenticidad, y he dejado fuera chorradas que serían muy graciosas si fueran verdad, pero como no lo son… Posts de este tipo los hay a patadas, pero la mayoría de leyes que aparecen en ellos no existen realmente. En este y en su secuela puedes dar por seguro que la mayoría son auténticas, e incluso si se me ha escapado alguna falsa, he conseguido dar con la historia que dio origen al embuste 😉

      En definitiva, que me alegro de que te haya gustado. Ya sabía yo que este era de los tuyos, jeje. Espero que disfrutes igualmente la segunda entrega dentro de un par de semanas.
      ¡Abrazo!

    • ¡Hombre, Marina! Pensaba que con tanto viaje ya no os daba para leer mi blog, jaja. Porque leñe, os sigo por el Facebook y ¡no paráis! Gracias por el comentario, ya sabes que los comentarios presuntamente graciosos son marca de la casa, jeje. En serio, me alegra volver a verte por aquí 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website