Remake, reboot, retcon y otras palabras confusas del cine en inglés

remake, reboot, retcon, franchise, sequel, prequel, spin-off
Nota: en este post voy a poner tantísimos títulos de series y pelis que, sin que sirva de precedente, no voy a incluir el formato habitual de "título + (título en inglés + director + año)". Más que nada, porque podríamos estar aquí hasta mañana.

Bienvenido a un nuevo post de Yentelman, el blog en el que aprenderás inglés y, si te descuidas, hasta español. Did you miss me? Vuelvo con una entrada que me llevaba rondando en la cabeza ya hace algún tiempo. Seguro que, en algún momento reciente, te has visto en alguna conversación como esta:

  • ¡Anda, mira! ¡Han estrenado la secuela de Matorrales de Vidrio!
  • No, esta es un reboot de la precuela que hicieron hace tres años, ese crossover con el universo de Jarque Purásico. La idea es hacer luego un spin-off con el personaje del Cecilio y así poder ampliar la franquicia con un remake.

OK, sé que muchos de estos términos no son tan novedosos. Pero, ¿a que da la sensación de que, desde la aparición del MCU (Marvel Cinematic Universe) y su ingente cantidad de películas y series, es cada vez más habitual ver alguna de estas palabras para referirse a ellas? Yo, la verdad, echo la culpa a Disney (que, además del MCU, está haciendo algo parecido con el universo Star Wars).

Si, como yo, eres de esos que están hasta los huevos de tanto palabro raro en el mundillo del cine, estás de enhorabuena: no te vas a librar de seguir escuchando diálogos como el de arriba, pero al menos sabrás de lo que te están hablando. Aquí te dejo una explicación de los términos más utilizados y confusos para referirse a sagas cinematográficas.

Remake, reboot, retcon, spin-off y otras palabras confusas del cine.

Crossover

Crossover Alien vs Predator, Freddy vs Jason

Como vamos a ir en orden alfabético, empezamos con esta palabra que viene a referirse al encuentro o colaboración entre personajes o elementos de diferentes obras o universos.

Aunque más habitual en el mundo del cómic, no es extraño ver ejemplos de crossover en el cine. Algunos de los títulos más populares son aquellos que parecen responder a la típica pregunta de los fans, “¿quién ganaría en una pelea entre…?”. Así, nos vienen a la cabeza películas como Alien vs Predator o Freddy contra Jason. También la primera película de Los Vengadores se considera un crossover, ya que reúne por primera vez a todos los personajes que aparecían en sus películas individuales del MCU.

A mayor escala, se me viene a la cabeza la peli Rompe Ralph y su secuela (sí, me estoy adelantando), donde aparecen personajes no sólo de otras pelis de Disney, como Elsa de Frozen o Merida de Brave, sino también de franquicias cinematográficas como Star Wars, o de los videojuegos: numerosos personajes de Street Fighter, Sonic, Bowser… Si contamos, además, con los chistes y referencias, con estas dos películas me daría para un post completo.

Franchise

Franchise Harry Potter, Star Wars, MCUY

Y hablando de “franquicias”, aquí tenemos esta palabreja en inglés. Resulta curioso, por cierto, cómo en español hemos normalizado la traducción (o simple “españolización”, a veces) de algunas de estas voces (franquicia, secuela, precuela), pero no de otras (remake, crossover, spin-off). Pero bueno, este tema queda para otra ocasión.

Franchise, o “franquicia”, se refiere a una serie, saga o conjunto de películas, libros, videojuegos, etc., que comparten un universo común, ya sea en forma de personajes, mundos, temática, etc. Ya hemos hablado de Star Wars o el MCU como ejemplos de franquicia. También la saga de películas de Harry Potter es una franquicia, que además incluiría las tres películas de Animales Fantásticos, que son a su vez spin-offs y precuelas de las pelis del mencionado Potter. Esto es un follón, no me digas que no.

Prequel

Prequel Star Wars

¿He dicho «precuelas»? esta palabra seguro que te suena y, probablemente, la habrás utilizado en alguna ocasión. Prequel, precuela, es una historia que tiene lugar antes de los eventos ocurridos en una obra previa. Ya hemos dicho que la trilogía de Animales Fantásticos funciona como precuela de la saga de Harry Potter. Y, por seguir con Star Wars, tenemos varios ejemplos: la película Rogue One es una precuela de la trilogía original de Star Wars, que tiene también otras tres precuelas de infausto recuerdo (sí, esas en las que tusa estás pensando).

Otras veces no está tan claro si una película es precuela de otra. O tal vez es que yo soy tonto. Lo menciono porque hace bien poco que descubrí que Indiana Jones y el Templo Maldito es una precuela de En Busca del Arca Perdida. También es cierto que, en esa época (mediados de los 80), no era tan fácil como ahora estar informado de estos detalles.

Reboot

Va, vamos a ponernos serios. Reboot es una de las dos palabras que más me costaría explicar de esta lista sin tener delante una “chuleta”. Uno de los principales problemas de este término es que, de entrada, es fácil confundir un reboot con una precuela, ya que el primero suele lidiar con los orígenes de un personaje o universo.

También llamado a veces “reinicio” (como en informática), un reboot es una reinterpretación de una peli, serie o franquicia (lo que también hace que sea fácil confundirlo con un remake), generalmente con cambios significativos en la historia o los personajes. Por ejemplo, Spider-Man: Homecoming es un reboot de la franquicia de Spider-Man que Sam Raimi comenzó en 2002. Otros reboots muy conocidos, y de los que los propios directores han afirmado que son precisamente reboots, no precuelas, son Batman Begins, Casino Royale o El Origen del Planeta de los Simios.

Remake

Remake

Seguro que estás pensando, “ah, vale, esta me la sé”, mientras te asoma una sonrisilla condescendiente. Sí, seguramente te la sepas. El problema, y el motivo por el que escribo este post, es si sabrías distinguir un remake de un reboot o de un retcon. Ah, ya no sonríes con tanta suficiencia, ¿no? Ya decía yo…

Y sí, posiblemente remake es, junto a secuela, la palabra más conocida y escuchada de todas estas. Su definición es sencilla: Es una nueva versión o adaptación de una obra ya existente, sin los matices que puedan tener las otras voces que he mencionado. Es fácil confundir un remake con un reboot, pero la clave está sobre todo en las diferencias evidentes en la historia, y a veces incluso en la propia opinión de sus creadores.

Siendo tiquismiquis, me atrevería a decir que rara vez uno de estos remakes supera, o incluso iguala, al original: ahí tenemos los fallidos y afortunadamente olvidados remakes de Psicosis (la de 1998), RoboCop (2014), Conan (2011) o Desafío Total (2012), por ejemplo. Pero, para que no digáis que soy un gruñón, os dejo un par de títulos que, en mi modesta opinión, sí están a la altura de los originales: Amanecer de los Muertos (2004) o Valor de Ley (2010). De nada.

Retcon

Retcon remake

Si antes decía que reboot era una de las dos palabras “chungas” de este listado, retcon es la  otra. También llamada retrocontinuidad (ya que retcon es en realidad una abreviatura de retroactive continuity), se refiere a cambios retroactivos realizados en la historia o continuidad de una obra para corregir inconsistencias o introducir nuevos elementos en la trama.

Como ves, con esta definición no es fácil distinguir si lo que tenemos delante es un retcon, un reboot, o un remake. De hecho, una búsqueda rápida en internet menciona como retcons no tanto a películas enteras, sino casos particulares dentro de una franquicia. Por ejemplo, Creed es un spin-off de Rocky, pero el personaje protagonista, Adonis Creed, no es realmente el hijo de Apollo que aparece brevemente en Rocky II. Por el contrario, se inventan que Apollo tuvo una relación extramatrimonial poco antes de su muerte a manos de Iván Drago en Rocky IV. Fruto de esos cuernos nació Adonis Johnson, que luego tomaría el apellido de su padre para dedicarse al boxeo.

Podemos encontrar numerosos ejemplos de retcons en, como no, la saga Star Wars, empezando por la resurrección de Palpatine, los midiclorianos, la inclusión de un Bobba Fett digital en varios planos de la edición restaurada de la trilogía original, Han shot first, y un larguísimo etcétera. Pero, si hay un retcon que recuerdo con “cariño” (jaja, no), ese es el de Los Inmortales, cuando la segunda parte en su totalidad tira por tierra toda la premisa del film original: lo de “solo puede quedar uno”, ya tal.

Sequel

Sequels

Después de tanto lío, vamos con una fácil, de la que ya hemos visto muchos ejemplos por aquí. Una secuela (sequel, en inglés) es una obra que sigue la historia de otra obra anterior, ya sea en forma de continuación directa e inmediata (por ejemplo, Piratas del Caribe: en el Fin del Mundo, que continúa exactamente donde finalizó la entrega anterior, El Cofre del Hombre Muerto) o narrando acontecimientos que tienen lugar en cualquier momento posterior a la primera cinta (ejemplos que hemos visto ya en el post: Ralph Rompe Internet, El Imperio Contraataca, o cualquier peli con un “II” en su título: Rocky II, Gremlins II, Regreso al Futuro II, etc.).

Mencionaré un par de cosillas que, aunque a mí me parecen de Perogrullo, no está de más recordar:

Antes he hablado de En el Fin del Mundo como secuela de El Cofre del Hombre Muerto. Esta última es, a su vez, la primera secuela de la original Piratas del caribe: La Maldición de la Perla Negra. Todas las películas de una saga que siguen a la original en una línea temporal continua se consideran secuelas de esta, y cada una que va saliendo nueva es secuela de la anterior.

Sin embargo, esto no hace que las anteriores, o la original, sin ir más lejos, se conviertan en precuelas. Una precuela depende siempre de la existencia de una cinta original, que será la que marque el comienzo de la saga en el tiempo. Un poco lo mismo que pasaba con el pasado simple respecto del pasado perfecto.

Spin-off

Spinoffs

Vamos cerrando con este término que ya he nombrado con anterioridad en el post. Y es que, si te das cuenta, es inevitable que muchas películas o series tengan una relación que va más allá de una sola de estas voces. Un spin-off es una obra derivada a partir de otra obra existente, que se centra en personajes, eventos o situaciones diferentes de los que protagonizaban la obra original, pero que aparecen en ella.

Un par de ejemplos muy conocidos de spin-off los encontramos en el mundillo de las series de televisión: Better Call Saul es un spin-off de Breaking Bad, con el personaje de Saul Goodman como protagonista. Frasier cogía a uno de los habituales del bar Cheers, el doctor Frasier Crane, y lo convertía en protagonista de su propia serie. También los muy mencionados universos de Star Wars y el MCU nos han dado infinidad de spin-offs en forma de series y películas: Wandavision, Loki, Capitán América y el Soldado de Invierno, The Mandalorian, Solo, Kenobi, y un largo etcétera.


En fin, espero que las diferencias y semejanzas entre estas palabras confusas te hayan quedado claras. A partir de ahora, ya puedes tirarte el pisto con los colegas dejándoles claro que lo que vais a ver no es una secuela, sino un retcon del spin-off del primer remake de la franquicia de Matorrales de Vidrio. O de Purassic Jark, que tanto da.

¿Cuál es tu franquicia, remake, retcon, reboot, precuela, secuela, o lo que sea, preferido? Dínoslo en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter, o en nuestro perfil de Bloguers. Peace and love!,

One thought on “Remake, reboot, retcon y otras palabras confusas del cine en inglés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website