Inversión (I): introducción.

inversión

Bienvenidos a una nueva entrada de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Aunque ya hace tiempo que terminamos la gramática general, nos quedaron en el tintero una serie de aspectos, digamos, más oscuros, menos habituales. Uno de ellos es el que vamos a tratar hoy aquí, el fenómeno denominado “inversión”.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la palabra que usaremos en inglés para referirnos a este fenómeno es inversion, que puede considerarse un false friend en español, en cuanto a que hace referencia a “dar la vuelta” (invert), no a un aspecto monetario (invest). La inversión en inglés se aplica normalmente en oraciones enunciativas, en las que se invierte el orden habitual de sujeto y predicado. Por lo general, se identifican dos tipos de inversión: el primero, cuando el verbo aparece antes del sujeto, y el segundo, cuando es el auxiliar el que precede al sujeto, que va seguido a su vez por el resto de la frase. Veamos un ejemplo de cada:

Jason stood in the corridor, knife in hand. (Jason estaba de pie en el pasillo, cuchillo en mano). ⇒ In the corridor stood Jason, Knife in hand.

I have never seen such an outrageous display of bad manners! (¡Jamás he visto una demostración de malos modales tan indignante!) ⇒ Never have I seen such an outrageous display of bad manners!

Nadie dijo que fuera un ejemplo de refinamiento, precisamente...

Nadie dijo que fuera un ejemplo de refinamiento, precisamente…

La inversión es normalmente una figura que el hablante usará a voluntad, de manera no obligatoria (como habéis visto en los ejemplos, se puede perfectamente usar la estructura normal) y normalmente con la intención de aportar énfasis a la frase, dejando para el final el elemento sobre el que se quiere enfatizar.

No nos confundamos, la inversión en inglés no implica hablar como Yoda (aunque hay muchas webs que analizan la forma de hablar del maestro Jedi como una variante del inglés tradicional, e incluso existen simuladores que convierten frases normales a dicho “dialecto”). La inversión es, a la postre, una forma de rephrasing, una manera más de decir una misma frase de otra forma. Hoy en día, es un aspecto de la gramática a la que la mayoría de libros de texto no prestan la atención de antaño, y se puede considerar inglés “avanzado”, ya que efectuar una inversión gramaticalmente correcta no está al alcance de todo el mundo (he visto incluso a unos cuantos nativos tener problemas con ella).

Ayudarte podría, sí...

Ayudarte podría, sí… ¡pero no a aprender inglés!

En las entradas siguientes veremos distintos casos de inversión en función del tipo de oración de la que se trate, de la categoría gramatical de las palabras empleadas (dependiendo de si estamos ante un sustantivo, adjetivo, adverbio…), etc. Hasta entonces, peace and love!

2 thoughts on “Inversión (I): introducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website