The old helmet: la traducción de la web de turismo de Santander

La chapuza de la traducción de la web de turismo de Santander

Bienvenidos a un nuevo post de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. A estas alturas, supongo que ya estaréis todos enterados de la gran chapuza cometida a la hora de traducir la página web de turismo de Santander. He leído posts y artículos de muchos y muy buenos traductores aportando su granito de arena al respecto, así que poco más puedo añadir desde mi faceta como traductor. Sin embargo, el otro día se me ocurrió preguntarle por el tema a mi buen amigo Jesús Ruiz, santanderino de pro y toda una enciclopedia ambulante en lo que respecta a la comunidad cántabra.

A Jesús lo conozco desde hace muchos años gracias a un foro de Internet (no, no es Forocoches) y, casualidades de la vida, hace unos tres años se convirtió además en mi alumno. Por si esto fuera poco, su trabajo como informático y su ya mencionado conocimiento sobrenatural de todo lo relacionado con su tierra lo convertían en el candidato ideal para poner todo este asunto por escrito. Dicho y hecho, Jesús accedió a hacerme el post, y yo hoy lo comparto con vosotros. A continuación, la historia de cómo se gestó ese desastre que fue la traducción de la web de turismo de Santander, contada desde dentro (por una vez, las fotos no las he elegido yo. Y es que Jesús es un cachondo).

La noticia corrió como la pólvora por Internet. Primero fue Forocoches quien se hizo eco; luego paso a Menéame, los principales periódicos de tirada nacional y ya estaba en boca de todos. Luego, empezaron a llegar los mensajes al móvil.  Claro, a uno lo identifican como santanderino y, cada vez que hay una noticia sobre un lugar, es preguntar o hacer mención a esa persona. Aquí ya empezaron las mofas con la gran noticia de la traducción de la web de turismo de Santander.

  • “La que has liado, pollito”.
  • “:) 🙂 :), Qué locos estáis”.
  • “Joder, como os las gastáis por Santander”.
  • “Vaya chapuza lo de la traducción de la web de turismo de Santander, ¿no?”

Además todo el mundo se volvió a acordar de:

Así es como una ciudad se convirtió en el hazmerreír de internet.

Con muchas de estas personas he acabado hablando desde mi punto de vista como informático y santanderino. El principal error que se comete muchas veces a la hora de hacer páginas web es que, por abaratar, o en este caso por parte de la administración, para que los ciudadanos vean que se ahorra, intentar hacer un presupuesto muy bajo y luego, pues se van añadiendo cosas. Esto me recuerda a los DLC de los juegos:

DLC games

En un presupuesto de una página web corporativa que quiere dar visibilidad hacia el exterior, ya debería estar contemplado un apartado donde se tendrá en cuenta la traducción hecha en inglés; y más teniendo en cuenta que Santander tiene dos ferries hacia Inglaterra, una línea hacia Portsmouth y otra hacia Plymouth, además de la nueva línea a Irlanda, concretamente a Cork.

Tienes que tener bien definido desde el principio que esa página luego va a ser trasladada, traducida a otro idioma. Mete dentro del proyecto las fechas acordes para ello. Porque si no, ¿qué sucede? Que cuando ya lo tienes todo listo para subirla al hosting definitivo y has hecho la última presentación al cliente, es entonces cuando te dicen: “y ¿por cuánto me lo traduces? No será mucho, ¿no? Que ya está acabado. En un día lo tienes listo, ¿no?” El problema de esto es que, como no se ha hecho un apartado en el presupuesto al cliente, cualquier precio que le digas en ese momento le va a parecer caro y lento.

Cuñao ordenador

“Esto mi cuñao lo arregla en dos patadas, que tiene un cursillo de interné por correspondencia”

Si tu empresa de diseño de páginas web no tiene presupuesto para tener un traductor en plantilla, por lo menos contacta con alguno antes, para hacerte una idea aproximada de lo que podría costar una traducción entera. O, al menos, el precio para que te haga una revisión del contenido.

Luego también está el problema de infravalorar la dificultad del cometido: esto del inglés esta chupado. Y claro, acabas con cosas como aquel fish to the iron de los restaurantes. Las traducciones turísticas y gastronómicas pueden ser difíciles culturalmente hablando. Ocurre en España, por ejemplo, que a lo que en Santander llaman judías, si vas a Bilbao allí en un menú las veras como vainas. Imagínate la traducción con el Google translate que la vea un Inglés: scabbard with potatoes. Ya pensaran, “estos españoles están locos”.

Algún cliente te dirá, ya puestos a traducir: “oye, que estamos en Europa, qué menos que francés, italiano y alemán. Ah, ah, oye, que no hay que olvidarse de los chinos”. Todavía aun das peor imagen, mejor centrarse en un idioma.

Chicken noodle soup

Encantado de conocerla, señorita sopa de pollo con fideos.

¿Cuál ha sido el resultado de seguir malas prácticas en este caso?

Se han hecho traducciones literales, ininteligibles para el otro idioma, que han conseguido que seamos la mofa de España durante unos días. Ha dado una mala imagen a Santander, nos ha dado una imagen de dejados y fomentado la desconfianza hacia las Administraciones públicas, y la ciudadanía ha respondido con rechazo y burlas.

Haddock insultando

Singermornings!

Después del dinero invertido en la ciudad en proyección turística, es penoso ver que todo el dinero y el esfuerzo de años se diluye por no haber sabido actuar en una buena traducción

Las grandes cagadas:

Además de traducciones como la que da título a este post, en el que el casco antiguo de Santander se convirtió en the old helmet; o lo de traducir el apellido de la alcaldesa, Gema Igual, rebautizada a Equal Gema, las chapuzas más visibles estuvieron en sendos pies de foto:

El Corte Inglés Santander

El Corte Inglés. Podría haber sido peor, “the English cut” o algo así.

Centro botín loot center

El centro del saqueo

No sé por qué, pero lo del Centro Botín ni siquiera me sorprende. Aunque para loot, el que se llevó la empresa adjudicataria con la tontería. Eso sí, en dos días olvidado el tema y aquí no ha pasado nada. Hasta la próxima. Marca España y tal.

Loot center botín

—-

Espero que os haya gustado el post invitado de hoy. Está claro que los chapuceros creadores de la web han hecho bueno el “inglés de Potes” que mencionaba el muy divertido blog Postureo Cántabro (y del que también me habló el amigo Jesús). En fin, si queréis profundizar más en las numerosas cagadas de la web (que ya ha retirado las traducciones de la polémica, todo sea dicho) y de paso echaros unas risas, podéis ver este exhaustivo análisis de El Faradio.

Gracias, Jesús, por tu esclarecedor análisis desde el punto de vista santanderino e informático. Peace and love!

5 thoughts on “The old helmet: la traducción de la web de turismo de Santander

  1. Ostras, pues no sabía nada sobre este tema… No sé en que mundo me vivo. De todas formas siempre he dicho que el inglés no es lo mío, me defiendo, me hago entender y a veces algún nativo se ha reído de mi pronunciación de alguna palabra, pero vamos esto es un despropósito que parece sacado de los graciosos libros de “From lost to the river” y su segunda parte “Shit yourself little parrot” de Federico López Socasau e Ignacio Ochoa y mezclados a su vez con el relaxing cup of coffee in Plaza Mayor de Ana Botella, por mucho que su marido tenga acento Texano hasta para decir “estamos trabajando en ello”.

    Y si bien no me puedo meter con el difunto Emilio Botín, pues la gente de su generación no sabían o no estaban preparados para el estudio de idiomas, y el hombre era un crack en sus negocios… Eso si, a sus asesores y quien diera el visto bueno para publicar ese vídeo es para despedirlo por daños y perjuicios a la imagen…, no entiendo como narices han sido de dar luz a la página web sin tener una revisión previa para dar el visto bueno, porque salta a la vista hasta para cualquier chaval de primero o segundo de la ESO y no digo ya los de Primaria porque tienen la costumbre de querer traducir literalmente todo, que eso es una tomadura de pelo… digna del tatuaje de la sopa de pollo con fideos, que por cierto me ha recordado a Arrow ya que en esa serie Oliver Queen tiene un tatuaje chino que al traducirlo es parecido.

    Y otra cosa, aunque me ha molado el chiste, los Riojanos diferenciamos entre judias y vainas: la judia (que también llamamos alubia, caparrón o lo que se tercie según a que familia pertenezca) es el fruto interior y la vaina lo que lo recubre. Asi que si pides judias te vas a comer unas buenas legumbres con diferentes tropiezos cárnicos en su salsa y si pides vainas, te las serviran con patatas y sin las judias dentro… No se si esto ocurre así en Cantabria, País Vasco y Aragón y me habéis creado una duda jajajaja

    • En Cantabria no lo sé. Aunque es ya mi segunda tierra, el experto es Jesús. En Aragón, o al menos en Zaragoza, las judías son judías, sin más; pero diferenciamos entre las judias verdes (que, entiendo, es lo que llamáis “vainas” en Logroño) y las judías blancas, rojas, pochas, etc.

      Pensaba que no me ajuntabas ya, porque no has contestado a ninguno de mis comentarios en tus publicaciones, ni en Facebook ni en el blog :p Me alegra comprobar que no vas a dejar de hablarme porque crea que blogspot es una caca que no hace justicia a tu blog. Y ya ves que, al final, tenía razón con que Google es como las cosas de palacio, que va despacio. Al final te ha indexado 🙂

      En cuanto al contenido de mi post, pues poco más hay que decir. Si has entrado en el último enlace que he incluido, ahí puedes ver hasta dónde llegan los despropósitos, que no se limitaban a lo del centro Botín o lo del Corte Inglés… Por desgracia, verás como la misma empresa consigue el próximo concurso también, como si no hubiera pasado nada. This is Spain y esas cosas.

  2. Creo que te he dejado el comentario más currado de la historia de mi blog antes de pasarme apor aquí y te he dado explicación hasta donde está el desaparecido jajajajaja, pero bueno, ya lo verás… ¿cómo voy a dejar de hablarte si puede que hayas salvado una entrada que no iba a leer ni dios y hoy va como un tiro? Obviamente reitero las gracias, las muchas gracias y lo que se preste dentro de lo loable y decente.

    Yo no soy de la capi, La Rioja no es sólo Logroño y allí no hacen buen vino jajajaja. Aquí tenemos distintas acepciones, alubias, caparrón, pinta, pochas… todas son judias y generalmente las llamamos así. La vaina no es una judia, es su envoltorio, al igual que pasa con las espadas y de ahí el verbo desenvainar, por eso no entiendo bien el caos que existe y el porqué no se diferencian en diferentes lugares y me remito a la R.A.E. A mí me hablan de judias verdes y pienso en que el fruto no ha madurado lo suficiente, no en la vaina… No se si me entiendes, aunque entiendo que en cada comunidad esto puede ser muy confuso y liarse la de dios…

    Si me he leído todos los enlaces, incluso el de como cabrear a los cántabros se lo he enviado a un amigo que vive allí hace una década y está casado con una. Obviamente también es como una segunda tierra para mí y me quedan pocos lugares con playa en los que no haya estado. En verdad no creo que esta empresa vuelva a ser contratada, si fuera otro y no el Banco Santander, puede, porque la repercusión de la noticia sería buena propaganda gratuita de los medios (que hablen bien o mal, pero que hablen), pero una entidad del prestigio del Santander… no se puede permitir este daño a su imagen que a su vez daña seriamente a su prestigio… No se yo… Esto es España, pero yo no me tiro piedras a mi negocio…

    • Voy de culo hoy, pero sólo decirte que he visto la respuesta y la explicación a por qué no veía mi comentario. Juas. Y con fotos y todo, oiga. Muy currado, sin duda.

      Gracias, man 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website