Cuándo usar Mr., Mrs., Ms y Miss

Mr and Mrs smith

Bienvenidos a una nueva entrada de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Todos, en algún momento de nuestra vida, vamos a tener que interactuar en algún tipo de entorno formal. En esos casos, es importante tener en cuenta que hay una serie de fórmulas que deben emplearse cuando nos dirigimos a una persona. En español suele ser fácil: señor / señora, y a correr. Pero en inglés resulta algo más complicadillo ser un perfecto Yentelman. Seguro que todos habéis visto alguna peli o serie en la que llaman a alguien «Doctor», «Profesor» (de professor, cuyo significado real vendría a ser más bien «catedrático», pero bueno…), «Capitán» (mi capitán), o algo parecido. Estos son títulos formales que suelen ser más habituales en los países anglosajones que en España; pero, ¿qué pasa cuando nuestro interlocutor no es ninguna de esas cosas? Pues que tendremos que manejar, principalmente, estas cuatro fórmulas de cortesía: Mr., Mrs., Ms y Miss.

Como he mencionado antes, no hay que olvidar que el uso de estos términos obedece a motivos de cortesía, por lo que, de entrada, tendríamos que tener en cuenta en qué contextos es adecuado usarlos:

  • En los países anglosajones es habitual que los alumnos los utilicen para dirigirse a sus profesores, y muchos profesores corresponderán de igual manera a sus alumnos, usando la fórmula de título + apellido.
  • En cualquier puesto de cara al cliente, es habitual dirigirse a dichos clientes con el título y el apellido, siempre que se conozca este último. Si no es así, se utilizarán otros títulos de cortesía como Sir (/s3ːʳ/) y Madam (/ˈmædəm/, que se puede contraer a Ma’am (/ˈmæm/), y abreviar a Mme. si estamos frente a un texto escrito).
Depende de qué profesores y de qué alumnos...

Depende de qué profesores y de qué alumnos…

Una vez sabemos esto, ¿qué titulo hay que utilizar en cada caso?

Mr. (/ˈmɪstər/) no tiene mucho misterio: se utiliza únicamente para dirigirse a personas de sexo masculino.

Sin embargo, cuando hemos de referirnos al sexo femenino, la cosa cambia… en un intento de demostrar que el español no es el único idioma al que se puede acusar de sexista (independientemente de que tales acusaciones me parezcan o no una gilipollez), el inglés tiene hasta tres formas de dirigirse a una mujer dependiendo de, agárrense los machos (o las hembras) todxs lxs defensorxs del lenguajx políticamentx correctx, ¡si está casada o no!

Por supuesto, no han tardado en salir voces que claman contra esta distinción y piden que, si el hombre no ha de justificar su estado matrimonial, la mujer tampoco tendría por qué (en este caso estoy de acuerdo: a nadie debería importarle la situación conyugal de una persona, menos aún hoy en día). Pero tranquilos, que hay solución para esto…

No, no estoy casada... es sólo que me gusta enseñar el anillo.

No, no estoy casada… es sólo que me gusta enseñar el anillo.

En resumidas cuentas, en inglés puedes dirigirte a una persona del sexo femenino de estas tres maneras: Ms, Mrs. y Miss; pero, ¿cómo saber que lo estás haciendo correctamente?

Ms (/mɪz/ o /məz/) es la apuesta segura: con esta fórmula, puedes dirigirte a cualquier mujer, sin importar si está casada o no; hay que tener en cuenta que esta forma nunca lleva punto, mientras que Mr. y Mrs. lo pueden llevar, o no.

Mrs. (/ˈmɪsɪz/), sin embargo, se utiliza con mujeres casadas. Los “expertos” recomiendan utilizarlo siempre en contextos muy formales, pero claro, primero hay que averiguar si la señora está o no casada… ¿Y cómo saber que está casada? Bueno, si lo de mirar si lleva alianza no funciona (que ya te digo yo que no), siempre puedes sacar a pasear tus habilidades de Pick Up Artist. Si no aparece el marido y te zurra, entonces es posible que no esté casada. En cuyo caso puedes emplear…

Miss /mɪs/, término cortés para dirigirse a mujeres solteras, aunque de nuevo nos veríamos en la tesitura de saber a ciencia cierta si de verdad tu interlocutora está soltera o no. De nuevo, los “expertos” recomiendan utilizarlo con niñas y adolescentes, pero llegados a esta punto y hablando en serio, lo mejor sería que todos utilizáramos Ms en cualquier circunstancia y se acabarían los problemas.

Usando Miss aquí, aciertas seguro.

Usando Miss aquí, aciertas seguro.

Para terminar, os dejo un enlace a la web de Dave Sperling, Dave’s ESL Café, donde explica más a fondo las posibles combinaciones y variedades de uso de estas fórmulas.

Peace and love!

2 thoughts on “Cuándo usar Mr., Mrs., Ms y Miss

  1. Me ha ayudado mucho. Como observación, menciona que Ms no debe llevar punto pero al final cuando dice: «lo mejor sería que todos utilizáramos Ms. en cualquier circunstancia y se acabarían los problemas.» lo lleva, imagino habrá sido inconsciente.

    Gracias.

    • Pues tienes razón, Alejandro. El subconsciente, que se me apodera XD
      Corregido, gracias. Me alegro de que te haya servido de ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website