La puntuación inglesa (II): Otros signos de puntuación

signos de puntuación - comma sutra

Bienvenidos a una nueva edición de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Continuamos el hilo de la puntuación en inglés. Si la semana pasada veíamos aquellos usos particulares de los signos de puntuación más habituales, hoy nos vamos a centrar en «los otros» signos de puntuación: sin centrarnos en exceso en algunos de los más obscuros u obsoletos, sí vamos a recordar (o incluso descubrir) aquellos que podéis encontrar en más de un texto hoy en día, y que probablemente no sabéis cómo se llaman o incluso para qué se usan.

Arroba o at

La muy popular «arroba» se conoce en inglés simplemente como at o, en su defecto, commercial at. Todos conocéis su uso en las direcciones de correo electrónico, pero este símbolo tiene su origen mucho antes del advenimiento del email, ya que proviene de la palabra latina ad, que significaba literalmente at en inglés, y se empleaba para referirse a los precios. Hoy en día sigue usándose con este sentido, así como en mensajes cortos en los que se quiera emplear at para indicar lugar:

Meet me @ the party. (quedamos en la fiesta)

I bought 3 cucumbers @ 30p each. (Compré 3 pepinos a 3o peniques cada uno)

cucumber

No, no tengo ni idea de cuánto cuesta un pepino. Si me dicen que todos estos valen 30p igual hasta me lo creo.

Ampersand

Seguro que este signo también os suena. En inglés se le conoce por Ampersand y se utiliza con el significado de and (y). Al igual que la arroba, es de origen latino, concretamente deriva de la conjunción et, y de ahí proviene su peculiar aspecto: se supone que el símbolo representa la unión de la e y la t. Vamos, que este símbolo viene a ser el Kamasutra de los signos de puntuación.

He visto posturas del kamasutra más sencillas.

He visto posturas del kamasutra más sencillas.

El nombre en inglés proviene del método que se empleaba para aprender precisamente el significado del símbolo: antaño este símbolo estaba incluído en el alfabeto, al final del mismo, y se solía recitar diciendo «and per se and«, o lo que es lo mismo «&, por sí mismo, significa and«. Con el tiempo, esta explicación (and per se and) acabó convirtiéndose en una única palabra, ampersand.

 octothorpe

Si os estoy haciendo un dictado y de repente os digo que pongáis el signo llamado Octothorpe, probablemente me miréis como si me hubiera convertido en la niña del exorcista y hubiera empezado a hablar en sumerio antiguo. Pero si os digo que este es el nombre que se le da a la popular «almohadilla», la cosa cambia. Este signo, también llamado de forma más sencilla number sign o hash, se utiliza mucho actualmente gracias a las redes sociales y sus hashtags, que dan pie a identificar un tema de conversación en Twitter, Facebook o Instagram, por nombrar algunas de las más populares.

El motivo por el que se le llama number sign en EE.UU. es porque, tradicionalmente, se utilizaba antes de un numeral para indicar el orden (por ejemplo: I’m the #1 poker player in the world). El nombre técnico de Octothorpe surgió, al parecer, de la mente de un empleado de Bell Labs llamado Don MacPherson, que debía ser bastante fan del polivalente atleta Jim Thorpe. La otra parte, la del octo-, proviene obviamente de los ocho puntos del símbolo en cuestión.

Podría haber sido peor. Podrían haberlo llamado "Paul".

Podría haber sido peor. Podrían haberlo llamado «Paul«.

apostrophe

El apóstrofe (in English, apostrophe) es un signo con bastantes usos y del que hasta ahora apenas he hablado. Y voy a seguir sin hacerlo, porque para eso ya tenemos el cómic de The Oatmeal al respecto. Enjoy.

Pilcrow

Este signo se llama Pilcrow, y seguro que os suena de aquellas veces que, sin querer, lo dejáis marcado al usar el Microsoft Word y de repente la página que habíais estado escribiendo se os llena de simbolitos como este; concretamente, uno por párrafo. Y es que el pilcrow se utiliza precisamente para marcar la separación entre párrafos en la escritura, y también se le conoce por Blind P o «P ciega». El nombre pilcrow es un término que proviene del Middle English, y significaba precisamente «párrafo». Este símbolo puede utilizarse en ocasiones para señalar una nota al pie de página, lo que nos lleva inevitablemente a…

asterisk

El asterisco o asterisk, el signo más utilizado como primera opción a la hora de hacer referencia a una anotación o nota a pie de página. Relacionado directamente con este se encuentra…

dagger and double dagger

La dagger y la double dagger. La primera, también llamada obelisk (así que tenemos asterisk y obelisk. Seguro que ya habéis visto el patrón…) se empleaba tradicionalmente para indicar la segunda nota al pie, tras haber señalado la primera con el asterisco. En caso de que hubiera una tercera, se empleaba la double dagger. Hoy en día, es más habitual ver estas notas a pie de página señaladas con numerales.

Hasta donde yo se, Idefix no es un signo de puntuación.

Hasta donde yo se, Idefix no es un signo de puntuación.

Terminamos el análisis de estos signos de puntuación algo más «extravagantes» con uno que, a decir verdad, no he llegado a encontrar ni en mi teclado ni en el apartado de «caracteres especiales» del editor de WordPress con el que estoy escribiendo este post, pero que es relativamente sencillo de plasmar por escrito, si bien nos harán falta un par de signos de puntuación en vez de uno solo. Me estoy refiriendo a…

interrobang

El interrobang se considera un signo no normalizado, y de ahí su ausencia de la mayoría de teclados y procesadores de texto. Como se puede observar, es la combinación de interrogación y exclamación (y se puede representar por «!?» o «?!», a gusto del consumidor). La parte del bang proviene de la jerga de informáticos y editores, que llaman así al signo de exclamación (y si eres informático o editor y no lo llamas así, recuerda que estoy hablando de puntuación in-gle-sa).

El interrobang se emplea para expresar preguntas retóricas, o para mostrar incredulidad, sorpresa o similares sensaciones, en forma interrogativa. Su creador fue el publicista Martin K. Speckter allá por 1962.

La semana siguiente pondremos punto y final al análisis de la puntuación inglesa con toda una creadora de memes por derecho propio. Si con esta pista no sabéis de qué os estoy hablando… lo sabréis en una semana. Espero que el post de hoy os sirva para que tratéis los signos de puntuación menos populares con más cariño, que al fin y al cabo también son personas. Bueno, en realidad, no. Pero estoy divagando..

Nos vemos en una semana. Peace and love!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website