La puntuación inglesa (III): la “Oxford Comma”

Oxford comma

Bienvenidos a una nueva entrada de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Como prometí en el anterior post sobre puntuación inglesa, hoy voy a dedicarme en exclusiva a una figura de la puntuación que no se considera “oficial” en inglés, y que directamente no se usa en español. Estoy hablando de la llamada Oxford comma o serial comma.

La Oxford comma recibe este nombre porque, en sus inicios, su uso formaba parte del manual de estilo de la Oxford University Press. Curiosamente, hoy en día es precisamente el manual de estilo empleado por la prensa escrita anglosajona (el llamado AP Style, o manual de estilo de Associated Press) el que reniega de su uso.

La Oxford comma es, a grandes, rasgos, una coma estilística que se coloca al terminar de enumerar una serie de cosas, justo antes de la conjunción copulativa and. Como he dicho, esto en español es impensable (nadie escribe “salud, dinero, y amor”, por ejemplo), e incluso en inglés, la Oxford comma se considera una puntuación no canónica y, por lo tanto, con tantos defensores como detractores.

comas

De todas formas, recordad que las comas, por lo general, mejor siempre por exceso que por defecto.

Huelga decir que, al hablar de ella en este post, automáticamente me incluyo en el grupo de los defensores. ¿Por qué? Porque el uso de la Oxford comma, a mi parecer, puede suponer todo un mundo de diferencia a la hora de entender determinadas frases y significados. El uso de la Oxford comma para el usuario estándar es totalmente voluntario, pero, ¿quién no querría dejar claro exactamente lo que quiere decir en un ejemplo como el siguiente?

Oxford comma

La imagen habla por sí sola. Los detractores de la Oxford comma afirman que aclarar el malentendido sería tan sencillo como reescribir la frase (sí, los rephrasings son como el fan ese de Barón Rojo, siempre están allí) de la siguiente manera: We invited JFK, Stalin and the strippers. En cualquier caso, no me quiero imaginar la juerga que se montarían.

Y vosotros, ¿estáis a favor o en contra de la Oxford comma? Podéis posicionaros, como si de un debate entre Rivera e Iglesias se tratara, en nuestro Facebook o en nuestro Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website