Veni, vidi, traduci: nombres propios en los cómics de Astérix

Personajes de Astérix

Bienvenidos a un nuevo post de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Cuando era un crío, los cómics de Astérix eran un divertimento más junto con los de Mortadelo, Tintín, Zipi y Zape y superhéroes varios. Más tarde empecé a darme cuenta del componente paródico que tenía cada uno de estos álbumes individuales. Los retratos, plagados de estereotipos, que los cómics (o “tebeos”, como decíamos entonces…) de Astérix hacían de todos los países europeos (y algunos de tierras más lejanas) y sus habitantes eran en gran medida la razón por la que eran tan divertidos. Cuando empecé a interesarme en serio por los idiomas, y más concretamente por el inglés, comencé a plantearme lo difícil que debía ser traducir cada uno de estos tomos al idioma de cada país.

Con tiempo (algo de lo que no dispongo), me gustaría hacer un análisis pormenorizado y comparativo de la adaptación de uno de mis volúmenes favoritos, el de Astérix en Bretaña (Astérix chez les bretons, 1966), del original en francés a sus respectivas versiones en inglés y español. El nivel de detalle de los juegos de palabras y la plasmación que Goscinny y Uderzo hicieron de los tópicos de lo que es hoy en día Reino Unido (o Gran Bretaña, que no es lo mismo. A saber…) merece no una entrada, sino una serie completa en este blog. Pero, como digo, para tamaña tarea necesitaría más tiempo del que dispongo actualmente, así que ahí lo dejo para el futuro. O por si algún otro bloguero se anima a recoger el guante.

En cualquier caso, y para que empecéis a haceros una ligera idea de por dónde van los tiros, os dejo hoy una entrada más general, pero igualmente relacionada con Astérix y Obélix. En ella voy a examinar la forma en que se tradujeron los nombres de los principales personajes de Astérix al inglés y al español, metiendo algún otro idioma por el camino.

Para empezar, un patrón que seguramente los lectores de Astérix ya habréis observado sin necesidad de profundizar en absoluto: los nombres de la mayoría de los habitantes de la aldea gala (que resiste, ahora y siempre, al invasor) terminan en -x. Esto va a mantenerse en general en las traducciones al español, inglés y otros idiomas de la Europa Occidental y Estados Unidos. En los países bálticos y Europa del este, donde no existe la letra “x”, este sonido se sustituye por -ks.

Y, tras esta larga introducción, vamos al tema. Espero que os guste.

Astérix

Al popular protagonista de la serie, este galo pequeñito y rubio se le conocía de la misma manera en el original en francés. El origen del mismo, el símbolo tipográfico del asterisco, ya lo explicamos en su día en esta entrada. Este mismo nombre se mantuvo en inglés (quitándole la tilde) y en la mayoría de adaptaciones del cómic a otros idiomas.

Obélix

Obélix

Al igual que Astérix, su nombre proviene de otro símbolo tipográfico que también vimos en el mismo post. El nombre no es casualidad, ya que si el asterisco indicaba una nota al pie de un texto, el “obelisco” se utiliza para referirse a una segunda nota al pie. Y todos sabemos que Obélix es el inseparable compañero de Astérix, en una figura humorística muy típica también a lo largo de la historia de la comedia, sobre todo en medios visuales: la pareja de protagonistas muy diferentes entre ellos físicamente, normalmente uno gordo, grande y fuerte, y el otro delgado, más ágil y rápido. Un obelisco es también un monumento de gran tamaño, lo que concuerda con la inmensa talla de este co-protagonista de la serie. El nombre de Obélix se mantuvo también en la mayoría de traducciones.

Idéfix

Idéfix

El pequeño perrito de Obélix se llamó así en el original en francés, un nombre que proviene de idée fixe, o “idea fija”, y que hace referencia al carácter obstinado y testarudo del can en cuestión. El mismo nombre se mantuvo en algunos álbumes de Astérix en español, mientras en otros se españolizaba aún más hasta convertirse en “Ideafix“. En inglés se optó por usar un pun, o juego de palabras, llamando al perro Dogmatix. El adjetivo dogmatic hace referencia a alguien que expresa sus ideas como si fueran una verdad irrefutable. Como habréis observado, este adjetivo contiene la palabra dog (perro), creando así un sencillo, pero efectivo, juego de palabras.

Abraracúrcix

Abraracúrcix

La decisión de mantener el nombre sin hacer demasiados cambios en español llevó a veces a que el significado original del mismo se perdiera en la (no) traducción. Este es el caso del jefe de la aldea gala, Abraracúrcix. Os reto a que me digáis qué significa eso en español. En francés, el personaje se llama Abraracourcix, que proviene de la expresión tomber sur quelqu’un à bras raccourcis, es decir, atacar a alguien con violencia. De ahí que, en algunos tomos de la serie en español, el apelativo se cambiara por el más reconocible “Abrazopartídix“. A pesar de esto, el sustantivo original se mantuvo en la mayoría de ocasiones.

En inglés británico se optó por modificar el patronímico a Vitalstatistix, en un juego de palabras con las estadísticas del registro civil referentes a bodas, divorcios, nacimientos y defunciones  (Vital Statistics). Esta expresión es también una forma coloquial de mencionar las medidas corporales de una persona, en lo que vendría a ser una referencia al tamaño del orondo Abraracúrcix.

El personaje se denominó Macroeconomix en inglés americano, mientras que en las versiones cinematográficas también se cambió su nombre: en la versión inglesa de Astérix el Galo (Astérix le Gaulois. Ray Goossens, 1967) se llamó Tonabrix (de ton of bricks, una tonelada de ladrillos, en una nueva referencia a su peso). El doblaje estadounidense de Astérix: el Golpe de Menhir (Astérix et le coup du menhir. Philippe Grimond, 1989) lo designaba como Bombastix. En catalán se le dio un nombre más cercano al original francés, al menos en significado: Copdegarròtix, que significa “garrotazo”.

Golpederémix, primo lejano de Abraracúrcix.

Panorámix

El druida de la aldea también mantiene en español el mismo apelativo que en francés. En este caso, además, se trata de una palabra reconocible. En inglés se renombró a Getafix, que no tiene nada que ver ni con el término original ni con el municipio madrileño. Get a fix significaría “chutarse” u “obtener una dosis” de droga. Resulta un tanto sorprendente semejante nombre en un personaje de un cómic claramente familiar y para todos los públicos. La referencia a la poción mágica está clara, y ya en cómics como el mencionado Astérix en Bretaña o Astérix y los Normandos (1967) se equipara su uso con el dopaje.

Que la expresión get a fix pudiera interpretarse como “hacerse a la idea” o “averiguar algo” no bastó en algunas versiones inglesas para mantener este polémico calificativo. Así, la aparición del druida en formato de viñeta periodística durante los años 70 vio su nombre cambiado a Readymix, que era el nombre de una popular empresa fabricante de cemento en Reino Unido (product placement, anyone?). El motivo fue, precisamente, que un nombre como Getafix no se consideraba adecuado para los niños.

Otros apelativos que se le han dado al venerable druida han sido Magigimmix, en inglés americano (de magic gimmicks, o “trucos de magia”), o Vitamix, en el ya mencionado doblaje estadounidense de Astérix y el Golpe de Menhir. En la versión inglesa de la película Astérix, el Galo se conservó el original francés, Panoramix (sin la tilde española, claro).

Asurancetúrix

Asurancetúrix

El popular bardo de la aldea, famoso por acabar siempre aporreado por el herrero Esautomátix, es un caso similar al del jefe Abraracúrcix. Del francés Assurancetourix, epíteto que viene de la voz Assurance tous risques, o “seguro a todo riesgo”, Asurancetúrix no significa nada en castellano. En algunos tomos en español, este nombre se cambiaría a una adaptación más literal, “Seguroatodoriésguix”, que sin embargo nunca llegó a cuajar. Otra traducción que se empleó fue la de Asegurancetúrix, más parecida a la que se usó en catalán (Assegurançatórix), pero también de escaso arraigo.

En inglés británico se optó por un nombre propio que estuviera relacionado con la principal característica del personaje: su horrible voz. Así, se optó por llamar al bardo Cacofonix, derivado de la palabra cacophonic, que hace referencia a una acumulación de sonidos discordantes y desagradables.  De nuevo, las versiones cinematográficas verían cambiar de nombre al personaje: Stopthemusix se llamaría en Astérix el Galo (de stop the music, o “para la música”), y Franksinatrix en El Golpe de Menhir. Sin comentarios. La adaptación estadounidense del cómic también cambió el nombre del bardo por el de Malacoustix, siguiendo el juego con su presuntamente espantoso canto.

Asurancetúrix

“Supongo que no estáis preparados para esto….pero les encantará a vuestros hijos”.

Karabella

Karabella

La esposa de Abraracúrcix se llama en la versión original francesa Bonnemine, que proviene de la expresión faire bonne mine, “poner buena cara”. La adaptación española es adecuada, aunque me quedo con las versiones inglesas, por maliciosas. En inglés británico fue Impedimenta. Se especula con dos posibles orígenes del nombre. Por un lado, la más obvia, la voz inglesa impediment, que significa “obstáculo” o “impedimento”. Si habéis leído Astérix sabréis que, aunque lejos de ser un obstáculo en la carrera política de Abraracúrcix (Karabella es mucho más ambiciosa que él, y en más de una ocasión le ha echado en cara no sacar todo el partido a su influencia como jefe de la aldea. Algo de lo que ella, como “mujer del jefe”, sí se aprovecha siempre que tiene ocasión), se podría decir que lo es en cuanto a la vida relajada que al orondo jefe le gustaría llevar en su aldea.

Karabella jefa

La llaman la Inés Arrimadas gala.

La segunda teoría es que su nombre viene del latín, donde impedimenta era una voz militar que hacía referencia a la equipación. En este caso, se podría sobreentender la traducción en inglés del término latino, baggage, que se puede aplicar de forma despectiva con la idea de “obstáculo” o “carga” antes mencionada.

En inglés americano se optó por una traducción más cercana al francés original en cuanto a significado, pero también con su buena dosis de mala uva en su doble lectura: Belladonna. Este nombre, además de ser el de una conocida actriz porno de principios de siglo, significa “hermosa mujer” en italiano. Lo que tal vez no sepáis es que así se llama una planta muy utilizada en la industria cosmética de la que se dice también que, como la mandrágora, era parte imprescindible de los conjuros y pociones de brujas y magos varios. Se trata, además, de una planta altamente venenosa. Así que ya veis… dobles sentidos everywhere.

Edadepiédrix

Edadepiédrix

El miembro más anciano de la aldea gala y, en esta ocasión, una adaptación al español divertida y muy adecuada, en mi opinión. En francés, el venerable personaje se llama Agecanonix, que viene de âge canonique, expresión que significa “edad muy avanzada”.  Para la edición en inglés británico se optó por una adaptación que jugaba también con la edad del irritable abuelete, Geriatrix. En inglés americano, al anciano se le conoce como Arthritix.

Ordenalfabétix

Ordenalfabétix

Del nombre original en francés, Ordralfabétix. Una buena adaptación en este caso para el pescatero del pueblo. La expresión en francés Ordre alphabétique significa “orden alfabético”, y se puede ver claramente reflejada en el sustantivo español.

En inglés, sin embargo, se optó una vez más por un mote que enlazara con las características del personaje, y se optó por Unhygienix, en clara referencia a la falta de higiene o limpieza del pescatero, a la que siempre se hace referencia en los cómics. Uno de los gags recurrentes en los mismos es el del herrero acusando a Ordenalfabétix de vender pescado poco fresco o, directamente, podrido. Normalmente este intercambio de impresiones suele acabar en pelea multitudinaria. En el film El Golpe de Menhir, el nombre se cambió, para variar, al más burdo y evidente Fishstix (de fish sticks, palitos de pescado).

Yelosubmarín

Yelosubmarín

La esposa de Ordenalfabétix coge en español esa transcripción literal de la famosa canción de los Beatles, Yellow Submarine, que ya tenía el original francés, Iélosubmarine. Aunque diversas variantes de este mismo juego de palabras se utilizaron en la mayoría de traducciones a otros idiomas, en inglés se apostó por continuar la broma empezada con el nombre de su marido y, siguiendo con el tema de la falta de higiene, se la llamó Bacteria. Como curiosidad, el primer cómic de Astérix donde aparece este personaje es el de Astérix en Hispania (1969).

Esautomátix

Esautomátix

Y para terminar, el famoso herrero que siempre está metiéndose con Ordenalfabétix y aporreando a Asurancetúrix. De nuevo, el nombre francés es una contracción; en esta ocasión, de c’est automatique, expresión que significa “es automático” y que se contrae en el nombre del personaje, Cétautomatix. Como véis, la traducción al español sigue el mismo camino, como también las demás versiones en otras lenguas autóctonas: Esautomàtix en catalán (tan sólo cambia la tilde, como véis) y Zetautomatix en vasco.

En la adaptación inglesa decidieron no comerse demasiado la cabeza y lo llamaron Fulliautomatix. Este juego de palabras con la expresión fully automatic significa “totalmente automático”.

El universo de Astérix tiene muchos más personajes, pero estos son los principales. Y vosotros, queridos yentelmaniacs, ¿Leéis o leíais a Asterix? ¿Os gustaba? ¿Recordáis algún nombre aparte de los de esta lista que os llamara la atención? Pues ya sabéis qué hacer, compartirlo con nosotros en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter o en nuestro perfil de Bloguers. Peace and love!

2 thoughts on “Veni, vidi, traduci: nombres propios en los cómics de Astérix

    • Muchas gracias, Formate Mataró. Como siempre, un placer tener a profesionales de la enseñanza por aquí. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website