Reservations (I): TripAdvisor

Reservations TripAdvisor

Bienvenidos a una nueva entrega de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Para el que no lo sepa, acabo de volver de Amsterdam y en pocos días, me marcho a Cardiff por motivos de trabajo. Por supuesto, en el viaje a Cardiff voy a necesitar hacer uso de mi inglés, pero en mi fin de semana holandés tuve la ocasión de comprobar una vez más que, en Europa, el inglés está a la orden del día como segunda lengua. Y dado que la mejor forma de aprender, mejorar y/o reforzar un idioma es la inmersión lingüística, en la entrada de hoy y a lo largo de al menos dos más, voy a intentar explicar el proceso a seguir para organizar un viaje a un país extranjero, incluyendo la posibilidad de tener que enviar un email o carta formal para efectuar una reserva.

¿He dicho ya que viajar al extranjero es imprescindible para poder aprender un idioma en condiciones? Por si esto no fuera suficiente, no me queda sino recordar que el trabajo obligatorio que les pongo a mis alumnos de segundo consiste precisamente en eso, en diseñar un viaje de lujo y explicar el proceso. Así que, alumnos míos, atended bien, porque aquí puede estar la llave de vuestra salvación.

Es una llave grande y pesada, sí.

Es una llave grande y pesada, sí.

Lo primero que hay que hacer cuando se quiere viajar a un país cuyo idioma no es el nuestro (y vamos a pensar ya específicamente en el inglés, porque al fin y al cabo lo hablan en todas partes) es planificar en mayor o menor medida el viaje. Atrás quedan los tiempos en los que viajar a Reino Unido era una odisea, no digamos ya cruzar el charco hasta Estados Unidos (bueno, esto sigue siendo complicado con tanta paranoia post 11-S….).

Por si acaso id preparándoos...

Por si acaso id preparándoos…

Pero bueno, el caso es que hoy en día, viajar al extranjero es más fácil que nunca. No sólo las compañías aéreas de bajo coste han puesto el viajar en avión al alcance de todos los bolsillos (aunque esto implique ir de pie en el avión o pagar por mear, por no mencionar las ya abusivas tasas por llevar equipaje, pagar con tarjeta, etc… Vamos, que de Low Cost sólo les queda el nombre) sino que existen en Internet infinidad de opciones para que cualquiera pueda planificar su viaje sin necesidad de recurrir a las agencias de viaje tradicionales.

Próximamente en todos sus vuelos low cost

Próximamente en todos sus vuelos low cost

En el post de hoy (y siguientes) voy a analizar de forma somera, amena y resumida, al más puro estilo Yentelman, algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de planificar un viaje, incluyendo cómo rellenar un formulario de reserva, escribir un email formal al hotel o a una agencia de viajes del lugar de destino (por si queréis reservar una visita guiada, por ejemplo…), sin olvidar mencionar unos cuantos buscadores que puede que no conozcáis (o sí), pero que seguro que os servirán de ayuda.

Para empezar, voy a hablar de mi página web de referencia siempre que voy de viaje: TripAdvisor. TripAdvisor es una página del grupo Expedia (donde, por cierto, trabaja el SEO de este su blog amigo, Oskar) en la que los propios clientes de hoteles, atracciones y restaurantes recopilan críticas, comentarios y, lo más importante a mi parecer, fotos reales de los sitios en los que han estado. De este modo, uno puede comprobar si las habitaciones de determinado hotel son más tirando a clásicas o de corte moderno, si tienen bañera o ducha, o si el sitio ese en el que habías reservado y que tan bién lucía en las fotos corporativas es en realidad una antesala al noveno círculo del mismísimo infierno.

TripAdvisor: También hay un búho

También hay un búho

En esta web también puedes encontrar un buscador (de vuelos, hoteles, etc), foros e infinidad de recursos adicionales, incluyendo enlaces a las numerosas webs del grupo Expedia (que incluyen desde afiliados más lógicos como cruceros hasta páginas de venta online de zapatos). TripAdvisor, como toda web potente orientada al gran público, está disponible en español; no obstante, y dado que se trata de un sitio originalmente estadounidense, la mayoría de los artículos y críticas están en inglés. Sí, existe la opción de traducir automáticamente dichas críticas a tu propio idioma, pero… para ello la web utiliza Google Translate, y con eso está todo dicho.

Google Translate es el Diablo

Gran jefe, gran cascada. ¡Jau!

Gran jefe, gran cascada. ¡Jau!

El uso de TripAdvisor es bien sencillo: se introduce el nombre del lugar al que vayas a ir en el buscador, y se abrirá todo un mundo de posibilidades. Podrás buscar entre hoteles, B&Bs (Bed and Breakfast), apartamentos, lo que ellos llaman «speciality lodging» (alojamientos que no se ubican en ninguna de las alternativas antes mencionadas y que pueden ir desde el más cutre hostal que te puedas imaginar hasta un castillo de cuento de hadas habilitado como hotel); restaurantes, atracciones turísticas… además de esto, cada ciudad/pueblo/región/etc tiene un anexo con artículos escritos por los usuarios en los que éstos comentan acerca de cosas tan dispares como el tiempo, cuándo viajar, cosas a tener en cuenta una vez allí, rutas específicas, e incluso costumbres locales, educación y modales o si hay que dejar propina en los sitios o no.

Por ejemplo.

Por ejemplo.

Aunque TripAdvisor sigue siendo mi recurso favorito para buscar información sobre hoteles y restaurantes, hay otros aspectos en los que sigo prefiriendo a la competencia. Por ejemplo, Lonely Planet ofrece mucha información sobre viajes a lugares remotos (sin ir más lejos, o mejor dicho, yendo todo lo lejos posible, podemos encontrar bastante información para viajar a la Antártida, info que en Tripadvisor no aparece) y existen buscadores de vuelos más eficaces y completos que el de TripAdvisor. Sobre esto hablaremos en las entradas posteriores.

Hasta entonces, peace and love!

3 thoughts on “Reservations (I): TripAdvisor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website