10 nursery rhymes para que soñéis con los angelitos

Nursery Rhymes

Bienvenidos a una nueva edición de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Si os acordáis, no hace tanto tiempo que os ofrecí aquí unos cuantos trabalenguas en inglés para que practicarais speaking. De forma similar, pero pensando esta vez en los que, como yo, tenemos críos, pensé que estaría bien compartir algunas de las más populares nursery rhymes en inglés.

Las nursery rhymes son algo así como canciones de cuna, aunque pueden ser también poemas (un término más específico para las canciones de cuna propiamente dichas es lullaby. Pronúnciese /ˈlʌləbaɪ/). Lo que está claro es que están dirigidos a niños. Aun así, a la hora de aprender inglés, ya he comentado en más de una ocasión que no es mala idea utilizar material con una orientación infantil para tal fin.

10 Nursery Rhymes y su historia.

Antes de empezar, y con dedicatoria especial a mi amigo Raude, tan sólo mencionar que la expresión nursery rhymes no empezó a utilizarse hasta finales del siglo XVIII / principios del XIX. Las primeras nursery rhymes registradas en lengua inglesa datan de mediados del siglo XVI, y muchas son más oscuras de lo que realmente parecen. Como los cuentos infantiles tradicionales, estas primeras versiones no parecen muy adecuadas para los niños, la verdad. Pero mejor veámoslo:

Eeny, Meeny, Miny, Moe

Eeny Meeny miny moe

Un auténtico clásico de las nursery rhymes, con más versiones que patas tiene un ciempiés. Como si de Troy McClure se tratara, tal vez la recordéis por ser la rima que utilizaba Negan en The Walking Dead, justo antes de reventarle la cabeza a Glenn (sí, ya sé que en la serie escamocha también a Abraham, pero yo soy más del cómic).

Como os podréis imaginar, se utiliza para contar y elegir en los juegos infantiles. Según la Wiki, una versión actual bastante utilizada en inglés es la siguiente:

Eeny, meeny, miny, moe,
Catch a tiger by the toe.
If he hollers, let him go,
Eeny, meeny, miny, moe.

Tanto si habéis visto TWD en español como si no, seguro que la habéis identificado también en nuestro idioma. En efecto, es la de “pito, pito, gorgorito”. La primera versión de esta rima apareció en 1815 en Nueva York, pero las similitudes empiezan y acaban en el ritmillo. Ya hemos dicho que existen cientos de variantes y, en el caso de la original, empezaba con las palabras “Hana, man, mona, mike“.

Como ya hemos comentado, la mayoría de estas nursery rhymes no son tan inocentes como parecen. En el caso que nos ocupa, en 1888 se cantaba una variante que hoy en día ha teñido de polémica a la versión actual, al tener connotaciones racistas. El problema estribaba en sus dos primeros versos, donde se contemplaba la posibilidad de agarrar a un negro por el dedo del pie, usando la palabra maldita: nigger.

Eeny, Meeny, Miny, Mo,
Catch a nigger by his toe.

Por si Negan, Lucille y la coplilla racista no os han dejado finos, veamos una versión un poco más ligera. Sing along and repeat after me!

Five Little Monkeys

Five little monkeys

Una de las nursery rhymes más populares es esta de los cinco monitos que saltaban en la cama. Como la anterior, se utiliza para enseñar a los niños a contar. Se suele acompañar de gestos acordes a la letra de la canción. En español existen varias versiones con cinco monstruitos, cinco monitos, cinco patitos, etc. Su letra dice así:

Five little monkeys jumping on the bed,
One fell down and bumped his head,
Mama called the doctor and the doctor said,
“No more monkeys jumping on the bed!”

La canción continúa con cuatro, tres, dos y un monito, hasta que ya no queda ninguno. Y concluye:

No little monkeys jumping on the bed,
None fell down and bumped their head,
Papa called the doctor and the doctor said,
“Put those monkeys right to bed!”

Como de costumbre, tenemos historia oscura (no pun intended) detrás de la rima. De nuevo, el racismo está detrás de la controversia. Y no sólo porque monkeys sea una palabra que suele utilizarse de forma ofensiva para referirse a personas de raza negra. Al parecer, el origen de esta nursery rhyme está en la canción de 1900, Shortnin’ Bread, una tonada con reminiscencias de las que se cantaban en las plantaciones de algodón sureñas durante la época de la esclavitud, y que incluye además los epítetos nigger y darkies. Concretamente, su primer verso dice así:

Two little niggers
Lyin’ in bed
One of ‘em sick
An’ de odder mos’ dead.
Call for de doctor
An’ de doctor said,
“Feed dem darkies on shortenin’ bread”

No deja de resultar irónico que la original Shortnin’ Bread haya tenido infinidad de versiones a cargo de grupos muy diversos, amén de numerosas apariciones en cine y televisión y, sin embargo, a muchos les ofenda más la versión edulcorada y actualizada de los cinco monitos por este presunto “origen racista”. En fin, fuck logic y esas cosas. Personalmente, me resulta mucho más horripilante la historia detrás de esta otra versión de la canción:

Five little monkeys swinging in a tree,
Teasing Mr. Alligator “Can’t catch me!”
Along came Mr. Alligator quiet as can be,
And snatched that monkey out of that tree!

Aunque no he podido comprobar la veracidad de la misma, parece ser que esta versión hace referencia a la caza de caimanes (el Mr. Alligator de la canción), que era muy lucrativa a principios del siglo XX. Según parece, los cazadores utilizaban como cebo a los bebés de los esclavos. El término alligator bait se usó como insulto a los niños de raza negra hasta bien entrados los años 60. Mal cuerpo se me ha quedado, leñe.

Humpty Dumpty

Humpty_dumpty

Un post sobre nursery rhymes en inglés no estaría completo sin la de este huevo cabezón que atiende por Humpty Dumpty. La variante más conocida data de 1954, y dice así:

Humpty Dumpty sat on a wall,
Humpty Dumpty had a great fall.
All the king’s horses and all the king’s men
Couldn’t put Humpty together again

La primera versión tiene su origen en 1797, y la temática no ha variado mucho desde entonces. Aunque en ningún momento se menciona que Humpty Dumpty sea un huevo, se cree que esto es debido a que la rima original estaba planteada como acertijo. En cualquier caso, el libro de Lewis Carroll, Through the Looking Glass (1871), lo dejó claro unos años más tarde. En esta secuela de Alicia en el País de las Maravillas, el personaje de Humtpy aparece representado como el huevo que es en una de las ilustraciones del libro.

Existen numerosas teorías respecto al origen de la rima y de su protagonista. La más conocida afirma que Humpty Dumpty era un cañón gigantesco que se utilizó para derribar las murallas de la ciudad inglesa de Colchester en 1648, durante la  Guerra Civil inglesa. También los hay que afirman que el nombre hace referencia al rey inglés Ricardo III, que era jorobado.

Como curiosidad, mencionar que Humpty Dumpty se ha utilizado para demostrar la segunda ley de la termodinámica. Algo relacionado con la entropía y el hecho de que, una vez roto, Humpty no puede volver a reconstruirse. No sé, que yo soy de letras.

Itsy Bitsy Spider

Itsy Bitsy Spider

Los que seáis padres, probablemente hayáis escuchado esta canción en español de la mano del señor Cantajuegos y sus alegres trovadores. En Español se conoce como “La Araña Patas Flacas”, y en inglés británico y australiano, como Incy Wincy Spider. La variante más habitual en la mayoría de países cuenta la historia de una araña que subió a un canalón, vino la lluvia y se la llevó. Y vuelta a empezar.

The itsy bitsy spider climbed up the waterspout.
Down came the rain
and washed the spider out.
Out came the sun
and dried up all the rain
and the itsy bitsy spider climbed up the spout again.

La primera versión de esta cancioncilla data de 1910, fecha en la que apareció publicada en el libro Camp and Camino in Lower California. En ella se utilizaban las palabras blooming y bloody para describir a la araña. El poema original estaba dirigido a adultos y, como la mayoría de nursery rhymes, tenía un doble sentido. En este caso, se trataría de una alegoría de la lucha de las clases más desfavorecidas. La araña del cuento sería el proletariado, que intenta ascender en la escala social. El canalón representa el llamado “Sueño Americano”, y la lluvia son las clases altas que impiden el ascenso de los más desfavorecidos. El sol, por su parte, simboliza la falsa esperanza que se le suele dar al trabajador, para que siga esforzándose en pos de un objetivo inalcanzable.

No sé por qué, lo primero que me ha venido a la cabeza mientras escribía este último párrafo ha sido el chalet de cierta pareja de políticos que se las dan de Marxistas…

Little Boy Blue

Little Boy Blue

En esta ocasión voy a comentar una canción de cuna que no es tan conocida en español. De hecho, es posible que si alguien reconoce el título sea debido a la miniserie británica del mismo nombre (un drama acerca del asesinato del niño de 11 años Rhys Jones en Liverpool); a la canción de Harry Chapin, Cat’s in the Cradle, o su adaptación (superior, en mi opinión) a cargo de Ugly Kid Joe; o incluso a la aparición del personaje en el comic Fables, de Bill Willingham.

La primera versión publicada se remonta a 1744, pero se cree que ya aparecía una variante en King Lear de Shakespeare (que data de 1606). Una versión habitual de la nursery rhyme es la siguiente:

Little Boy Blue, come blow your horn,
The sheep’s in the meadow, the cow’s in the corn.
But where is the boy, who looks after the sheep?
He’s under a haystack, he’s fast asleep.
Will you wake him? No, not I,
For if I do, he’s sure to cry.

En cuanto al doble significado que aparece en casi todas las nursery rhymes, en esta ocasión también está presente, aunque es algo menos tétrico que en otras. Se cree que el protagonista de la canción hace referencia a un tal cardenal Thomas Wolsey, un personaje histórico del siglo XVI que no contaba con demasiadas simpatías por su carácter arrogante y egoista. La mención a las ovejas se debe a que Wolsey era hijo de un carnicero, pero habría medrado hasta convertirse en un acaudalado miembro de la iglesia de su época. Acabó siendo condenado por traición y sentenciado a muerte, pero falleció por causas naturales antes de que lo ejecutaran.

London Bridge Is Falling Down

London bridge is falling down

Y, tras Little Boy Blue, vamos de nuevo a territorio conocido. Seguro que, quien más, quien menos, conoce la canción infantil “Este puente va a caer”. Pues bien, es la versión en castellano del London Bridge is Falling Down que nos ocupa. Aunque la canción tiene múltiples variantes, la más conocida empieza así:

London Bridge is falling down,
Falling down, falling down.
London Bridge is falling down,
My fair lady.

Como véis, no parece tener nada de especial. Cuatro versos cortos, sencillos, con no demasiado trasfondo, ¿no?

Pues no, claro. Se cree que el origen de la canción no es británico, ya que hay tonadillas similares en otros países muy anteriores a la primera versión inglesa de la que se tiene constancia. Dicha versión apareció por primera vez en el tomo recopilatorio Tommy Thumb’s Pretty Song Book, en 1744 (al igual que Little Boy Blue, por cierto).

Aunque muchos defienden que no hay que buscarle tres pies al gato, y que la canción se limita a narrar las dificultades que conllevó la construcción del puente de Londres, hay teorías para todos los gustos acerca del tema que realmente trata esta nursery rhyme. Algunas de ellas, por cierto, bastante truculentas. Desde la destrucción del puente a manos del rey Olaf II de Noruega, hasta los daños que sufrió el mismo durante el gran incendio de Londres en 1666, la más cruenta es sin duda la que habla de los supuestos sacrificios de niños, cuyos cuerpos estarían enterrados en los cimientos del puente.

Al parecer, una antigua leyenda afirmaba que el puente se derrumbaría a menos que se realizara un sacrificio humano y se enterrara el cuerpo en la base del mismo. Se cree que el puente está protegido por el espíritu de uno de estos niños enterrados, en ocasiones aún vivos, en los cimientos del Puente de Londres. Se dice que la fair lady a la que se hace referencia en el último verso de la primera estrofa podría ser una joven de la familia Leigh (antiguos propietarios del Parque Stoneleigh) que fue sacrificada de esta manera.

Mary Had a Little Lamb

Mary had a Little Lamb

Esta nursery rhyme fue inicialmente un poema escrito por Sarah Josepha Hale en 1830, aunque diversas fuentes atribuyen los primeros versos a John Roulstone. Al contrario que en la mayoría de nursery rhymes, y sin que sirva de precedente, no hay muertos, desgracias o personajes de dudosa reputación tras el significado original de la canción. La poesía está inspirada en la historia real de Mary Sawyer quien, cuando era niña, llevó un corderito a clase a instancias de su hermano.

Como es de imaginar, la presencia del animalito causó bastante conmoción. Casualmente, ese día se encontraba de visita en la escuela el sobrino del Reverendo Lemuel Capen, John Roulstone. A Roulstone le divirtió el incidente, y se dice que al día siguiente fue a visitar a Mary con los primeros versos del poema:

Mary had a little lamb,
Its fleece was white as snow;
And everywhere that Mary went
The lamb was sure to go.

Poco tiempo después, el compositor Lowell Mason añadió repeticiones a los versos y los convirtió en la nursery rhyme tal y como la conocemos hoy:

Mary had a little lamb,
little lamb, little lamb,
Mary had a little lamb
whose fleece was white as snow

Three Blind Mice

3-blind-mice

Los tres ratones ciegos que protagonizan esta rima aparecieron por primera vez, música incluida, en el libro de 1609 Deuteromelia or The Seconde part of Musicks melodie. La versión actual dice lo siguiente:

Three blind mice. Three blind mice.
See how they run. See how they run.
They all ran after the farmer’s wife,
Who cut off their tails with a carving knife,
Did you ever see such a sight in your life,
As three blind mice?

En España, los tres ratones ciegos son recordados por su aparición en la peli Shrek (Andrew Adamson & Vicky Jenson, 2001) o, para los más veteranos, por el libro del mismo título de Agatha Christie. Y es que esta nursery rhyme no tiene una versión española estándar. Lo que sí tiene es una historia negra detrás, para variar.

Se cree que los tres ratones ciegos simbolizan a tres obispos protestantes que fueron quemados en la hoguera por la reina María Tudor en 1555. La referencia a la ceguera de los ratones no parece deberse a que la reina (llamada Bloody Mary por los protestantes, me pregunto por qué…) los dejara ciegos antes de quemarlos, sino a sus creencias religiosas, consideradas erróneas por los católicos.

Twinkle Twinkle Little Star

Twinkle Twinkle little star

Supongo que, tras ver el título de la canción que nos toca, estaréis pensando: “Va, señor Yentelman, no me jodas. Es IMPOSIBLE que esta sea una de esas nursery rhymes con demonios, sangre y vísceras”. Y yo os digo que, por esta vez, tenéis razón. Casi.

En efecto, Twinkle, Twinkle, Little Star es, posiblemente una de las canciones de cuna más conocidas, suaves e inocuas que os podáis echar a la cara. Conocida en España como “Estrellita Dónde Estás”, no creo que haya padres que no se la hayan cantado a sus hijos alguna vez. Aunque tiene muchas versiones, la más conocida en inglés empieza con esta estrofa:

Twinkle, twinkle, little star,
How I wonder what you are!
Up above the world so high,
Like a diamond in the sky.

El origen de esta canción de cuna hay que buscarlo en dos fuentes distintas. Por un lado, la letra proviene de un poema de Jane Taylor, escrito en 1806 y titulado The Star. La música, por su parte, corresponde al tema instrumental de 1761 Ah, vous dirai-je, Maman, que posteriormente fue retocado por el mismísimo Mozart.

Y, aunque he dicho que no había historia oscura en el origen de esa canción, hay quien afirma que, si se escucha al revés, la letra de la canción dice I wish there was no Allah, mensaje subliminal que habría llevado a millones de niños por el camino del ateísmo. Estamos ante la primera nursery rhyme satánica de la historia, al parecer. Moríos de envidia, Slayer, Led Zeppelin y demás grupos heavies y rockeros.

Solomon Grundy

Solomon Grundy

Terminamos nuestro listado de nursery rhymes con esta de 1842, cuya letra apenas ha cambiado desde entonces. Registrada por primera vez por James Orchard Halliwell, se utilizaba para que los niños aprendieran los días de la semana.

Solomon Grundy,
Born on a Monday,
Christened on Tuesday,
Married on Wednesday,
Took ill on Thursday,
Grew worse on Friday,
Died on Saturday,
Buried on Sunday,
That was the end,
Of Solomon Grundy.

El nombre del protagonista y, por ende, del título de la poesía, deriva de un plato jamaicano que posteriormente adoptó y popularizó la cocina francesa en el siglo XVII. Y, si no os suena la comida, tal vez sí lo haga el personaje de DC Cómics con cuya foto he ilustrado esta décima rima. Solomon Grundy es un gigantesco zombie con fuerza sobrehumana, habitual de los cómics de Batman, y que suele repetir la nursery rhyme de marras como únicas palabras que salen de su boca.

Aunque no hay una verdadera leyenda negra detrás de la canción, el personaje de Grundy (el original) se fue utilizando para asustar a los niños que se portan mal, como si del “Hombre del Saco” se tratase. Grundy, se decía, volvería un lunes a llevarse a los niños malos. Tal vez de ahí surgió la inspiración para el villano de DC.

Y vosotros, queridos Yentelmaniacs, ¿tenéis alguna canción de cuna preferida? ¿Qué opináis del tétrico origen de muchas nursery rhymes? Contadnos cosas en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter o en nuestro perfil de BloguersPeace and love!