Branding gone wrong: 5 errores de localización de inglés a español

localización Global Branding

Bienvenidos a un nuevo post de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. En nuestra entrada de hoy vamos a hablar de la localización. Si hablamos de idiomas, este término no tiene nada que ver con el GPS, sino más bien con la manera en la que los responsables de marketing tienen que devanarse los sesos para poder adaptar el nombre de su producto, eslogan, etc. al mercado específico en el que lo van a lanzar. Esto no es cosa fácil, y a lo largo de los años nos hemos encontrado con gloriosas meteduras de pata a la hora de adaptar una frase, nombre o marca a nuestro querido idioma español.

5 errores de localización de inglés a español

Ya que este es un blog de inglés, voy a intentar centrarme en los errores de localización (o global branding, international marketing o como lo queráis llamar), más notables en adaptaciones del inglés al español. Ya, ya se que estaréis decepcionados por que no mencione al Misubishi Pajero, pero es que el nombre original no proviene del inglés… Veamos qué cinco marcas merecen estar en este salón de la infamia.

Braniff Airlines

Braniff Logo

Braniff Airlines fue una aerolinea estadounidense que estuvo operando desde 1983 hasta 1990. En 1987 cambiaron sus asientos por unos de cuero, y  lanzaron una campaña en EE.UU. que rezaba Fly in leather. Para trasladar dicha campaña a Sudamérica fueron a lo fácil, la traducción literal. Cualquiera que haya usado Google Translate un par de veces sabrá que la traducción literal no suele funcionar. En este caso, el eslogan de la campaña fue “Vuela en cuero“. Al igual que en España esta frase sonaría, cuando menos, rara, en México pasó lo mismo. No todos los días una aerolínea conmina a sus pasajeros a que viajen desnudos.

“¿Es esta la fila de embarque preferente de Braniff?”

Parker

Parker Pen Logo

La popular marca de plumas y bolígrafos no destacaba especialmente por las mentes pensantes detrás de sus campañas publicitarias. A un eslogan ya poco inspirado como “It won’t leak in your pocket and embarrass you” (algo así como “no goteará en tu bolsillo ni te pondrá en evidencia” o “te avergonzará”) unieron una desafortunada adaptación al español en su lanzamiento a hispanoamérica. México fue, de nuevo, el país que tuvo que sufrir el embarrassing intento de adaptación por parte de alguien que no debía andar muy fino con el inglés. De repente, las mexicanas empezaron a vivir con el miedo de que su nueva pluma les dejara embarazadas. Sí, amigos. El que tradujo el eslogan debió saltarse la clase de false friends y pensó que embarrassed significaba “embarazada”. Esto, con Yentelman, no habría pasado.

pregnant woman

“¿Quién me mandaría a mí meterme esa Parker en el bolsillo?”

Por cierto, parece que la traducción del eslogan era: “no goteará en tu bolsillo ni te embarazará”. False friends 1 – localización 0.

Coors

Coors logo

Cuenta la leyenda que esta marca de cerveza* preparó una campaña en la que animaban al consumidor a “relajarse” con uno de sus brebajes. El eslogan, turn it loose, que significaría precisamente eso, “relájese”. De nuevo, la traducción para el mercado hispanohablante no estuvo demasiado a la altura. Se optó por una traducción con tintes bastante escatológicos, “suéltelo todo”. No se si pensar en la versión en español (de España) de Let It Go o, como se comenta por la red, en diarrea. Aunque nada me gustaría más que esta historia hubiera sido cierta, mis investigaciones han demostrado que, en realidad, la campaña nunca se llegó a lanzar. Lo que no quita para que tomar Coors probablemente tenga el efecto ese de “soltártelo todo”…

Let it go

“Suéltalo, suéltaloooo…”

(*Disclaimer: el autor utiliza la palabra “cerveza” para referirse a Coors en aras de la comprensión, no porque realmente crea que merece ese nombre. Aplíquese lo mismo cada vez que se hable de San Miguel, Cruzcampo y demás sucedáneos).

Ford

Ford

El gigante del automóvil estadounidense la ha cagado con cierta frecuencia en el mundillo de la localización y el global marketing. De hecho, si nos ponemos a mirar qué marcas son las que ostentan más despropósitos en este sentido, los fabricantes de automóviles ganan por goleada. También es verdad que, en muchos casos, el modelo con el nombre polémico no se ha llegado a comercializar en España o, si lo ha hecho, ha sido durante poco tiempo. En el caso que voy a mencionar aquí, corría el año 1976, y Ford presentó este prototipo que veis en la foto. La matrícula lleva el nombre que pretendían darle. Por suerte, como “el Homer”, el coche de Homer Simpson, todo quedó en un susto y el modelo jamás vio la luz.

Ford corrida

Juega en la misma liga que el Mitsubishi Pajero, el Mazda Laputa y el Lexus L-FA

Que sí, que el nombre quería hacer referencia a las corridas de toros, pero en España, a pesar de ser un país con larga tradición taurina, no habría funcionado. Porque otra cosa, no; pero la mente sucia la tenemos un rato…

Perdue Chicken

Perdue Logo

Este nombre probablemente no resulte familiar a los lectores españoles. Sí, de nuevo, a mis yentelmaniacs centroamericanos y sudamericanos. Perdue Chicken es pionera en comercializar un producto como es la carne de pollo y convertirla en marca. Esto no evitó que la traducción de su eslogan al español (It takes a strong man to make a tender chicken, que debería ser algo así como “hace falta un hombre fuerte para hacer un pollo tierno”) se lanzara finalmente en el mercado hispano como “hace falta un hombre duro para excitar a un pollo”.

do not molest ducks

Perdue was here.

Hay casos de traducciones o localizaciones tal vez poco afortunadas que, sin embargo, no han afectado al buen rendimiento de la marca en el país en cuestión. El Chevy Nova, por ejemplo, no se vendió nada mal en Latinoamérica, pese a que la leyenda urbana dice que sí. Y en Argentina, la pasta de dientes Colgate sigue teniendo éxito pese a que parece inducir al suicidio a sus usuarios.

Como ya he dicho, no están aquí casos como los de los muchos coches con nombre “polémico”; algunos otros ejemplos de marcas que no se han llegado a comercializar en España; o traducciones cuyo idioma meta no era el español o el origen no era el inglés. En cualquier caso, los tengo guardados por si algún día me da por hacer otro post de estos. Y, como de costumbre, si queréis compartir con nosotros algún caso de mala localización o traducción que os haga especial gracia, ya sabéis cómo hacerlo: en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter o en nuestro perfil de Bloguers. Peace and love!

2 thoughts on “Branding gone wrong: 5 errores de localización de inglés a español

  1. Si tuviera que describir tu artículo con tres palabras, eligiera “hilarious”, “entertaining” y “educative”. Can’t wait for your next post!

    • Gracias, SkillSaga 🙂
      Por desgracia, mi carga de trabajo ha aumentado últimamente, así que es posible que tenga que dejar pasar más días entre uno y otro post. Ya me está ocurriendo, de hecho… pero seguro que el próximo (¡espero que para este miércoles!) te resulta igual de hilarious, entertaining y educative. Me he vuelto un gran fan de tu Twitter, por cierto. Cheers!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website