Recursos online: Sprout English

Sprout English

Bienvenidos a una nueva entrada de sábado en Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Ya sabéis que los sábados suelo publicar posts transversales sobre diversos temas. Uno de los que suelo tocar es el de los recursos de aprendizaje. El recurso que os quiero presentar hoy no va tanto dirigido a mis lectores habituales como a sus hijos, si los tienen. Se trata de una web que descubrí gracias a Twitter y que me ha venido sorprendiendo con sus materiales orientados a los más pequeños. ¿El nombre de la web? Sprout English.

Sprout English forma parte de Red River Press, empresa canadiense presidida por el fundador de la web, Ben Buckwold, y que se dedica precisamente a la creación de webs y apps educativas. Sprout English surgió a partir de una web anterior llamada English Avenue. Ignoro cómo era antes esta web, pero debo estar de acuerdo con lo que ellos mismos afirman en su web respecto a su nueva cara: beautiful. Con una identidad visual que incluye un logo muy curioso y simpático, y un diseño cuidado, elegante y divertido a la vez, Sprout English busca, en sus propias palabras, to provide a wealth of valuable resources to make teaching easier and learning fun. O lo que es lo mismo, aportar un catálogo de recursos útiles para facilitar la enseñanza y el aprendizaje del inglés de forma divertida.

¿Es una mariquita? ¿Un Teletubbie? ¿Los brotes verdes de ZP? No, es el logo de Sprout English

¿Es una mariquita? ¿Un Teletubbie? ¿Los brotes verdes de ZP? No, es el logo de Sprout English

Para ello, Sprout English ofrece una extensa gama de materiales educativos destinados a niños de 6 a 12 años de edad, con secciones relativas a gramática, vocabulario, fonética, conversación, juegos, etc. Vaya por delante que Sprout English es un servicio de pago, como suele ocurrir con muchos recursos de este tipo (y como siempre digo, NO, no me han pagado para que escriba este post. Ojalá). En este sentido, me recuerda en cierto modo a Busuu, que empezó siendo gratuita pero que hoy en día ha migrado casi todo su contenido al formato premium, de forma que si no apoquinas es difícil que te sirva de mucho. No obstante, Sprout English tiene un gran activo a su favor, que es el motivo por el que estoy hablando hoy de él: su blog.

Contrariamente a lo que la tele nos enseña, no todo el mundo vale...

Contrariamente a lo que la tele nos enseña, no todo el mundo vale…

Como he dicho antes, conocí esta web en Twitter. Los tweets (o “trinos” según mi estimado Ángel Gavín) de Sprout English remiten en muchas ocasiones a entradas de su blog, donde nos ofrecen de forma gratuita infinidad de actividades de todo tipo, adecuadas además a la época del año, para que los más pequeños mejoren su inglés de una forma amena y divertida. Así, podéis encontrar actividades y recursos para Semana Santa, San Valentín, la primavera… incluso una explicación del April Fools’ Day que perfectamente puede servir de complemento a la entrada que este su seguro servidor escribió hace pocos días.

Y cuyo Easter Egg poca gente descubrió...

Y cuyo Easter Egg poca gente descubrió…

A esto hay que añadir su propia cuenta de Twitter como recurso: gestionada por la editora Tanya Trusler, que es además quien se encarga de redactar las entradas del blog junto con su compañera Tara Benwell, el Twitter de Sprout English enlaza no sólo a contenido propio, sino a muchos otros recursos útiles que flotan por la world wide web. De este modo, para poder sacar el mayor partido a la versión gratuita de la web, recomiendo combinar la consulta tanto del blog como del Twitter… un poco al estilo de Yentelman, vaya :p

Además de los tres componentes del equipo de Sprout English que ya he mencionado, completa el poker de ases del site la diseñadora Robyn Shesterniak, que aporta su buen hacer al diseño de las nuevas lecciones.

Y además le gustan los gatos

Y además le gustan los gatos

En definitiva, un recurso útil, práctico y atractivo para los pequeños y también, por qué no, para aquellos mayores que estén buscando aprender inglés de forma sencilla, a un nivel adecuado, pero sin caer en el excesivo infantilismo que caracteriza a muchas hojas de ejercicios (worksheets) de este estilo.

Nos vemos el martes. Peace and love!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website