Penfriends: el amigo americano

penfriends

Bienvenidos a un nuevo post de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Voy a empezar dándole la enhorabuena a nuestra ganadora del sorteo que anunciamos la semana pasada, María Frnk, y de nuevo agradeciendo vuestra participación y apoyo constante. En el post de hoy vamos a hablar de mi amigo americano, un coleguilla al que conocí en un foro dedicado a las MMA (de las que, a estas alturas, ya sabréis que soy ferviente seguidor; hardcore fan, que dicen por allí). El caso es que suelo intercambiar mensajes de cierta longitud con este señor (llamémosle Robert), y desde que lo hago, mi inglés y mi expresión escrita ha mejorado de forma notable. Mi amigo Rob sería lo que en idioma inglés se conoce como un penfriend o penpal, y precisamente de eso os voy a hablar hoy: de penfriends; concretamente, de…

LOS PENFRIENDS Y LA INMERSIÓN LINGÜÍSTICA

Como profesor de inglés, una de las cosas en las que suelo insistir siempre en mis clases (y en muchos de mis posts) es en la necesidad de una inmersión lingüística lo más completa posible para poder llegar a dominar, si no un idioma, al menos sí la competencia comunicativa suficiente como para defenderse en dicho idioma en una situación real.

Exacto, por eso se llama "inmersión". Adivinad quiénes sois vosotros en esta foto...

Exacto, por eso se llama “inmersión”. Adivinad quiénes sois vosotros en esta foto…

Si echamos un vistazo a nuestro país (como ya comenté en uno de mis diez consejos para aprender inglés), vemos que el tema de la inmersión lingüística en España está más chungo que implantar un sistema de prevención de riesgos laborales para los trabajadores de la Estrella de la Muerte: no sólo doblamos y traducimos absolutamente todo (cine, series, libros, cómics, porno…), sino que además somos un país que cuenta con una industria tanto musical como cinematográfica y literaria, todas ellas bastante sólidas en nuestra propia lengua.

Es por ello que intento siempre buscar nuevos métodos para favorecer la inmersión. Además de los obvios que ya mecioné en el post de los consejos (ver cine y series en V.O. con subtítulos en inglés, leer libros y cómics en versión original, etc), uno de los sistemas que mejor vienen a la hora de practicar estructuras nuevas es el de escribir en el idioma meta. Y, ¿qué mejor manera de hacerlo que intercambiando escritos con un hablante nativo? Esto es lo que se denomina penpals o penfriends.

Literalmente, "amigos del boli". Y es que, ¿Quién no iba a querer hacerse amigo de un boli tan molón?

Literalmente, “amigos del boli”. Y es que, ¿quién no iba a querer hacerse amigo de un boli tan molón?

Lo de los penfriends no es nuevo, ni mucho menos: ya hace muchos años que el intercambio epistolar entre personas de distintos países se consideraba una forma más que útil de practicar un idioma. Por suerte para nosotros, para tener un penfriend hoy en día ya no hace falta escribir tediosamente una carta manuscrita, enviarla y esperar dos semanas a que llegue la respuesta, eso si no se pierde por el camino… Una de las ventajas de las nuevas tecnologías (aunque ya sería hora de dejar de llamar “nuevas tecnologías” a cosas como internet o el correo electrónico) es que nos posibilitan estar en contacto directo con alguien que puede estar en el otro lado del planeta, y todo ello con sólo apretar un botón.

Gracias a esto, llevo ya un par de años escribiéndome de forma habitual con el chaval que os mencionaba en la introducción, Robert, un nativo de Baltimore (sí, donde la serie The Wire) al que conocí en el citado foro de MMA y con el que intercambio largas parrafadas en inglés. En este tiempo he notado que no sólo mejoraba mi expresión escrita en general, sino que también lo hacía mi inglés coloquial, mi velocidad y soltura a la hora de expresarme por escrito y, por supuesto, aumentaba mi vocabulario y mi almacén mental de estructuras inglesas, idioms y collocations. Da la casualidad de que mi penpal es un fanático de la automoción y de la informática, con lo que, aun no siendo yo muy aficionado a ninguna de estas cosas, de vez en cuando sale el tema y así adquiero cierto vocabulario técnico que, de otra forma, no sabría por dónde empezar a buscar.

Como por ejemplo, la junta de la trócola.

Como por ejemplo, la junta de la trócola.

En resumidas cuentas, que a veces no es necesario gastarse un dineral en academias, ni recorrerse la red en busca de recursos online, ni siquiera pulirse la paga extra en ese viaje de 15 días a Londres (donde, todo sea dicho, se habla de todo menos inglés…). A veces basta con encontrar a alguien con quien compartas gustos y aficiones, que hable el idioma meta, y a quien le guste escribir.

A continuación, y dando las gracias a la bloguera y traductora Rocío Urban, en cuyo post me inspiré para esta entrada, os dejo algunas webs especialmente dedicadas a encontrar penfriends afines, aunque personalmente no he probado ninguna: yo soy más del sistema tradicional de hablar en foros y blogs, y así vas conociendo gente.

http://www.aj.cz/penfriends/

http://www.globalpenfriends.com/

http://penpalsnow.com/index.html

http://www.penpalworld.com/

http://www.interpals.net/index.php

Como de costumbre, podéis contarnos vuestras experiencias en este campo en los comentarios, en nuestro Facebook, en nuestro Twitter o en nuestro perfil de Bloguers.net.

One thought on “Penfriends: el amigo americano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website