Los 10 consejos de Yentelman para aprender inglés

consejos

Bienvenidos un día más a Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Ya, ya sé que prácticamente todos los blogs del gremio (e incluso algunos que no lo son) tienen una entrada con 5, 10 o 50 consejos para aprender inglés… pero es que se ha convertido en un tema cíclico el que me pregunten, alumnos y amigos por igual, qué les recomiendo para mejorar su inglés. Cuando me volvieron a repetir esta pregunta no hace muchos días, decidí que ya era hora de escribir mi propio post al respecto, y así poder contestar en estas ocasiones con un enlace en vez de repetir el mismo tocho una y otra vez. En mi caso son 10 los consejos que voy a dar, todos ellos un poco “peculiares” y, sin embargo, útiles.

 1. Comprueba tu nivel real.

Los consejos que suelo dar cuando me preguntan por la mejor forma de aprender inglés están todos orientados a intentar conseguir una inmersión lingüística lo más completa posible (cosa harto difícil aquí en España, como analizaré más adelante). Sin embargo, esto tiene que venir precedido de una comprobación somera y exhaustiva del auténtico nivel de inglés que tiene la persona en cuestión. ¿Por qué? Porque si digo (así, en general), “leer en inglés” y con un nivel de principiante te vas a por A Song of Ice and Fire… apaga y vámonos. Por ello, mi primer consejo es que hagas un test de nivel decente y a partir de aquí empezamos a hablar. Podéis encontrar 6 pruebas de nivel de los más prestigiosos centros y universidades en mi post So you Wanna Be a Yentelman? 6 Pruebas de Nivel para ver si estás a la altura. Ahora actualizado con información de 2017.

2. Ten hijos.

O, en su defecto, haz lo que todo padre de familia hace cuando los tiene: olvídate de ver la tele normal y dedícate a los dibujos animados. Como he comentado antes, si tu nivel de partida no es demasiado alto, la mejor forma de practicar el listening probablemente no sea ponerte una peli de Hollywood con subtítulos en inglés, sino empezar por algo más sencillo. Los dibujos animados, al estar orientados a un público infantil, emplean un vocabulario sencillo, frases cortas y una pronunciación clara y bastante neutra en la mayoría de los casos. Entre mis favoritos se encuentran los de Peppa Pig, precisamente por los motivos mencionados y también porque suelen repetir una serie de frases a lo largo de varios episodios, facilitando así la retención. Si vuestro nivel ya es un poco más alto, podéis ir a por las películas de Walt Disney, más adultas y con una trama y vocabulario más complejo. Eso sí, imprescindible verlas con subtítulos en inglés, jamás en español. De esta manera practicaréis reading también, y podéis intentar captar las diferencias entre el diálogo y los subtítulos. Que haberlas, haylas.

No he podido resistirme.

No he podido resistirme.

3. Descubre el noveno arte.

Personalmente, siempre he estado en contra de “estudiar” vocabulario. En mi humilde opinión, puedes aprender el vocabulario básico a base de hincar un poco los codos, pero llegados a un punto… ¿de verdad crees que vas a poder aprenderte un listado con 20 “formas de caminar” y otro con “20 tipos de lluvia”? Sobre todo teniendo en cuenta que en tu país siempre llueve igual (hacia abajo, ¿no?) y que probablemente no vuelvas a ver (ni, por supuesto, utilizar) el 90% de esas palabras jamás en tu vida.

El vocabulario, mis queridos padawans, se adquiere, no se aprende. Y la mejor forma de adquirir vocabulario es leer. Pero, de nuevo, nos encontramos con la putada del nivel. Una buena idea una vez que hayas seguido mi consejo nº 1 son las lecturas graduadas. Pero claro, esas cuestan dinero. A menos que encuentres la forma de pillarlas cual corsario por la red… Así que una opción más asequible (i.e. gratis) y que, en principio, no debería meteros en problemas con la ley son los webcomics. Los hay de todo tipo, género y nivel, y en su día os recomendamos cinco de ellos; pero hay muchos más, buscad y elegid uno que os guste y se adapte a vuestro nivel.

webcomics

Si finalmente optáis por leer libros, no dejéis de consultar primero mis cinco consejos antes de leer libros en inglés. Una vez hecho esto, tenéis unas cuantas lecturas recomendadas aquí y aquí.

4. Cómprate un Kindle.

Como corolario al consejo anterior, os dejo éste que, lejos de querer hacer publicidad del ya de por sí hiperpopular e-reader de Amazon, tiene una razón de ser: dejando de lado el hecho de que un e-reader es menos dañino para los ojos que cualquier dispositivo con pantalla retroiluminada, el principal motivo por el que el Kindle es el dispositivo ideal para vuestras lecturas graduadas no es otro que la posibilidad de consultar de forma instantánea cualquier palabra que se os atragante durante la lectura. Basta con poner el dedo sobre el vocablo en cuestión y el diccionario Oxford monolingüe integrado en el aparato os buscará la definición de dicho término. Si, además, tenéis la WiFi conectada, la búsqueda se extiende a Wikipedia y a un traductor online que espero que no sea el siempre temible Google Translate (no he podido comprobar este punto…). Ahora sí que no tenéis excusa para leer un libro en inglés, que antes con lo de “es que tendría que estar mirando el diccionario en cada línea y tardaría dos días en leer una página” os escaqueábais todos. Ahora, aunque tengáis que usar el diccionario integrado en cada línea, ¡como mucho tardaréis un día, hombre!

Sobre todo, mucha paciencia.

Sobre todo, mucha paciencia.

5. Ve al pub.

Siempre he dicho que la mejor manera de aprender inglés es saliendo de farra en un país angloparlante (echarte pareja nativa es también una buena opción), pero en este caso no me refiero a eso. Uno de los grandes problemas con el que se encuentra el estudiante de inglés en España es el de la posibilidad de intercambiar impresiones en el idioma meta, es decir, el speaking. Para poder solventar este problema, en muchos de los pubs y tabernas de estilo británico que existen en mi ciudad se organizan intercambios de idiomas de forma gratuita, a los que pueden asistir tanto estudiantes de todos los niveles como profesores, nativos y no nativos, con la sana finalidad de compartir unas pintas y algo de conversación en el idioma de Shakespeare. Si en Zaragoza hay varios pubs que ofrecen esta posibilidad, estoy seguro de que en vuestra ciudad también. Informáos y recordad: el miedo no es una opción.

6. Vive cantando.

Lo he dicho en alguna ocasión por aquí, y mis allegados lo saben: soy un ferviente defensor del karaoke como método infalible para aprender inglés. Y es que el karaoke lo tiene todo: practicas al mismo tiempo reading y speaking, mientras que en los ensayos (¡por supuesto que hay que ensayar!) practicarás además listening. De nuevo, es importante perder el miedo y la vergüenza, y sobre todo no pensar que es necesario ir a un garito especializado para practicarlo: en Youtube tienes multitud de canales de karaoke con abundancia de temas gratuitos: KaraFun, The Karaoke Channel, Karaoke on VEVO, Sing King Karaoke… Y si no encuentras el tema que estás buscando en ninguno de estos canales, prueba a escribir el nombre del mismo en la barra de búsqueda, acompañado de términos como “karaoke” o “instrumental”. Cantando temas en inglés mejorarás la comprensión lectora y auditiva, además de tu pronunciación y manejo del inglés en general. Y se te pasará el tiempo volando… ¡o cantando!

EL Sr. Yentelman es el rey del karaoke por algo...

EL Sr. Yentelman es el rey del karaoke por algo…

7. Escribe un libro.

Bueno, tal vez me he pasado con este… no hace falta que sea un libro (aunque si a lo de Monterroso se le considera un relato, supongo que vosotros también podéis), pero sí es importante no dejar de lado la destreza del writing. Personalmente, recomiendo apuntarse a foros o blogs de habla inglesa, ya sean generalistas como 4Chan o reddit, o específicos según las aficiones de cada uno. Esto es importante, porque siempre os involucraréis más si el tema que se trata en el foro es de vuestro interés y/o tenéis conocimientos sobre el mismo. A título personal, participo con cierta frecuencia en un conocido foro privado de habla inglesa dedicado a las MMA, o Artes Marciales Mixtas. Gracias a este hobby, no sólo mantengo mi escritura en inglés a un nivel nativo (según los usuarios del foro, escribo mejor que la mayoría de ellos, con muchos menos errores sintácticos y ortográficos; nada extraño, por otra parte, si os fijáis en el nivelazo que hay entre los nativos hispanohablantes en muchos de los sitios de Internet en español…), sino que he ido adquiriendo vocabulario específico del tema del foro, además de una buena cantidad de términos coloquiales y estructuras típicas del inglés en general.

En la misma línea, gracias al mencionado foro mantengo amistad con un penfriend de Baltimore, con el que intercambio mensajes y correos de forma habitual, y del que hablaré más en profundidad en otra ocasión. El tema de los penpals o penfriends es también una buena opción para practicar writing, tenedlo en cuenta.

Un saludo. Atentamente, Holly Holm.

Un saludo. Atentamente, Holly Holm.

8. Lárgate de aquí.

Tras siete consejos, no puedo dejar de mencionar el más obvio. Y es que, si de verdad quieres aprender inglés, nada supera a la inmersión completa. Esto no implica ponerse un traje de buzo y tirarse al agua en el arrecife de coral más cercano, no. El término “inmersión lingüística” hace referencia a “la exposición intensiva a una segunda lengua, viviendo en una comunidad que la hable de forma habitual, para aprenderla más rápidamente y lograr así el bilingüismo de los aprendices”. Bendita Wikipedia. Dicho esto, como comprenderéis, es extremadamente difícil poder hablar de inmersión en un país como España, donde el cine y la televisión se dobla por sistema; donde los libros están todos traducidos; donde hay una industria musical, cinematográfica y literaria sólida en el idioma propio del país; y donde es muy complicado encontrar a alguien que realmente hable bien el idioma meta (el inglés, en este caso), por mucho bilingüismo de pacotilla que el gobierno de turno quiera implantar en los centros educativos. Así que el octavo y más importante de mis consejos es: largáos de aquí.

Meanwhile, in Europe...

Meanwhile, in Europe

No tiene que ser para los restos, está claro; pero cualquiera con un poco de nivel se va a beneficiar de una estancia de uno o dos meses en un país de habla inglesa; sin la novia ni los amigos, claro, que la idea es hablar en inglés… unamos esto a lo comentado en el consejo nº5, y si estáis solteros podéis aprovechar y buscar pareja por allí, nivelazo garantizado en un breve periodo de tiempo (siempre que salgáis de la habitación, claro). Mi recomendación es que os busquéis un curso intensivo para hacer durante ese periodo de tiempo. Incluso si vuestra idea es ir a buscar trabajo, un cursillo en destino os ayudará a progresar más rápidamente, y tened en cuenta que el tipo de empleo al que podréis aspirar de primeras no será muy propicio para el contacto con nativos (salvo que ya tengáis muy buen nivel en el momento de marchar, estamos hablando de puestos de lavaplatos, limpieza en hoteles… rodeados casi siempre por inmigrantes con escaso nivel de inglés… como vosotros). Por lo tanto, un cursillo de inglés como complemento al trabajo / vacaciones os será muy útil. Dos agencias que suelen enviarme folletos a mi lugar de trabajo y que se dice son prestigiosas y eficientes son Interway y Kells.

9. Estoy usando el Internet!!!1!!

Estoy usando el Internet gif

No me responsabilizo de cualquier ataque epiléptico que puedan sufrir tras ver este gif durante mucho rato.

Si lo de salir de España no lo contempláis por cualquier motivo, Internet en sí mismo es un recurso ilimitado. A lo largo de los casi dos años de vida de este blog os he ofrecido varias webs de todo tipo para mejorar vuestro inglés: desde páginas dedicadas especialmente al listening hasta blogs de idiomas, pasando por recursos viejunos, páginas de tests, diccionarios… por no mencionar los enlaces a ejercicios que incluyo en muchos de mis propios posts de gramática. Y esto es sólo la punta del iceberg (pronúnciese /ˈaɪsbɜːɡ/). Hay millones de páginas ahí fuera para aprender inglés de forma gratuita. Navegad. Descubrid. Aprended.

10. He venido aquí a hablar de mi libro.

El último de mis consejos es: leed mi blog y seguidme en las redes sociales (Facebook y Twitter, principalmente. Y, si sois compañeros blogueros, también en Bloguers) para disfrutar de la experiencia completa.

Peace and love!

4 thoughts on “Los 10 consejos de Yentelman para aprender inglés

    • ¿Lo de que lo recomiende para aprender inglés, o el puzzle? 😀

      ¡Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website