10 libros en inglés con los que aprender leyendo (II)

libros en inglés para aprender leyendo

Bienvenidos a una nueva edición de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Si seguís mis fanpages de Facebook y Twitter, sabréis que estoy colaborando con asiduidad en un podcast de cine, Títulos de Crédito. A lo largo de los casi tres años que lleva Yentelman en la red, mis lectores habituales serán conscientes de que el cine siempre ha sido una de mis pasiones, así que es natural que de vez en cuando vuelva por mis fueros. Pero que no cunda el pánico, que mis podcasts cinéfilos no van a interferir con mis publicaciones semanales. Y muestra de ello es el post de hoy, continuación del de la semana pasada. ¿Quién se quedó con ganas de saber qué más libros os recomiendo para aprender inglés leyendo? Pues aquí los tenéis. Pero antes, ¡acordáos de seguir los consejos que os dí para aprender inglés leyendo libros!

Jurassic Park

Jurassic Park

El resurgir de la saga jurásica gracias al reciente estreno de Jurassic World me ha llevado a recordar lo accesible que me pareció este libro en su momento y, por tanto, incluirlo aquí. Michael Crichton no es un autor tan fácil de leer en inglés como pueden serlo otros: sus novelas suelen lidiar con temas científicos en mayor o menor medida, y suelen llevar un trabajo de investigación bastante decente detrás. Así, libros como State of Fear, que habla del cambio climático; Timeline, que combina los viajes en el tiempo con el uso de textos en inglés antiguo; o Prey, sobre el uso de nanotecnología, pueden ser unos best-sellers tal vez demasiado complicados para el lector no nativo de nivel intermedio.

Por ello, y a pesar de ser un autor que me entusiasma, no voy a hacer como hice la semana pasada con Ken Follet. En este caso, Jurassic Park va a ser la única novela de Crichton que recomiende para empezar. Su secuela es incluso más sencilla de leer, pero claro… no sólo es bastante inferior, sino que no tendría mucho sentido empezar por una segunda parte, ¿no? Aun así, si queréis aprender leyendo libros en inglés, siempre podéis zamparos los dos uno detrás de otro.

Novela rosa

Nora Roberts Birthright

En mi intento de recomendar lecturas de prácticamente cualquier estilo, no podía dejar de lado uno que, pese a quien pese, sigue siendo de los más exitosos y leídos del mundo. La Romantic novel más sencilla tiene unas tramas fáciles de seguir y un uso del inglés bastante asequible para el lector no nativo que quiera aprender leyendo. Si nos vamos a algo un poco más ambicioso, y sin salir en realidad del género, podemos encontrar interesantes crossovers temáticos, que alternarán la trama romántica con elementos de suspense o thriller, acercando estas lecturas a un público más amplio. Entre las autoras más conocidas del género, y también de las que aportan ingredientes adicionales al género, se encuentran Nora Roberts, Linda Howard, Karen Rose o Lisa Jackson. Algunas novelas de estas autoras con las que podéis empezar son Birthright, de Roberts; Shades of Twilight (Howard); Don’t Tell (Rose); y Whispers (Jackson).

No nos podemos olvidar de algunas sagas mundialmente famosas que, sin ser exactamente novela rosa, se pueden enmarcar en el género “romántico”, y que también son comparativamente fáciles de leer. Obviamente, me refiero a la archiconocida saga de Stephanie Meyer, “Crepúsculo” (Twilight), y a la no menos popular trilogía mojabragas de las “50 sombras”. Aprovecho el espacio para decir una vez más que la traducción del título original del primer libro de la serie de E.L. James (Fifty Shades of Grey) me chirría bastante. Si queréis saber por qué, preguntad.

The Giver

The Giver

No os voy a mentir. Hasta que no me puse a investigar para estos posts, no había oído hablar jamás de este libro ni de su autora, Lois Lowry. Pero esta escritora aparecía en un buen número de listados con recomendaciones de libros para aprender inglés, así que será por algo. Y, más concretamente, su libro The Giver era precisamente el elegido como más idóneo para aprender el idioma.

Lowry es una escritora de libros infantiles bastante reputada, y The Giver es el primero de una saga de cuatro tomos conocida como The Quartet. Se recomienda para el aprendizaje de inglés por su gramática sencilla, uso de frases breves y tiempos verbales en pasado simple y perfecto. A esto se une una historia poco liosa y, según parece, muy entretenida, acerca de un chico de 12 años llamado Jonas. Este joven vive en una comunidad distópica en la que la libertad individual está muy limitada por una serie de normas, y donde no existe el libre albedrío. Al cumplir los doce años, a todos los jóvenes de la comunidad les asignan una serie de trabajos especiales, y dada la inteligencia de Jonas, el suyo es muy especial…

Sinceramente, tras mi investigación, me han entrado ganas de leerla. ¡Espero que a vosotros también! Y, si buscáis un poco, veréis que no es el único libro de Lowry que recomiendan para aprender leyendo en inglés…

The Hunger Games

Hunger Games

llegados a este punto, es posible que algunos estéis pensando: “señor Yentelman, quiero un poco de esa mierda que estás fumando”· ¿Twilight? ¿Grey? ¿Los puñeteros Juegos del Hambre, esa copia barata e insulsa del genial anime Battle Royale? Bueno, barata no, que cualquier best-seller de tapa dura cuesta un ojo de la cara… En fin, antes de que me echéis a los leones, recordad para qué estamos aquí: estoy intentando recomendar libros en inglés con los que podáis practicar reading de forma natural. Y, en la medida de lo posible, que sean variados. Y, señores, sintiéndolo mucho, si queréis libros sencillos, sin demasiadas complicaciones y con una gramática y vocabulario que pueda entender un prepúber fan de One Direction, pues… es necesario ir a los best-seller y, además, si son literatura juvenil, pues mejor y más asequible (para tu idioma, no para tu bolsillo. ¿He comentado ya lo jodidamente caros que son los libros en papel?)

Lo cierto es que The Hunger Games es una saga entretenida y que se lee volando, no nos engañemos. La trilogía de Suzanne Collins tiene muchos fans y, si sois capaces de dejar de lado vuestros prejuicios y abrir la mente a otro tipo de literatura, estamos ante una serie de libros que os pueden ayudar a aprender leyendo en inglés casi sin que os déis cuenta. Las aventuras de Katniss Everdeen en su lucha por sobrevivir a un juego mortal en un futuro distópico están escritas con un estilo teatral que facilita su lectura y el seguimiento de la obra. Y, creedme, si no fueran best sellers mundiales, probablemente serían obras de culto. Así que dadles una oportunidad.

The Da Vinci Code

Da Vinci Code

Y por si antes os había convencido de no crucificarme, seguro que os lo esáis volviendo a plantear. ¿Dan Brown? ¿Este no es el tío que retrató la ciudad de Sevilla como poco más que un estercolero tercermundista? ¿De qué vas, señor Yentelman? Antes de que los justicieros andaluces se levanten de la siesta para apalizarme (son casi las siete de la tarde cuando escribo esto, así que no les faltará mucho), escuchad mis motivos para recomendar el libro más conocido del señor Brown. Y, en caso de duda, recordad lo que hicieron los guionistas de McGyver con los vascos y pensad que podría haber sido mucho peor.

Primero, no se trata de Digital Fortress, el infausto relato en el que el autor no parece saber bien de lo que habla (personalmente, Sevilla me parece una de las ciudades más hermosas de España, si no la que más). Segundo, los libros de Brown son, como muchos de esta lista, superventas, y eso suele equivaler a relatos sencillos y fáciles de leer. Que nadie se lo tome a mal (yo soy el primero que devora este tipo de lecturas), pero los libros más vendidos no suelen ser demasiado exigentes para el intelecto del lector medio. Y tercero, una vez más la trama es ágil y con capacidad para mantener el interés del más pintado, por mucho que cualquiera que haya leído dos libros de Dan Brown sepa quién va a ser el “malo” a las diez páginas. En cualquier caso, la verdad es que tanto The Da Vinci Code como el resto de la bibliografía de Brown es bastante asequible para el lector de un nivel de intermediate para arriba, así que aquí tenéis unos cuantos relatos más para disfrutar del aprendizaje del idioma inglés.

Cine y literatura

Cine y literatura

A estas alturas, ya puedo comentar algo que seguro no se les ha escapado a mis avispados lectores, y que también va a influir a la hora de que estos libros en inglés sean lecturas adecuadas para el aprendizaje del idioma. Tanto The Da Vinci Code como casi todos los libros que he citado hasta ahora en este post y el anterior, desde los de Roald Dahl hasta The Giver, pasando por supuesto por Harry Potter y The Hunger Games, todas, absolutamente todas estas obras han conocido al menos una adaptación cinematográfica. Esto tiene un doble beneficio: por un lado, serán seguramente más conocidos para el público en general que otros limitados al papel. Por el otro, si el lector que vaya a afrontar el reto de leer uno de estos libros en inglés ha visto la película (cosa harto posible), ya sabrá por dónde van los tiros y lo tendrá mucho más fácil a la hora de seguir la trama sin acudir al diccionario cada dos palabras. Y si no la ha visto, siempre puede echarle un vistazo antes de ponerse a intentar aprender leyendo el libro correspondiente.

Para terminar…

Os había prometido hablaros un poco de “mis libros”, así que aquí va. Para el que no lo sepa, siempre me ha gustado la literatura y el cine de terror. Pero mi autor favorito de siempre, Stephen King, empezaba a parecerme aburrido y repetitivo en sus últimas obras, así que me pasé a temas un poco más duros. Así descubrí el splatterpunk y el horror extremo. Autores como Bryan Smith, Edward Lee, Wrath James White, J.F. González o Shane McKenzie no están hechos para todos los públicos ni mucho menos, y sus obras pueden resultar incluso ofensivas para los aficionados menos endurecidos. Aunque todos estos autores tienen libros que me han gustado (y algunos infumables, todo sea dicho), no voy a recomendar nada de ellos porque, o bien ninguna de sus obras me parece lo suficientemente accesible para el gran público por su temática y excesos, o bien porque utilizan un estilo y lenguaje excesivamente ampuloso (sí, se puede ser pedante en el género del terror extremo). Entre todos estos que he ido leyendo, sin embargo, hay tres en concreto que han destacado por encima de los demás, y que son los que voy a recomendar aquí:

Brian Keene

Brian Keene

Este autor norteamericano cuenta en su haber con uno de los universos literarios más ricos de todos cuantos he tenido el placer de leer. Como fan de Stephen King, admiro la capacidad del autor de Maine para la autorreferencia y la creación de historias entrelazadas de un libro a otro. Keene ha creado un universo similar, donde en cada libro aparece una referencia a ese mundo superior que lo domina y entrelaza todo. Su primera novela, Terminal, es bastante fácil de leer, pero la influencia de King se nota en exceso, así como una relativa inmadurez que está ya ausente en la que es su obra cumbre, The Rising, toda una revolución en el subgénero zombie que presenta por primera vez de forma clara a “los 13”, un nada disimulado homenaje a H.P. Lovecraft que será hilo conductor de toda su bibliografía. Mi autor favorito actualmente, y que no puedo dejar de recomendaros. También es mucho más sutil y elegante, así como menos extremo, que la mayoría de autores que he mencionado anteriormente. Para terminar, tiene un par de muy recomendables colecciones de relatos cortos por las que podéis empezar antes de lanzaros a las novelas más extensas: Blood on the Page y All Dark, All the Time.

Matt Shaw

Matt Shaw

Matt Shaw es un escritor británico que se caracteriza por sus giros finales al estilo M. Night Shyamalan. Con sus libros nunca sabes qué esperar, aparte de una buena cantidad de sexo, gore y violencia. A pesar de esto, su negrísimo humor hace que muchas veces no puedas evitar reirte con alguna de sus historias. Shaw es escritor principalmente de relatos cortos y novellas, y pocas de sus obras superan las 200 páginas, lo que lo convierte en un autor ideal para iniciarse en la lectura en inglés. Pero cuidado: el lector de estómago sensible hará bien en evitar sus Black Cover Books, una serie de libros con la portada de color negro, sin dibujo o diseño alguno, y que suelen ser sus obras más extremas. Lo bueno es que Shaw tiene un lado más amable y, ávido de experimentar, es un escritor que ha tocado casi todos los palos, incluyendo la novela romántica (Heaven Calling), el drama sobrenatural (Boy) y el thriller policiaco estilo Se7en (Art).

Entre sus obras, me gustaría destacar la colección conocida como The Peter Chronicles, una serie de seis libros (nueve si contamos la trilogía 9 months, que ejerce de “precuela”) en torno a un personaje, Peter Jenkins, con una visión un tanto distorsionada de lo que debe ser el amor romántico. Combinando terror, humor y claustrofobia a partes iguales, el primer libro de la saga, Happy Ever After, es posiblemente el más auto-referenciado de su obra, y también el más popular. Otro de sus libros que os recomiendo para aprender inglés leyendo es The 8th, una novela corta y muy dura acerca de un tema siempre candente como es el bullying. Personalmente, me puso la piel de gallina. Imprescindible.

Hunter Shea

Hunter Shea

Termino con este autor, cuya obra podría dividirse en dos estilos: lo qué él llama cryptid books, que son libros acerca de criaturas míticas o monstruosas, y sus relatos sobre lo paranormal. Personalmente, he leído muestras de ambos y, aunque me quedo con sus historias de fantasmas, libros como Swamp Monster Massacre son muy divertidos, fáciles de leer y repletos de humor y acción. Por otra parte, que nadie piense que Shea es un escritorzuelo de tres al cuarto que escribe novelas de monstruos como quien escribe el guión de Sharktopus vs. Pteracuda. Sus libros se hallan expuestos en el Museo Internacional de Criptozoología de Portland, el único del mundo en esta rama científica. Así que, tonterías, las justas. Estamos ante un autor que se informa muy bien antes de escribir sobre sus críptidos y que, claramente, sabe de lo que habla.

En cuanto a sus novelas de fantasmas, son en general mis favoritas, porque el autor sabe ir creando esa atmósfera de suspense y terror psicológico que acaba dando miedo de verdad. Ademas, ha sabido crear un personaje muy carismático, Jessica Backman, una suerte de cazafantasmas profesional a la que hemos visto, de momento, en tres de sus novelas, todas ellas muy aconsejables: Forest of Shadows, Sinister Entity y Island of the Forbidden. Por desgracia, estas novelas están descatalogadas, aunque si sois “creativos”, podéis encontrarlas fácilmente por Internet (*cough* Library Genesis *cough*). Por cierto, Hunter Shea es el menos extremo de mis tres autores recomendados para aprender leyendo en inglés, sobre todo si os decantáis por sus ghost stories.

En fin, al final me he acabado extendiendo cosa mala, pero bueno. Espero que mi listado de libros en inglés para aprender leyendo os haya resultado útil y ya sabéis: dejad vuestros comentarios, opiniones o incluso vuestros propios libros recomendados en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter o nuestro perfil de Bloguers. Peace and love!

2 thoughts on “10 libros en inglés con los que aprender leyendo (II)

  1. Como bien comentas siempre me ha parecido una buena idea leer en inglés libros de los que se ha realizado una adaptación cinematográfica. Ayuda conocer la trama de antemano para no perderte.
    Por otro lado estoy de acuerdo en que Stephen King fue perdiendo garra con los años y dejé de leerlo, pero su novela sobre viajes en el tiempo “22/11/63” me paree de las mejores que ha escrito.

    • Es que tú eres un fanático de los viajes en el tiempo, my friend. 🙂
      A decir verdad, no he leído nada de los últimos libros de King, aunque los tengo en lista de futuribles… Pero sí ha ido perdiendo fuerza. El final de la saga de Dark Tower me pareció un insulto al lector, la verdad, y no he vuelto a leer nada suyo desde entonces. Algún día lo retomaré, sin duda, pero hoy por hoy me parecen mucho más interesantes los tres autores que menciono en el post. De todas formas, si recomiendas 22/11/63, pues igual me animo a darle un empujoncito al frente de la lista. Aunque creo que tengo otro cierto libro de viajes en el tiempo pendiente… 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website