Going Places: 10 lugares peculiares para visitar en UK

10 lugares peculiares en UK

Bienvenidos a una nueva entrada de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Tras mis celebrados posts sobre qué libros os recomiendo leer para ir aprendiendo inglés con la lectura, voy a hacer de guía turístico por el Reino Unido (¿recordáis que ya os hice saber qué lugares debíais visitar en Escocia?). Pero como guías de viajes las hay a patadas, me voy a centrar en destinos y lugares peculiares, extraños,  poco conocidos. Off the beaten path, que se dice en inglés. Este artículo se me ocurrió el otro día recordando uno de mis viajes a UK, en el que tuve ocasión de encontrarme con una de las “atracciones turísticas” que  mencionaré a continuación. Vamos allá.

10 lugares peculiares que podéis visitar si viajáis a Reino Unido

Los sitios que voy a comentar no son destinos turísticos al uso. Ni siquiera tienen por qué ser “bonitos”. Me he limitado a recopilar lugares peculiares y actividades poco habituales que pueden resultar curiosos o interesantes para cualquiera que viaje a Reino Unido y busque algo diferente. Algunos de estos lugares los he visitado en persona, mientras que otros se incluyen aquí como fruto de mis investigaciones. El orden en el que aparecen es totalmente aleatorio.

El desayuno más bestia de UK

Big Breakfast Challenge

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, y ya contamos en su día que el English breakfast es uno de los más espectaculares. Pero si de verdad queréis probar un “desayuno de los campeones”, debéis dirigiros a Weston-super-Mare, una pequeña ciudad costera del condado de Somerset. Allí, el Treats Café ofrece un reto a la altura del mismísimo Adam Richman: el Big Breakfast Challenge, un desayuno de 4000 calorías, nada menos. Como suele ser habitual en este tipo de desafíos, el comensal dispone de 45 minutos para terminarlo. Si no lo consigue, tendrá que pagar lo que cuesta, algo menos de 14 libras. En la web del restaurante podéis ver los ingredientes de tan pantagruélica pitanza. Por mi parte, ya tengo un aliciente más para visitar Somerset…

El pueblo de nombre impronunciable

Llanfair-PG

Bueno, en realidad sí se puede pronunciar. Y si se lo pedís a un galés, hará que parezca fácil. El pueblo de Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch se encuentra en la isla de Anglesey, en el norte de Gales, y es oficialmente el sitio con el nombre más largo de Europa y el segundo en el mundo (sí, hay otro sitio con el nombre aún más largo).

La principal atracción de este destino es, por supuesto, el propio nombre del pueblo, y no son pocos quienes lo visitan únicamente para poder fotografiarse con el cartel que indica la denominación del sitio. Los nativos del lugar, que no son tontos, se refieren a su lugar de origen simplemente como Llanfairpwll or Llanfair P.G. ¿Qué qué significa? Pues “Iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilo cerca de la gruta roja”. Ahí es nada.

La rotonda mágica

The Magic Roundabout

Si en España os volvéis locos con algunas rotondas, olvidaos de viajar a Swindon. En esta ciudad del condado de Wiltshire, la principal atracción es una rotonda que parece diseñada por un ingeniero maligno con ansias de dominación mundial. La llamada “Rotonda Mágica” (The Magic Roundabout) es famosa en Reino Unido por su dificultad, y se ha convertido en una atracción turística por méritos propios. Consiste en una gran rotonda que consta a su vez de otras cinco más pequeñas, que en total sirven de intersección a seis vías.

Esta abominación se construyó en 1972 con el fin de descongestionar el tráfico a la entrada de la ciudad, y desde finales de los 90, The Magic Roundabout es su nombre oficial. Y la cara de pánico que se me puso cuando vi por primera vez ese cartel, mientras mi amigo Valters “El Griego” nos llevaba de camino a su casa en Swindon, no tuvo precio.

El Jardín de la Especulación Cósmica

Garden of Cosmic Speculation

Tal cual. Este es el sugerente nombre de unos jardines de poco más de 12 hectáreas situados en una residencia privada conocida como Portrack House en Holywood, Escocia. El arquitecto Charles Jencks y su esposa, Maggie Keswick, crearon en 1989 esta maravilla de formas y diseños fractales inspirados en los agujeros negros, la teoría de cuerdas y el Big Bang. Jencks y Keswick trabajaron codo con codo junto a expertos horticultores y científicos para diseñar un paisaje que aunara los mundos del arte, la ciencia y, por supuesto, la naturaleza.

Por desgracia para sus visitantes, The Garden of Cosmic Speculation sólo abre una vez al año, el 30 de abril, de 11 de la mañana a 5 de la tarde, así que… ¡Corred, insensatos! Los fondos recaudados a cuenta de las entradas a la propiedad van a parar a la fundación contra el cancer Maggie’s Centres, una organización creada por Jencks por expreso deseo de su esposa, quien falleció a causa de esta enfermedad en 1995.

La casa más pequeña de Gran Bretaña

Quay House

Volvemos a Gales, concretamente a la ciudad de Conwy, donde podemos encontrar Quay House, la casa más pequeña de Gran Bretaña. Quay House es una casita de un rojo intenso que se encuentra en el puerto, pegada al castillo de Conwy, y que fue antaño una cabaña de pescadores. La casa mide poco más de metro ochenta de ancho y tres metros de largo y, aunque no os lo creáis, tiene dos pisos.

Construida en el siglo XVI, su último habitante fue un pescador llamado Robert Jones, que medía nada menos que 1,92. Suponemos que Jones se hizo pescador ante la imposibilidad de estudiar derecho (Badum – tsss!). En 1900, el ayuntamiento de Conwy la declaró inhabitable. A pesar de ello, la casa siguió siendo propiedad de Jones y éste tuvo dónde caerse muerto, cosa que hizo en 1926. A día de hoy, su familia sigue siendo dueña de la casa, y por un módico precio se puede visitar. Al parecer, tiene bastante éxito, a pesar de que diversas obras en los alrededores y en la propia construcción han hecho que el número de visitantes se reduzca drásticamente.

Cowboys de ciudad

Edinburgh Wild West Street

En el barrio de Morningside, en la maravillosa ciudad de Edinburgo, Escocia, es posible encontrarse con esta pequeña porción del lejano oeste. Se trata de una calle conocida como Wild West, que cuenta con todo lo necesario para que un cowboy se sienta como en casa: una cantina, una pequeña cárcel, un Saloon… Los que conozcáis Edimburgo diréis, de forma harto apropiada en este caso, que esta pequeña calle le pega como a un santo dos pistolas.

Así que, ¿cómo llegó este retazo del Wild West a este rincón de la Atenas del Norte? Según parece, no es más que ambientación (muy lograda, eso sí) para lo que fue en 1996 una tienda de muebles llamada The Great American Indoors. La tienda desapareció, pero la espectacular decoración se mantuvo como atracción turística. En 2005 ya anunciaban su venta y posterior demolición. Esta nunca se produjo, pero lo cierto es que, a día de hoy, no está precisamente en buen estado. Así que, si queréis visitar un pequeño pueblo del Oeste en plena Escocia, ¡no tardéis mucho en ir a verlo!

El museo más pequeño de Gales

Phone Box Museum Wales

Y una vez más nos vamos hasta Gales, en este caso a las afueras de un pueblecito llamado Cilgerran. Allí se encuentra el museo más pequeño de Gales y, probablemente, de todo UK. Tan pequeño que es tan sólo una cabina de teléfono. Una de esas cabinas rojas tan típicas de Reino Unido. Se trata de un memorial dedicado al fotógrafo del siglo XIX Tom Mathias, cuyas instantáneas se exponen en este famoso Phone Box Museum.

Al parecer, el ayuntamiento de Cilgerran adquirió la cabina en 2009 por tan sólo una libra, como parte de un concurso promovido por la compañía telefónica británica BT. El consistorio la dejó en manos del Language & Heritage Committee (el comité para la conservación del idioma y patrimonio cultural) del pueblo, quienes decidieron convertirlo en este museo, ganando de paso 1000 libras de premio. No es el único mini-museo instalado en una cabina roja, pero sí es posiblemente el primero y, sin duda, el más famoso.

Recuerdos de la Guerra Fría

Burlington Bunker

La Guerra Fría sigue muy viva en la pequeña ciudad inglesa de Corsham, en el condado de Wiltshire. Bajo sus calles se halla una espectacular fortaleza subterránea conocida como Burlington Bunker. Este refugio es toda una ciudad en sí misma. Se construyó hacia finales de la década de los 50, con capacidad para dar cobijo y sustento hasta a 4000 empleados del gobierno durante 3 meses.

Siendo su objetivo principal el servir de refugio ante un posible ataque nuclear, cuenta con aislamiento contra radiación, bombas y gas venenoso. Tiene incluso un pub, The Rose and Crown, y un lago subterráneo. Nunca llegó a utilizarse, y su existencia fue alto secreto hasta el año 2004. A día de hoy no parece posible visitar las instalaciones, pero en el pasado se han emitido pases de prensa con cierta asiduidad, así que… ¡estad atentos!

La mansión más encantada de Irlanda del Norte

Cairndhu House

Bordeando la llamada Coast Road entre las localidades de Larne y Glenarm, en Irlanda del Norte, se encuentra el parque de Carnfunnock Country. Y en él se alza Cairndhu House, considerada la mansión más encantada de Irlanda del Norte. Construida en 1875 como lugar de reposo veraniego para el Barón Stewart-Clark, un acaudalado comerciante textil escocés, la mansión fue donada al gobierno norirlandés en 1947 y reconvertida a asilo de ancianos en 1950.

En 1986, el Departamento de Salud la cerró definitivamente, y desde entonces han sido muchos los fenómenos paranormales que se han podido experimentar en la propiedad, como podéis ver, por ejemplo, aquí y aquí. Antes de ir, tened en cuenta que la mansión en sí es propiedad privada, y su actual estado de ruina hace que aventurarse en ella sea más peligroso que cualquier fantasma que os podáis encontrar…

El ataque de los jardines asesinos

Alnwick Poison Gardens

¿Entraríais en un jardín cuyas puertas de entrada, adornadas con calaveras, os advirtieran de que “estas plantas pueden matar“? ¿Sí? Pues bienvenidos a Alnwick Poison Gardens, parte del extenso jardín botánico de Alnwick. Esta ciudad, situada en el condado de Northumberland, cuenta entre sus atracciones con un espectacular castillo (que hizo las veces de Hogwarts en las dos primeras películas de Harry Potter) y con estos no menos bellos jardines, donde en 2005 se abrió esta sección dedicada a las plantas venenosas.

El peligro que entrañan muchas de estas plantas es bien real. Por ello, muchas se hallan protegidas por jaulas, y los guías deben estar siempre bien pendientes de que los visitantes no se acerquen a ellas, avisándoles de que algunas pueden hacerte enfermar sólo con olerlas. Fuera del horario de visitas, esta parte del jardín se halla cerrada a cal y canto y bajo vigilancia constante las 24 horas del día. Si eres lo suficientemente osado, no dudes en echarle un vistazo, pero ¡sin tocar!

Appendix: London

London lugares peculiares

Es posible que algunos os extrañéis de no ver en esta lista ese sitio tan peculiar en el que estuvisteis aquel verano. O, lo más lógico, de que ninguno de los lugares aquí mencionados esté en Londres. Respecto a la primera pregunta, hay dos posibles explicaciones. Puede que el sitio no sea tan raro o tan desconocido como pensábais (siempre en mi opinión, claro); o puede que, simplemente, jamás haya oído hablar de él (en cuyo caso, estaré encantado de saberlo). En cuanto a la ausencia en este post de lugares peculiares en Londres, la explicación es muy sencilla: Londres juega en otra liga.

En efecto, según la “biblia” de destinos turísticos raros, curiosos o alternativos, la web Atlas Obscura, en Londres existen al menos 176 atracciones o actividades que podrían entrar en esta categoría. Así que, si estáis por ahí de vacaciones y queréis ir a visitar esos sitios menos masificados pero no por ello menos interesantes, en el enlace de aquí abajo tenéis la lista completa. Enjoy!

http://www.atlasobscura.com/things-to-do/london-england

Espero que hayáis disfrutado tanto leyendo como yo investigando y redactando este post. Y, como he dicho antes, si conocéis otros lugares peculiares en los que hayáis estado en Reino Unido y que puedan enmarcarse en esta categoría, no dudéis en mencionarlos en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter o nuestro perfil de Bloguers. Peace and love!

2 thoughts on “Going Places: 10 lugares peculiares para visitar en UK

  1. La verdad es que yo conozco sitios bastante típicos y turísticos, así que mi aportación va a ser nula en ese sentido. Pero al escribir sobre desayunos no he podido recordar que el mejor desayuno que recuerdo fue en Inglaterra: mi host family preparó una espectacular barbacoa un domingo por la mañana, y la no sé si llegaría a las 4000 calorías que dices que tiene ese, pero tampoco estaría muy lejos este otro con su muslo de pollo, las salchichas, las hamburguesas y, por supuesto, la ración de alubias.

    Me apuntaré estos lugares para visitar, bueno, menos el pueblo de nombre larguísimo, yo apuntaría a que su origen está en alguien que se quedó dormido sobre un teclado!

    Saludos

    • Muslo de pollo y hamburguesa, la piedra angular de todo nutritivo desayuno XDDD
      Los British saben currarse los desayunos, de eso no hay duda. No me extraña que luego a las 12 se coman sólo un sandwich. Lo peor son las baked beans, no puedo con ellas…
      El pueblecito de Llanfair etc. debe su nombre a meros fines promocionales. El nombre original era mucho más corto, pero allá por 1860 decidieron que, dado que el pueblo no tiene gran cosa, añadirle letras al nombre era una buena forma de situarse en el mapa. Tengo un amigo galés al que, siempre que veo, le pido que me lo pronuncie. Es más fácil de lo que parece. para él, claro.
      A mi me pirran los jardines, y los dos que he incluido en la lista los tengo en futuribles. Aunque lo de estar exactamente el 30 de abril en el de la Especulación Cósmica lo veo difícil…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website