5 cosas que no debéis hacer en UK

5 cosas que no debéis hacer en uk

Bienvenidos a una nueva entrada de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. La entrada de hoy está inspirada en hechos reales, concretamente en mis estancias en Reino Unido e Irlanda, y responde a esa pregunta que todos los que habéis estado allí os habréis hecho alguna vez: ¿Cómo me comporto en un país en el que conducen por la izquierda y no conocen el sistema métrico, entre otras cosas? Pues, con suerte, aquí aprenderéis qué es exactamente lo que no debéis hacer en UK. Obviamente, los cinco consejos que comparto hoy aquí son solo eso, consejos… veréis que alguno de ellos no se cumple necesariamente el 100% de las veces, y yo mismo haré algún comentario al respecto pero, por si os sirve de algo, intentad cumplirlos y os mirarán con mejores ojos, cuando menos.

¿Cuáles son, pues, esas cosas que no debéis hacer en UK? En orden de más a menos importancia, me atrevería a decir que:

1.  Ojo cuando pidas dos cervezas en el pub:

Si tú y tu colega vais a un pub y pedís una pinta de cerveza, dos consejos por el precio de uno:

Primero, olvidad vuestro «inglés de libro de texto» e intentad que vuestro pedido suene lo más ininteligible posible. Nada de «two pints of Stella, please«. No. Vuestro objetivo es sonar como si fuérais campeones gitanos de boxeo sin guantes; de lo contrario, aunque os parezca mentira, lo más probable es que no os entiendan.

Segundo y más importante, nunca pidáis dos pintas así:

reverse peace sign

Si lo hacéis, hay bastantes posibilidades de que os metan una ostia os miren mal y os indiquen amablemente la salida más cercana. El llamado reverse peace sign es el equivalente en Reino Unido de mostrar el dedo corazón aquí en España. Básicamente, le estás diciendo a tu interlocutor algo así como fuck off, you twat!, que no es precisamente una fórmula de cortesía.

La forma correcta de pedir, en este caso, sería esta:

Winston Churchill pidiendo un par de Guinness como dios manda.

Winston Churchill pidiendo un par de Guinness como dios manda.

Por si os lo estábais preguntando, el signo de la paz invertido proviene de la Edad Media, cuando Inglaterra y Francia estaban en una de sus habituales escaramuzas. Los arqueros utilizaban el índice y el corazón para echar la cuerda del arco hacia atrás y lanzar sus flechas, siendo en aquella época los guerreros más temidos por su capacidad de escamochar enemigos a distancia. Cuando caían en manos de dichos enemigos, éstos procedían a cortarles esos dedos como primera medida, no fuera a ser que intentaran dispararles con los cordones de su jubón o algo. Cuando un arquero que no había sido capturado marchaba en territorio conquistado, era costumbre enseñar los dedos en la posición de la paz invertida, como una forma de decirles a los enemigos, Fuck you, I still got mine!

See? Here they are

See? Here they are

2. No todos son English:

When people say England, they sometimes mean Great Britain, sometimes the United Kingdom, sometimes the British Isles – but never England.

How to be an Alienby George Mikes

Si realmente quieres cabrear a un escocés, a un galés o a un irlandés, lo mejor que puedes hacer es tratarles de «English«. El único English que puedes mencionar en su presencia es el propio idioma, y aún así. En España tenemos la mala costumbre de creer que todo Reino Unido es Inglaterra, y los habitantes de Escocia, Gales e Irlanda pues… como que no lo llevan muy bien. De toda la vida, los citados territorios han sido muy celosos de su identidad nacional, y no hace tanto tiempo que Escocia celebró un referendum sobre su independencia que ya lo habría querido para sí Arturito Mas. Los conflictos históricos entre Inglaterra y los demás países del Reino Unido son sobradamente conocidos (aunque solo sea porque habéis visto Braveheart), y que los ingleses pongan apelativos tan cariñosos a sus vecinos como el «sheepshaggers» (follaovejas) con el que se refieren a los galeses, pues no ayuda, la verdad. Con este diagrama de Euler tal vez os quede más claro:

O tal vez no...

O tal vez no…

Otro tema es la forma de pronunciar determinados nombres de ciudades o gentilicios. En Edimburgo está muy mal visto pronunciar el nombre de la ciudad como nos parecería lógico a los que hemos estudiado inglés, es decir: Edinburgh, como suena… pero no, allí lo pronuncian «Edimbrah«. Lo mismo pasa con otros lugares del Reino Unido como Middlesborough (Midelsbrah) o Gloucester (Glostah). En este divertido vídeo nos enseñan cómo pronunciar estos nombres:

Y bueno… luego está Gales. Y no queremos hablar de esos nombres, ¿verdad que no?

3. Olvídate de comer a las 15:00 y cenar a las 10:00

Poco más que añadir… En Reino Unido la mayoría de restaurantes abren a las 12 y cierran, como tarde, a las 15:00. A la hora de cenar, lo normal es que abran a las 18:00. Así que esa costumbre tan española de entrar a comer a las 3 del mediodía o a cenar a las 10 o las 11 de la noche… va a ser que no. Por poner un ejemplo, el famoso restaurante de Edimburgo Number One, situado en los bajos del no menos famoso hotel Balmoral, abre para cenas de 6 pm a 10 pm. Otros, como el excelente Wedgwood (en el cual he tenido la suerte de estar), de 6 pm «hasta que estén listos para irse». Pero no os engañéis: si pretendéis entrar a las 11 pm, probablemente os toque cenar un fish and chips en un bordillo de la acera.

A mi me vale

A mi me vale

La excepción a esto es probablemente Londres, donde siempre hay algún sitio abierto a cualquier hora del día o de la noche para comer, beber, ir de fiesta o lo que se tercie… pero es que Londres es un mundo aparte (además de la única ciudad de UK a la que NO debéis ir si queréis encontrar trabajo, y no porque no lo haya).

4. ¡No grites tanto!

Acabas de llegar a una ciudad cualquiera de Reino Unido, pongamos Londres, porque aunque no es sitio para vivir, sí lo es para hacer turismo. Montas en uno de esos famosos autobuses de dos pisos, pagas el billete (con el cambio exacto, por supuesto) y, por eso de la novedad, subes al piso de arriba. Desde tu situación privilegiada observas a un grupo de gente que sube al autobús y enseguida los oyes hablar a voz en grito. Enhorabuena, ya has encontrado un grupo de españoles con los que poder hablar en tu idioma. Y es que, por mi experiencia, debemos ser los turistas que más gritamos de todo el puñetero universo. Y eso es algo que al ciudadano británico tradicional (no hablo de los infraseres que viajan a Magaluf a ponerse ciegos, hacer mamading y tirarse por el balcón en cualquier hotel) le da cien puntapiés en las joyas de la corona.

Los británicos de bien son gente tranquila, educada, que siempre dicen please y thank you y que, salvo cuando se juntan por las noches en el pub a ver el rugby, no suelen ser estruendosos ni vocingleros. Nosotros sí. Ya sea por nuestro mal entendido «carácter latino», o porque nos pensamos que nos entenderán mejor si gritamos mucho, lo cierto es que las conversaciones en voz alta son como el sentido arácnido de Spiderman si éste sirviera para detectar españoles.

"Ya están los españoles hablando a gritos otra vez"

«Ya están los españoles hablando a gritos otra vez»

5. No seas tan besucón

Para terminar, y aunque la globalización está acercando costumbres y ya nada es tan extraño como antes, el tema de los saludos en UK daría para una entrada aparte. No obstante, en este caso quiero recordar a los españoles que en Reino Unido no es habitual dar dos besos en la mejilla de una chica cuando os la presentan o la saludáis, aunque este tipo de saludo, denominado social kissing, está empezando a ser más aceptado, especialmente entre los jóvenes. De todas formas, lo más normal allí es que os estrechen la mano, aunque siempre podéis aprovecharos de vuestra extranjería para darle un muerdo a vuestro objeto de deseo y decir que en vuestro país es el saludo habitual.

En Britneylandia saludamos así, qué pasa.

En Britneylandia saludamos así, qué pasa.

En una próxima entrada hablaré de cosas que sí debéis hacer en UK, por llevarme la contraria un poco… Hasta entonces, Peace and love!

7 thoughts on “5 cosas que no debéis hacer en UK

  1. yo era también de la opinión de que los españoles creemos que todo el mundo es «sordo» y hablamos a voz en grito
    hasta que me he tropezado en varios viajes con chinos, y si son grupos de féminas chinas mas acentuado, gritan y mucho y con esas vocecitas chillonas, que te cortan hasta la respiración. Y en nuestro país cualquier extranjero al móvil.. .¿si no lo necesitan?los rumanos son terribles, en casa a los únicos que se les escucha por el patio junta a las sufridas mamás que riñen a voz en grito a sus niños, claro, no por mas gritar nos harán mas caso, pero bueno ayuda a liberarse cuatro voces bien dadas, como decimos aquí
    Como siempre un trabajo «Extraordinario» David

    • No te falta razón, aunque a mi nunca me ha parecido que los asiáticos sean gritones. Es verdad que los extranjeros patrios son los que más gritan cuando hablan por el móvil (por mi experiencia, las negras las que más, con diferencia). El tema de los padres es otro cantar, me pregunto qué pensarán mis vecinos cuando nos oigan gritar a mi mujer y a mi, desesperados porque no conseguimos que nuestro mini Conan entre en razón… Al final en todas partes cuecen habas, pero me ratifico en que siempre he podido identificar a los grupos de españoles en UK solo por el volumen de su conversación.
      Gracias por comentar 🙂

  2. Lo de las ciudades tela…
    Yo vivía en Lancaster. La ciudad de al lado se llamaba Heysham (pronunciado más o menos «jisham»). Conocí a una mujer que vivía allí pero no era de allí y me dijo que al principio también lo pronunciaba mal.
    No se aclaran ni ellos 🙂
    Saludos 🙂

    • «Descarao». Cuando iba a ir a Edimburgo pro primera vez, yo estaba convencido de que se pronunciaba «Edinburgh», hasta que un colega mío que había estado allí me advirtió de que ni se me ocurriera… El vídeo de Anglophenia está muy bien para aclarar estas cosas. Gracias por comentar, Carolina 🙂

      P.D. Yo habría pronunciado esa ciudad como suena, Heysam… fail pa mi.

  3. Sin duda, ésta entrada si que la leí un dia curioseando tu blog, de eso me sonaba lo de la v jajajaja, aunque bueno la historia como insulto la conocía hace años, al igual que la de los franceses para picar a los ingleses, le hacen el mismo gesto pero doblando los dos dedos, pareciendo al que lo ve que se los han cortado por la mitad. no me acordaba del punto 2, quizás porque es un lio del copón pero si del resto de la entrada.
    Supongo que al terminar mi post me acordé de ti por ello, pero fue como una asociación de ideas en plan, creo que esto lo ha tocado Yentelman en un post, me suena… y estuve mirando, pero ni vi el de los gestos, ni vi este…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website