Talk dirty to me: el sexo en inglés

dirty talk sexo en inglés

Bienvenidos a una nueva entrada de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Y hoy, además, a hablar de sexo en inglés. Seguimos en verano, y los calores del mismo me han terminado de motivar a escribir esta entrada que, en realidad, nació hace ya un par de meses, cuando una amiga me pidió que la ayudara con ciertos aspectos del idioma inglés. El caso es que la susodicha había empezado una relación con un sueco (si lo primero que os ha venido a la cabeza ha sido la peli del Sargento de Hierro, sabed que no estáis solos) y me pidió ayuda porque consideraba que, si bien su inglés de supervivencia era decente, no podía decirse lo mismo de su inglés “de dormitorio”. O dicho de otro modo: ¿Cómo hablo de sexo en inglés?

Básicamente, la cosa fue algo así: “Señor Yentelman, necesito frases en inglés para decirle al sueco este que me pone muy bruta muy cachonda que me gusta mucho y que le voy a comer tó lo gordo le voy a hacer virguerías”. (Me da en la nariz que voy a tener que tirar varias veces del “corrector” a lo largo de este post… ¿cómo? ¿que lo que escribo sale tachado pero se puede leer igual? Vaya por dios… bueno, ya era hora de escribir un post no apto para todos los públicos, o NSFW como se dice ahora).

Experiencias reales todas, os lo juro...

Experiencias reales todas, os lo juro…

En fin, que a pesar de recomendarle que le echara un vistazo al peculiar método de Venus O’Hara, me quedé con el gusanillo de escribir mi propio post al respecto, así que ahí van unos cuantos términos sexuales a tener en cuenta si pretendéis llevaros al catre a algún ser humano angloparlante:

Antes de empezar:

Lo primero que tenéis que conocer es el nómbre básico de cada elemento del tablero de juego, y si bien todos sabéis que sexo se dice sex, y que penis y vagina son los términos que seguramente encontraréis en todos los diccionarios, lo cierto es que en pleno apogeo puede resultar cursi, pedante y/o poco adecuado emplearlos. Así pues, para referirnos al miembro masculino podemos usar términos como dick, cock (vocablo éste que hace que el chiste de la polla insaciable sea perfectamente adaptable del inglés al español) o cualquiera de estos 190 sinónimos de la palabra “pene” en inglés.

Para hablar de los órganos femeninos, los términos más habituales son cunt, pussy, snatch (sí, como la peli de Guy Ritchie) o alguno de los (escasos si los comparamos con la lista anterior) 153 sinónimos de “vagina”. Debo reconocer que, en plena faena, sería incapaz de decir dragon’s lair (la guarida del dragón) o granny’s cellar (la bodega de la abuelita, wtf???) sin descojonarme partirme de risa. Claro que mejor eso que el de Melissa’s Mop Bucket, que si la moza no está puesta en argot y/o no se llama Melissa, puede caerte una buena…

Términos igualmente relevantes pueden ser los que hacen referencia a los huevos testículos (balls o nuts, jamás eggs, por dios…), al culo (ass, butt) y las tetas (tits, boobs).

Salvo si eres Superbritánico, entonces sí.

Salvo si eres Superbritánico, entonces sí.

Algunas frases a utilizar: I’m horny (estoy cachondo/a) o you make me so horny, baby (los tratamientos como baby, love, dear, bitch, etc… podéis utilizarlos al gusto de cada uno, tanto aquí como en posteriores ocasiones); You’re (so/ really / fucking o un triple combo) hot (¡qué bueno/a estás!); You turn me on (me pones a cien).

De todas formas, dejad volar la imaginación… llegados a este punto, en el sexo, como se suele decir en inglés, everything goes (todo vale) y, si quieres ver a tu ligue desnudo y en lugar de decirle “show me your tits/dick” , de repente te viene a la cabeza la peli Jerry Maguire (Cameron Crowe, 1996) y te sale un “show me the moneeeeeeeey!!!“, pues no pasa nada. Y si pasa, considera buscarte a alguien con más sentido del humor. Y más friki. Los frikis somos divertidos, que lo sepáis.

Como es lógico, el baile da puntos extra por swag.

Preliminares:

Es relevante que sepáis que a los preliminares se les llama foreplay, y que la masturbación ofrece bastantes más opciones lingüísticas para el hombre que para la mujer (chistes malos con esto que acabo de decir are welcome): así, tenemos el clásico handjob, varias frases con el verbo beat (beat the bishop, beat the dummy, beat off), otros verbos como jerk, wank, jazz y varios phrasal verbs con la preposición off (además del ya citado beat off, podemos encontrarnos work off, jack off, rub off, etc.); Para la mujer, las opciones son más limitadas, siendo finger el sustantivo hecho verbo más utilizado, además del touch oneself y el típico masturbate, que son unisex.

Si nos ponemos a hablar de los nobles artes de la felación y el cunnilingus, tenemos diversas frases y expresiones para referirnos a ambas prácticas. Apunten: cuando hablamos del primero, el verbo es blow; el acto (m)amatorio en sí, blowjob; Y para pedirlo, nada mejor que un suck it (sin el “to meque cantaban Almodóvar y McNamara. El please al final es opcional). En el caso de las féminas, y pese a ser un término unisex, go down on someone (con la preposición down indicando movimiento hacia abajo. Recordad que se supone que estamos aprendiendo inglés) es una estructura habitual, y la forma de pedirlo será con un eat me out. En cualquier caso, los verbos eat, lick y suck son de uso frecuente y casi obligado aquí.

Si eres Gene Simmons, la asignatura de cunnilingus se te convalida directamente

Si eres Gene Simmons, la asignatura de cunnilingus se te convalida directamente

 

Algunas frases a utilizar: además de las mencionadas arriba, podéis utilizar estructuras completas, normalmente utilizando contracciones informales (tened en cuenta que en el fragor del sexo, la corrección o politeness inherente al idioma inglés se suele evaporar, así que nos dejaremos de I’d like para pasar a usar wannas y gonnas como si no hubiera mañana): I wanna/‘m gonna eat you out; I wanna/‘m gonna suck it; En estos momentos también será la ocasión de decir cosas como Give it to me now; let’s do it now; Take me now; I want you/your body. Now, por supuesto. Y con esto…

Nos metemos en harina:

Give it to me hard será la frase que mi amiga querrá decirle a su sueco en estos momentos. Los verbos a utilizar aquí van desde el muy explícito y conocido to fuck hasta otros (relativamente) más sutiles como shag, bang o screw. Si la cosa va bien, habrá que pedir more! o harder!, recordando tal vez la necesidad de no parar (don’t stop!) y soltando algún gemido (moan) que otro para, finalmente, avisar de que se aproxima el orgasmo (I’m coming!, frase que puede utilizarse tanto para responder a tu madre cuando te llama para que le ayudes a poner la mesa, como para avisar a tu pareja de que llega el happy ending, o final feliz).

No es posible un final más feliz :)

No es posible un final más feliz 🙂

En medio de todo esto, tal vez querais probar distintas posturas o prácticas, y aunque esto tal vez podría valerme para una futura entrada sobre el inglés técnico que se utiliza en el porno, voy a empezar aquí: la postura más habitual durante el sexo es la del missionary (misionero), pero seguro que ya sabéis de otras bastante habituales, como la cowgirl (con ella encima), reverse cowgirl (ella encima pero mirando hacia los pies del tío) y el doggy style (no, no es el álbum de Snoop Dogg) o postura del perrito, a cuatro patas y que deja la puerta abierta (wink, wink) a otras prácticas como el anal sex, conocido vulgarmente como using the back door o putting it in the ass. También, y sobre todo tras el inexplicable éxito de las 50 sombras de las narices, puede que os de por experimentar un poco con el BDSM, un término popularizado por la trilogía de marras (ahora con libro nuevo desde la perspectiva del susodicho Grey, mira tú por donde…). Simplemente sabed que ese es el acrónimo resultante de combinar Bondage & Discipline con Sadism & Masochism y que, en la vida real, los poco experimentados en este tipo de prácticas pueden acabar muy mal por dejarse llevar por las modas (y el tipo de la noticia era sueco, qué casualidad). Así que ya sabéis, precaución y tened siempre a punto la palabra de seguridad (safe word).

You're entering a world of pain...

You’re entering a world of pain…

En fin, espero que hayáis disfrutado de este post poco habitual dentro de mi repertorio, pero ya sabéis que siempre intento responder a las peticiones de mis lectores… En cualquier caso, confío en que os haya gustado y que hayáis aprendido algo. Si ligáis con alguna sueca (o sueco) en Benidorm en lo que queda de verano y podéis poner en práctica algunos de los conceptos sobre sexo del post, seguro que me lo agradecéis.

El próximo miércoles retomaremos el hilo argumental de la inversión. Hasta entonces, peace and love!

7 thoughts on “Talk dirty to me: el sexo en inglés

    • Well, thank you! I’m actually quite proud of this post, as it allowed me to be funnier than usual and develop a new, bolder style of writing. Glad you liked it!

    • No me puedo creer que aún no hubieras leído este. Es uno de mis post estrella, jejeje. Gracias por comentar, as usual!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website