«Retribución digital» o «hazme publi de gratis»

retribución digital

Bienvenidos a una nueva edición de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Hoy no voy a hablar del idioma inglés, ni os voy a dar un listado de los míos, ni siquiera voy a hacer un listening… Lo cierto es que llevo un par de semanas planteándome si publicar esta entrada, y al final he decidido que sí. Pero antes, a fin de poneros en antecedentes, os dejo estas cuatro viñetas de uno de los webcomics favoritos de Yentelman, que resumen muy bien de qué va a ir el post:

exposure

El caso es que, hace unas dos semanas, me llegó al correo (sabéis que podéis escribirme a través del formulario de contacto, ¿verdad? :p) un mensaje de una presunta multinacional dedicada a la búsqueda de empleo, tanto «en Latinoamérica como en el resto del mundo». En dicha misiva, la remitente me solicitaba que publicara un post (escrito por ellos, claro) relacionando la búsqueda de empleo con el aprendizaje de un segundo idioma.

No es el primer email que recibo de estas características, y el proceso en este caso es siempre el mismo: les suelto a mi perro de presa (mi buen amigo Víktor, al que mis lectores ya conocéis como la mitad técnica de Yentelman, y autor también de algunos posts en este blog) para que hable con ellos y vea qué necesitan exactamente y qué ofrecen. Entre Víktor y yo (bueno, en realidad ha sido él sólo; que yo soy de letras) hemos diseñado unas modestas tarifas publicitarias, obviamente negociables si se da el caso, pero que son las que en principio lanzamos cada vez que nos llega una «oferta» de este tipo, sobre todo para ver por dónde nos salen…

Quién sabe, quizá algún día podamos permitirnos un retrete de oro...

Quién sabe, quizá algún día podamos permitirnos un retrete de oro…

En esta ocasión, lo cierto es que la respuesta que nos dieron desde la megamultinacional de turno nos resultó bastante ofensiva, y de ahí la tira cómica con la que introducía el post. Entre otras cosas, nos decían, estaríamos ofreciendo a nuestros lectores «ofertas de empleo de calidad» (¿me han visto cara de agencia de colocación?), aumentaríamos «el contenido de calidad de la página» (¿me estás diciendo que mis posts no están a la altura?), haríamos nuestra página «más moderna y dinámica» (¿con un post escrito por qué se yo quién? ¿Cómo? Ve tú a decirle a Víktor que la web no es moderna y dinámica…), atraeríamos a más visitantes (vale, esta se la compro…), y colocaríamos a la empresa de turno como un aliado internacional (¿?), beneficiando así el prestigio de este vuestro modesto blog.

Terminaban diciendo que era «una retribución digital«, y que para pagarnos tendríamos que tener 100.000 visitas al día. Casi «na»…

Si algún día llegamos a LA MITAD de esas visitas...

Si algún día llegamos a LA MITAD de esas visitas…

La respuesta por nuestra parte fue breve, y básicamente venía a decir que esto es un blog de idiomas, no una ETT; y que lo hacemos por hobby. Y así es: a lo largo de los escasos dos años de vida de Yentelman, he hablado de infinidad de recursos, entre ellos empresas con todas las de la ley (Superbritánico, EBPAI, Infoidiomas o Sprout English son algunas de ellas) y también de compañeros que viven de esto y que además son blogueros, como Daniel Welsch, Rocío Urban o Scheherezade Surià. ¿Véis el patrón? En efecto, todos ellos están relacionados con los idiomas. Y ninguno de los anteriormente citados, sean empresas o personas físicas, ha acudido a mi con antelación para que le hiciera publicidad ni me ha ofrecido nada por escribir el post (aunque si Superbritánico quiere regalarme algo, no le diría que no XD). Es decir, que si me ha gustado lo que ofreces lo suficiente como para que hable de tí en mi blog, lo voy a hacer; pero si vienes pidiéndome que lo haga… hay bastantes posibilidades de que la respuesta sea un «no», al menos de entrada.

Dicho esto, si no he hablado de tí y quieres que lo haga, piensa que, aunque esto es un hobby y no gano dinero con ello, lo que me estás pidiendo es que yo te regale algo… y sí, suelo ser generoso, pero con mis amigos y con gente que conozco. Si no te conozco de nada, ¿por qué piensas que voy a hacerte publicidad by the face? ¿Me vas a hacer un post? Ajá… vale, me has ahorrado pensar en qué voy a publicar esta semana, pero recuerda: esto es mi hobby, escribo porque me gusta, y si pretendiera estar una semana o dos sin escribir, lo haría y ya está.

Viviría más descansado, eso seguro

Viviría más descansado, eso seguro

¿»Retribución digital»? Eso es lo mismo que la exposure que se mencionaba en el comic de The Oatmeal¿Se puede comer la retribución digital? ¿Puedes comprar cosas con ella? Lo dudo bastante. Me viene a la cabeza esa campaña de «No regales tu trabajo»… Pues lo mismo, aunque en este caso lo que no quiero regalar es mi hobby. Y no soy el único

En cuanto al aumento del número de visitas, pues bueno, sí, un servidor es persona y a todos nos gusta que nos acaricien el ego; me gusta ver crecer el número de likes en Facebook (a mi Twitter nadie le hace mucho caso :p), y me pongo contento en días como el miércoles pasado, cuando casi alcancé las 1000 visitas en un solo día… Pero, precisamente por eso, me gusta que mis seguidores estén conmigo porque les gusta lo que Yentelman les aporta, porque saben que somos el blog en el que aprenderán inglés y, si se descuidan, hasta español. No, no somos una agencia de colocación, así que, por mucho que el post fuera relevante, dudo que pretendamos ofrecer «ofertas de empleo de calidad» al seguidor habitual de Yentelman, y dudo que nuestros lectores vengan aquí buscando eso.

Bienvenido a Yentelman, el puesto es suyo.

Bienvenido a Yentelman, el puesto es suyo.

Finalmente, si os chuleáis de que sólo pagáis a «webs con 100.000 visitas diarias», ¿A santo de qué contactar con un blog modesto como el mío, con 750 seguidores en Facebook y unos 180 en Twitter? Será por blogs de idiomas… Ah, claro, es que probablemente pensábais que, como soy un mindundi, podríais conseguir que os hiciera publicidad gratis a cambio de esa «retribución digital» que mencionábais… Id a preguntar a EBPAI o a Aprende Inglés Sila, a ver si les interesa publicaros algo a cambio de «retribución digital»…

¡Y qué coño, que los Umpa Lumpas técnicos no se pagan sólos!

Hala, ya está; ya me he desahogado. Pero tanto Víktor como yo estaremos encantados de leer vuestra opinión al respecto, ya sea aquí mismo en los comentarios, en nuestro Facebook, en nuestro Twitter o en nuestro perfil de Bloguers.net.

10 thoughts on “«Retribución digital» o «hazme publi de gratis»

    • Muchas gracias 🙂
      Imagino que con la temática de tu blog, probablemente este tipo de cosas serán el pan tuyo de cada día.

    • Pues sí, maña. Pero bueno, lo dicho: Contra el vicio de pedir…
      Cuando sea rico y famoso seguro que no vienen con esas XDD
      ¡Gracias por comentar!

  1. Hahaha yeah, thanks for the mention! Yo recibo un par de estos correos por semana y mi estrategia normalmente es darles un precio altísimo para un post promocionado, o preguntarles ¿Entonces cuál es tu presupuesto para eso? Normalmente no contestan. Mi opinión personal es que he trabajado casi 6 años en crear las webs y la audiencia que tengo, y no es para regalar publicidad a una empresa que ya tiene muchos más recursos que yo. Gracias de nuevo David!

    • Correcto. A ver, si al menos tuvieran algo que ver, como alguna vez que me ha tanteado alguna academia, pues bueno… te lo piensas, estudias la propuesta y tal. Pero ¿un portal de empleo? Efectivamente, tú tienes una imagen y una reputación online que te ha costado lo tuyo trabajarte, y tienes una base sólida de seguidores. Ofertas como la que menciono en el post son de un perdonavidas que da gusto.
      Eso sí, al menos cuando les hemos pasado el presupuesto han contestado…

      ¡Gracias a tí por comentar!

    • Muchas Gracias, Julián. Me encanta que comenten con tanto entusiasmo mis compañeros blogueros, sé que todos habéis pasado por esto alguna vez.
      Un abrazo y gracias por escribir y por seguirnos.

  2. Hola, Hola, qué grande es esta gente del mega portal del empleo. Me ha encantado (tono irónico) lo de la retribución digital. Supongo que lo dicen porque con 100.000 visitas diarias al blog, no te pueden hablar de la visibilidad que ganarías cuando ellos compartan el post en sus redes sociales, jajaja.
    Ha sido muy terapéutico leer tu post, David, ya no me siento tan rara por rechazar a estos aprovechados que quieren que les hagas publicidad aunque no tenga nada que ver con la temática del blog. En tu caso al menos te daban retribución digital ¿? a mí me lo intentan colar gratis.
    Un abrazo

    • ¡Hola, Erika!
      Gracias por pasarte a comentar, jeje. La verdad es que sí, mal de muchos, supongo. El otro día leí un post muy largo de una mamá bloguera en el que hablaba de lo mismo, ahora el tuyo, y alguno más, y veo que a todos los que tenemos una mínima base de seguidores (que la mía por entonces era muy pequeña, como has visto) nos han tanteado… También te digo que, más recientemente, he recibido alguna oferta de verdad, se ha llegado a acuerdos, y también he intercambiado posts con otros compañeros; pero siempre gente maja, del nicho y sin prepotencia. De hecho, estoy muy orgulloso de mi red, sigo y me siguen grandes bloguers (tú entre ellos, claro) y nombres muy sólidos del mundillo de los idiomas y la lengua, y eso para mí es un éxito 🙂

      La «retribución digital», si te digo la verdad, la aceptaba en aquella época. Pero siempre dentro de los términos que menciono. Éramos pequeñitos (seguimos siéndolo, pero menos :p), teníamos que crecer… pero siempre en un entorno controlado, claro. Y eso que debo de ser uno de esos casos raros en los que jamás me ha venido a pedir colaboración ningún portal de juego online, menos mal. Ya vi que tu post tenía un par de años. ¿Han cambiado las cosas desde entonces, para mejor?

      Un abrazo y lo dicho, ¡gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website