25 títulos de películas y su adaptación a otros idiomas

peliculas-titulos-traducciones-catastroficas

Bienvenidos a una nueva edición de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Volvemos tras el parón pilarista con una entrada que llevaba ya un tiempo cocinándose y que hoy, por fin, ve la luz. En esta ocasión se trata de un post colaborativo entre el amigo Miguel Ángel, creador y responsable del magnífico blog dedicado al séptimo arte, Descartes no fue al cine, y este su seguro servidor, el señor Yentelman. ¿Y de qué vamos a hablar hoy? Pues de cine, claro. Ya sabéis que aquí en Yentelman solemos hacer referencias a películas y series con bastante asiduidad, así que en esta ocasión nos hemos juntado con un experto como Miguel para traeros 25 adaptaciones “creativas” (me niego a llamar a esto “traducciones”) de títulos de películas en inglés a otros idiomas.

Como el señor Descartes es más internacional que yo, no se ha limitado a las adaptaciones de inglés a español, sino que se ha ido a otros países para traernos adaptaciones al alemán, al español latino o incluso ¡al chino! (Ye Tian, un post íntegro dedicado a esto, por Dios… que después de leer estos ejemplos me he quedado con ganas de más). Suyas son las 14 primeras películas analizadas. El señor Yentelman, por su parte, se queda con las 11 siguientes y, esta vez sí, se centrará sólo en adaptaciones de inglés a español, que para algo es lo suyo. A la hora de las fotos de cada película, Descartes se ha currado las suyas y yo no.

Por otro lado, hemos intentado no fusilar este excelente post de “Entre el Caos y el Orden” que nos dejaba nada menos que 101 títulos de este estilo. Al final es inevitable repetir alguno (bueno, casi todos, qué narices…), pero confío en que os guste nuestro análisis personal de cada uno de ellos.

Antes de empezar, el disclaimer de rigor: sabemos que los títulos que llegan a las salas son responsabilidad en primer lugar de los distribuidores, no de los sufridos traductores. Sin más, un fuerte aplauso para ¡Descartes no fue al cine!

1) “Sonrisas y lágrimas” (The Sound of Music, Robert Wise, 1965).

sonrisas-y-lagrimas

Una de las películas que más he visto en mi vida. Había veranos que mi hermana y yo la veíamos casi cada tarde, así que sin duda forma parte de mi ADN. La traducción al castellano que se hizo en España siempre me pareció un tanto simple y quizá quitaba la importancia que tenía la música en la película, pero cuando descubrí cómo lo habían traducido en los países latinoamericanos, creo que el título “Sonrisas y lágrimas” ya no me pareció tan mal: “La novicia rebelde” era un ejemplo de reducción que asustaba…

2) “Pesadilla antes de Navidad” (The Nightmare before Christmas, Tim Burton, 1994).

pesadilla-antes-de-navidad

El recuerdo que tengo de esta película es el ver cómo salía la gente de la sala de cine cuando empezaron las canciones. El doblaje al castellano resultaba bastante duro y las letras con sus rimas sonabas bastante forzadas. Esta vez los encargados de ponerle título en España respetaron el original y lo tradujeron literalmente. Sin embargo en Brasil prefirieron hacer un mini resumen cuando la titularon “El extraño mundo de Jack” (“O estranho mundo de Jack”). Para esta peli, que ha ganado muchísimo con los años, me quedo sin duda con el título original.

3) “El diablo sobre ruedas” (Duel, Steven Spielberg, 1974).

el-diablo-sobre-ruedas

Este fue el primer largometraje de Steven Spielberg. En algún sitio leí que el primer montaje duraba poco más de una hora, y que tuvo que rodar más minutos para poder ser estrenado en salas comerciales. El título original me sugiere a peli del oeste, que quizá no era lo más acertado, pero lo prefiero un millón de veces antes que “El diablo sobre ruedas”, que sólo me transmite poca imaginación.

4) “Soñando, soñando… triunfé patinando” (Ice Princess, Tim Fywell, 2005).

sonando-sonando

De verdad que me encantaría conocer al que decidió el título de esta cinta para España. ¿¡”Soñando, soñando… triunfé patinando”!? ¿En serio? Pero vamos a ver… ¡con lo fácil que hubiese sido “La princesa de hielo”! Y encima con rima. Si no fuese por las traducciones chinas en las películas que os contaré más abajo, esta traducción sería seguramente la peor de todos los tiempos…

5) “Solo en casa” (Home Alone, Chris Columbus, 1990).

solo-en-casa

En este caso los responsables de bautizar a la película en España se adaptaron al título original, pero cuando llegó el momento de cruzar el Atlántico la moderación dejó paso a la improvisación al elegir para Latinoamérica el título de “Mi pobre angelito”. Tampoco es que sea un horror, pero me recuerda un poco a aquella saga de “Este niño es un demonio”… Esta de “Solo en casa” no deja de ser un divertimento navideño, pero la banda sonora que compuso John Williams me parece realmente buena. Cada diciembre suena por casa…

6) “Psicosis” (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960).

psicosis

El siguiente caso de traducción curiosa entra en la categoría de “leyenda urbana”, así que es fácil que sea todo una patraña, pero vamos a imaginar por un segundo que realmente ocurrió. El actual título de “Psicosis” en Portugal es “Psicose”, pero lo que se cuenta es que inicialmente se barajaron como títulos los memorables “O assassino era a mãe” (“El asesino era la madre”) y “O filho que era a mãe” (“El hijo que era la madre”). Hace falta tener mala gaita, ¿no creéis? Hubiese sido un spoiler de los buenos.

7) “Leaving Las Vegas” (Mike Figgis, 1995).

leaving-las-vegas

Vamos con una traducción del título de “Leaving Las vegas”. Mientras en España no se tocó ni una coma y se mantuvo el título en versión original, en China dijeron ¡a lo loco! ¿Que ustedes, público chino, no han visto la película? Pues no se preocupen, que les basta con el título: “Estoy borracho y tú eres una prostituta”. Efectivamente, eso nos ubica en la trama, pero vamos, que menuda poca imaginación y menudo poco gusto para titular un peliculón como la copa de un pino que ganó más de 30 premios, incluido el de mejor actor para Nicholas Cage.

8) “Algo pasa con Mary” (There’s something about Mary, hermanos Farrelly, 1998).

algo-pasa-con-mary

¿La anterior traducción os ha parecido demasiado seria? ¡Pues dejemos a un lado los argumentos para traducir un título y pongámonos poéticos! Eso es lo que debieron de pensar otra vez en China cuando tocó el momento de “Algo pasa con Mary” y eligieron para su lanzamiento la bomba perfecta: “Mi amor verdadero soportará cualquier situación indignante“. Mejor no digo nada más…

9) “Crimen perfecto” (Dial M for Murder, Alfred Hitchcock, 1954).

crimen-perfecto

Con “Crimen perfecto”, la fenomenal película de Alfred Hitchcock, hubo que hacer algún retoque para su estreno en España. El título original (“Dial M for Murder”) se podría traducir por “Marque la A de Asesinato” y hace referencia a la manera de marcar los números de teléfono en los Estados Unidos: cada número tenía asociadas varias letras en los botones, como en los primeros teléfonos móviles, ¿os acordáis? Como ese sistema no lo teníamos por aquí en los años 50 y no se iba a entender, se optó por un título menos tecnológico.

10) “M, el vampiro de Düsseldorf” (M, Fritz Lang, 1931).

m-vampiro-dusseldorf

Si titular a una película con una única letra se ve un poco raro incluso hoy en día, imaginaos en los primeros años del cine. Pero Fritz Lang era un visionario también para esto y así es como bautizó a esta cinta en la que un hombre solitario y cohibido durante el día se convierte en un depravado abusador de niños por la noche. Añadir la ciudad en la que se produjeron los hechos no me parece mal, pero añadirle el calificativo de “vampiro” me suena más a sensacionalismo que a otra cosa. Está claro que la publicidad también era fundamental en los años 30.

11) “Con la muerte en los talones” (North by Northwest, Alfred Hitchcock, 1959).

con-la-muerte-en-los-talones

Tercera de las películas de Don Alfredo que aparece en esta lista, y esta vez es todo más complicado y más simple al mismo tiempo. ¿Qué quiere decir “North by Nothwest”? Pues según algunas páginas que he estado leyendo para descubrirlo, no hay una explicación clara. Unos dicen que hace referencia a un rumbo fantasma, una dirección cardinal que no existe en realidad. Esto me sugiere que el título se refiere al ir y venir del protagonista de una situación a otra “sin comerlo ni beberlo”. Otros dicen que no tiene traducción alguna y que se trata de una frase que aparece en el “Hamlet” de Shakespeare… Sea lo que sea, estaba claro que había que cambiar el título para que fuese mínimamente comprensible. Otra cosa es que “Con la muerte en los talones” fuese la mejor de las opciones…

12) “Jungla de cristal” (Die Hard, John McTiernan, 1987).

la-jungla-de-cristal

Esta película de acción, además de ser un entretenimiento fantástico, es también uno de los títulos que más traducciones diferentes generó en su lanzamiento. Así, en España la traducción original “Morir duro”, “Duro de morir” o “Duro de matar” debió de considerarse insuficiente y se prefirió el más poético “Jungla de cristal”. Algo parecido hicieron en Portugal, donde la tradujeron por “Assalto ao Arranha-Céus” (“Asalto al rascacielos”). Los alemanes se acercaron más a la idea primitiva del título con su traducción “Stirbt langsam” (“Muere lentamente”), vamos, que hay que emplearse muy a fondo para conseguir que el bueno de John McClane se vaya al otro barrio…

13) “101 dálmatas” (101 Dalmatians,  Clyde Geronimi y Hamilton Luske, 1961).

101-dalmatas

La traducción que en América latina dieron a los “101 dálmatas” de Walt Disney me da como un escalofrío. Quizás el título elegido tiene que ver con algún dicho o alguna expresión de aquella parte del globo, pero “La noche de las narices frías” me parece más propio de una película de terror que de una de dibujos animados…

14) “Centauros del desierto” (The Searchers, John Ford, 1956).

centauros-del-desierto

Y para terminar, vamos con otra ración de poesía. Una de las películas del oeste de John Ford que “sufrió” un particular arranque de inspiración fue la de “The Searchers“. La traducción literal sería “Los buscadores”, en referencia a los protagonistas que están buscando a la sobrina de uno de ellos para rescatarla de una tribu india. Se ve que ese título era demasiado simple y se prefirió dotarlo de referencias mitológicas que comparaban a los jinetes siempre encima de sus caballos, con esas criaturas mitad humano-mitad animal. La película es poética y sus planos son evocadores, pero el título me hubiese gustado más mantenerlo fiel al original.

15) “Máximo riesgo” (Cliffhanger, Renny Harlin, 1993).

cliffhanger

Para mí, el máximo exponente de la manía que les entró a principios y mediados de los 90 de poner a todas las películas de acción que iban sacando, títulos con palabras como “máximo”, “letal”, “mortal”, “fatal”, “límite” o “riesgo”. Así, ocurrió lo inevitable: llamas “Máximo Riesgo” a una peli que se titula “Cliffhanger” (difícil de traducir, lo sé… es un término que en el caso del film de Stallone adquiere un doble sentido por dedicarse el personaje protagonista a la escalada o, como indica la traducción literal, a “colgarse de acantilados”) e, inevitablemente, tarde o temprano saldrá alguna llamada “Maximum Risk” en inglés. Ocurrió con un film de Van Damme dirigido por Ringo Lam tan sólo tres años después.

¿Que qué hicieron? Pues está claro… coger la ruleta de nombres, hacerla girar, y… ¡Anda, mira! ¡Ha salido “limite”! Pues nada, “Al límite del riesgo”.

16) “Al cruzar el límite” (Extreme Measures, Michael Apted, 1996).

al-cruzar-el-limite

Otro ejemplo de lo mencionado anteriormente, con el agravante de que, en esta ocasión “Medidas extremas” es literal y, además, está bien alineado con la trama del film. Pero, eh, pudiendo usar una de las palabras comodín…

17) “Aterriza como puedas” (Airplane!, Jerry & David Zucker & Jim Abrahams, 1980).

como-puedas

Y, en general, cualquiera de los otros “…como puedas” que plagaron la comedia bufa de los 80 y buena parte de los 90: “Agárralo como puedas” (The Naked Gun: From the Files of Police Squad!, David Zucker, 1988); “Espía como puedas” (Spy Hard, Rick Friedberg, 1996); “Acampa como puedas” (Family Plan, Fred Gerber, 1997), etcétera. Ahora lo hacen con las películas que llevan “…Movie“, pero al menos en estas respetan el título original.

18) “Zombies party” (Shaun of the Dead, Edgar Wright, 2004).

zombies-party

Cuando estrenaron esta película, yo aún iba al cine y no recuerdo que en Zaragoza tuviéramos salas en V.O. Y, si las teníamos, no echaron esta. Porque la de chistes que se perdieron en la adaptación al español, y de los que me percaté con estupor… Y uno de ellos lo tenemos en el propio título del film. Vale, de nuevo puede ser difícil adaptar un juego de palabras fonético (Shaun of the dead suena muy parecido a Dawn of the dead, o “El Amanecer de los muertos” en español), pero joder… puestos a hacer algo, no me hagas una burda adaptación con otro título en inglés, con la presunta intención de que el público sepa que va a ver una comedia con zombies. Estos son de la escuela de los que llamaron “footing” al jogging, y “puenting” al bungee jumping.

19) “¡Olvídate de mí!” (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, Michel Gondry, 2004).

olvidate

Y con exclamaciones, nada menos. Er… No hay más preguntas, señoría.

20) “La salchicha peleona” (Beverly Hills Ninja, Dennis Dugan, 1997).

salchicha-1

¿Por qué, Señor, por qué? ¿Por qué tienen que maltratar así a las comedias? Este Kung Fu Panda de carne y hueso no se merecía esto. Y lo de llamar “salchicha” al pobre Chris Farley, en fin… que no se por qué no la titularon simplemente “El Ninja de Beverly Hills”. Claro que, pensándolo bien, peor hubiera sido “Superninja en Hollywood”. Oh, wait!

21) “Superdetective en Hollywood” (Beverly Hills Cop, Martin Brest, 1987).

superdetective

Algo tiene Beverly Hills que no les gusta a los distribuidores españoles. Pero si he elegido este título no es exactamente por eso, sino porque es el primer representante que recuerdo de otra infausta moda a la hora de adaptar títulos de películas al español: la de los “super…”. Yo creo que la culpa de todo la tienen las pelis de Bud Spencer y Terence Hill: Películas como “Dos Super Dos”, “Dos Super-superesbirros”, “El Superpoli”… Y es que cualquier largometraje con “super” en el título, parece que gana. Que se lo digan a Super 8 (J.J. Abrams, 2011). En cualquier caso, el título del film protagonizado por Eddie Murphy es, posiblemente, el que menos daño hace a los ojos. Barbaridades como “Supersalidos” (Superbad, Greg Mottola, 2007) o, aún peor, “Superfumados” (Pineapple Express, David Gordon Green, 2008) hacen del film de Brest una adaptación decente.

22) “Tú y yo” (An Affair to Remember, Leo McCarey, 1957).

tu-y-yo

Las películas clásicas tampoco están exentas de barbaridades, como ya ha demostrado Descartes más arriba. El título original de la película “Tú y yo” es el que luego emplearían los distribuidores para titular el film de Nora Ephron, “Algo para recordar” (Sleepless in Seattle, Nora Ephron, 1993). Es decir, 36 años más tarde, alguien notó que en la peli de Ephron salía un fragmento de la de McCarey y dijo, “Eh, ¿por qué no titulamos esta como debería haberse titulado la antigua?”. Puestos a rizar el rizo…

23) “¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú” (Dr. Strangelove, or: How I learned to Stop Worrying and Love the Bomb, Stanley Kubrick, 1964).

telefono-rojo-volamos-hacia-moscu-l_cover-jpeg

Bueno, vale… el título original se las trae. Pero, puestos a cambiarlo por completo, ¿por qué no optar por algo menos críptico o, al menos, que sonara más comercial?

24) “El Secreto de la Pirámide” (Young Sherlock Holmes, 1985).

2233-el-secreto-de-la-piramide1985

Nunca entenderé el motivo de este cambio de título. Uno pensaría que un largometraje sobre las aventuras de un joven Sherlock Holmes sería un valor seguro de cara a la taquilla, ¿no? Pues no es lo que debieron creer los responsables de ponerle el título en castellano. Eso sí, más comercial que lo de “¿Teléfono Rojo?” es. Y bueno, por aquellos maravillosos 80 (qué gran año cinematográfico, el 85…) las películas de aventuras tipo Indiana Jones o Quatermain estaban de moda, así que aceptaremos pirámide como sustituto del amigo Sherlock.

25) “Un canguro superduro” (The Pacifier, Adam Shankman, 2005).

canguro

Terminamos con esta “obra maestra” de un Vin Diesel en horas bajísimas que, para qué negarlo, tiene todos los tópicos que hemos venido mencionando en las películas de esta entrada: es una comedia, tirando a mala, e incluye un “super” en su nombre inventado. Pero, ¡ojo cuidao! Que no acaba ahí la cosa. En honor a las incursiones de mi compañero de post en las traducciones nefastas de Latinoamérica, añado que este bodriete de Vin Diesel tiene el dudoso honor de tener un título casi tan malo en Hispanoamérica como en España. Por aquellos lares se tituló “Niñera a prueba de balas”. Ya ves tú, dos por el precio de uno.

¿Os ha gustado este post a cuatro manos? Podéis contárnoslo y dejar vuestros piropos para Yentelman en su Facebook, en su Twitter y en su pagina de Bloguers. Y los halagos para Descartes en su Facebook, en su Twitter y también en su perfil de Bloguers.

4 thoughts on “25 títulos de películas y su adaptación a otros idiomas

    • Jajaja, pues me alegro, hombre. La verdad es que da para un rato de lectura. Me alegra que te haya gustado. Un placer como siempre, Ángel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website