Otras 10 expresiones en inglés con animales

expresiones en inglés con animales elephant in the room

Bienvenidos a una nueva entrada de Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español. Continuamos el post de la semana pasada con otras diez expresiones en inglés que tienen a los animales como protagonistas. No Animals Were Harmed”® y todas esas cosas. Espero que os guste al menos tanto como la publicación anterior.

Red herring:

Ya dije en el post anterior que iba a mencionar varias expresiones relacionadas con el mundo del cine. El “arenque rojo” se refiere a una pista o información engañosa que pretende distraer al espectador o alejarlo de la verdad de la trama. Se utiliza normalmente en el género del suspense, y se hizo popular con la serie de dibujos animados Scooby Doo.

El uso de este modismo tiene que ver con el significado literal de red herring que, como su propio nombre indica, es un arenque ahumado que se ha tornado de color rojizo debido al humo. Se dice que, en el siglo XVII, los primeros colonos que llegaron a Estados Unidos utilizaban el arenque rojo durante sus cacerías, esparciendo trozos del pescado en el suelo con el objetivo de que su fuerte olor despistara a los lobos. De ahí surgió el uso de red herring para designar una “pista falsa”.

Woman in Red Matrix

La mujer de rojo, personificación de un red herring para los atrapados en Matrix.

Cash cow:

Esta expresión es habitual en inglés en el campo de los negocios para designar un proyecto empresarial que genera un retorno constante y seguro de beneficios económicos, hasta el punto de superar con creces la inversión necesaria para iniciar dicho negocio.

La locución es una metáfora referente a las vacas lecheras de toda la vida, que aportaban un flujo constante de ingresos gracias a su leche, a la vez que requerían de muy poca inversión para su mantenimiento.

Cry wolf:

Vocablo utilizado en ingles con el significado de “crear una falsa alarma”. Su origen, como el de Lion’s Share que vimos la semana pasada, deriva de una popular fábula de Esopo, en este caso “El niño que gritó lobo” (the boy who cried wolf, en idioma de la pérfida Albión). La fábula nos cuenta la historia de un pastorcillo que engaña repetidamente a los habitantes de su aldea, haciéndoles creer que un lobo viene a comerse su rebaño. Esta broma se repite durante un tiempo hasta que, un día, aparece un lobo de verdad. Los aldeanos, hasta los huevos hartos ya de lo que creen ser una broma, hacen caso omiso de los gritos de auxilio del pastor, y el lobo termina zampándose a las ovejas.

Según parece, en versiones posteriores del cuento, el lobo también se come al chaval. Esta es la versión que apareció en el libro de 1830, Fables for five year olds, a cargo de John Hookham Frere. Porque, ¿qué mejor manera de evitar que tus hijos de cinco años mientan, que amenazarles con una muerte horrible en las fauces de un lobo hambriento? Eso era pedagogía, y lo demás tonterías, oiga.

Red riding hood wolf panties

Joder, cómo ha cambiado el cuento…

Like a fish out of water:

El sentido de este idiom parece bastante obvio. Se refiere a encontrarse en una situación a la que no se está habituado o que resulta incómoda. Literalmente, “como pez fuera del agua”. Haceos una imagen mental. Pero durante poco rato, no me vayan a acusar de maltrato animal, especismo o alguna cosa de esas.

El origen de la frase, aunque incierto, no parece tener mucho misterio tampoco. En algún momento, alguien se dio cuenta de lo incómodo (por decir algo) que se sentía un pez fuera de su hábitat natural, y empezó a utilizar la frase en sentido metafórico. Uno de los primeros ejemplos documentados lo tenemos en el prólogo de los famosos “Cuentos de Canterbury” de Geoffrey Chaucer. Aunque la frase no es exactamente así, sentó las bases de la metáfora.

…a monk, when he is cloisterless; Is like to a fish that is waterless.

Pig-headed:

Otro término relativamente evidente. O tal vez no tanto… Pig-headed significa cabezota, obstinado. “Cabezudico”, que decimos los maños. El mayor problema es que hay otras expresiones similares en inglés, y con diferentes animales.

No parece haber una teoría clara respecto al origen de este vocablo. De hecho, los lingüistas parecen no ponerse de acuerdo en el uso de pig-headed frente a otras expresiones, como bull-headed. Se comenta que la principal diferencia entre estas dos voces es el grado de obstinación. La del toro sería una cabezonería irracional, absurda; mientras que la del cerdo sería fruto de la simple estupidez. Frente a esta afirmación, no son pocos los que discrepan afirmando que el cerdo es un animal bastante más inteligente que la mayoría (de animales, claro. Bueno, y en lo que se refiere a algunos humanos, diría que también…). En definitiva, que parece que el origen real del término seguirá siendo un misterio.

expresiones en ingles con animales - pig headed

El chiste era taaan obvio…

Eager beaver:

Este es, posiblemente, una de las expresiones de creación más reciente que voy a citar. El significado de este “castor entusiasta” resulta también obvio si te paras a pensar en ello. Los castores son, de por sí, bastante currantes. Si a ello le añadimos la acepción de eager (ansioso, entusiasta) nos sale un aforismo coloquial en inglés que hace referencia a alguien en extremo trabajador y diligente.

La primera referencia escrita a este vocablo no apareció hasta 1940. Al parecer, proviene de una rima utilizada por el ejército canadiense. Aunque hay expresiones con significado e imaginería similares (as busy as a beaver, por ejemplo) y que datan de más atrás, la voz eager beaver parece haber adquirido un cierto tono burlón para referirse a esas personas excesivamente ansiosas por hacer su trabajo.

The elephant in the room:

Este es un modismo metafórico que, personalmente, me encanta. Sin adaptación al español más allá de la traducción literal, este “elefante en la habitación” se emplea para hacer referencia a un problema o situación controvertida, que todo el mundo puede ver que existe, pero de la que se elige hacer caso omiso. Es un término que se utiliza bastante en inglés, sobre todo en contextos políticos.

La idea de la que parte es tan evidente como el propio elefante del dicho. ¿Es posible no ver algo tan grande como un elefante en una habitación cerrada? Evidentemente, no. Pero se puede hacer como si no existiera. La primera aparición del concepto la tenemos en una fábula del autor ruso Ivan Krylov publicada en 1814. En ella, un hombre va a un museo y se fija en multitud de pequeños detalles, pero no se da cuenta de que hay un elefante en la sala. Posteriormente, Dostoievsky utilizó la frase como analogía en su novela “Los Demonios”, y la hizo proverbial. Desde entonces, y cambiando el museo por otros escenarios, el dicho ha ido apareciendo con este sentido de “verdad incómoda” en varios textos y contextos.

Elephant in the room

“A ver, ¿quién ha pedido los 200 kgs de cacahuetes?”

Get off one’s high horse:

Esta frase se la diréis a alguien que vaya de “sobrao” por la vida. Alguien que hable inglés, claro. Si no, no os entenderá. Se utiliza para bajarle los humos a alguien que peca de prepotente o autoritario. Un ex-compañero de trabajo utilizaba, con este mismo significado, una expresión en español que me encantaba, y que he adoptado como mía: “bájale de espuma a tu chocolate”. Os la presto si queréis.

En cuanto a la raíz del modismo (y de su opuesto: get on one’s high horse), tan sólo tenéis que echar un vistazo a alguna de las numerosas estatuas ecuestres que, sin duda, habréis visto en medio de plazas y jardines de cualquier ciudad. Estas estatuas pretendían plasmar la grandeza de un personaje de cierto rango. La palabra high aquí no significa “alto”, sino “poderoso”. Aún así, las primeras referencias a los high horses eran más literales. En la Inglaterra del Medievo, el rango de una persona lo determinaba el tamaño de su… caballo. Los nobles montaban caballos de mayor tamaño que los comunes, y la frase on one’s high horse indicaba superioridad. Desde finales del siglo XVIII, la expresión se viene utilizando como crítica a las personas con ínfulas.

High horse C&H

Expresiones con más de un sentido. Existen. Y dan para buenos chistes.

A leopard can’t change its spots:

Otro idiom de origen bien antiguo. Cuando decimos en inglés que “un leopardo no puede cambiar sus manchas”, estamos refiriéndonos a la imposibilidad de que una persona cambie su carácter o forma de ser. Como en la famosa fábula del escorpión y la rana, “es su naturaleza”.

La expresión no proviene de la fábula atribuida a Esopo, sin embargo. Su origen hay que buscarlo en el Antiguo Testamento, concretamente en Jeremías 13:23. En este capítulo, el profeta Jeremías intenta convencer a una pastora malvada para que vaya por el buen camino. Al darse cuenta de lo fútil de su propósito, Jeremías se pregunta en el versículo 23:

“¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas?”.

Don’t look a gift horse in the mouth:

Terminamos la entrada de hoy con un refrán clásico, de aquellos que nos enseñaban en el instituto o colegio y que, para variar, sí tiene equivalente directo en nuestra lengua: “a caballo regalado, no le mires el diente”. Aprovecho para citar al Refranero Multilingüe del Centro Virtual Cervantes, que ya mencioné en mi entrada previa. Este proverbio “recomienda aceptar los regalos de buen grado y sin poner reparo alguno, pues se considera descortés el analizar exhaustivamente la calidad del obsequio, así como resaltar sus defectos o fallos.”

Como el propio Centro nos explica, la palabra “diente” equivale aquí a la dentadura completa. El origen del refrán está en las antiguas ferias de ganado. Dado que los dientes de un caballo van creciendo con el tiempo, comprobar la dentadura del equino era la forma en la que un comprador valoraba la edad del animal antes de comprarlo. Este acto demostraba asimismo una falta de confianza en el vendedor, y de ahí el uso de la expresión. Si te regalan algo, no te quejes.

horse's mouth

Más facil decirlo que hacerlo.

Como habréis podido observar, no es el primer dicho que tiene al caballo como protagonista. De nuevo, el Centro Virtual Cervantes nos explica el motivo de esta proliferación de jamelgos en expresiones de todo tipo:

La voz «caballo» es muy frecuente en las paremias, pues este animal fue uno de los principales medios de transporte hasta el siglo XIX, siglo en que empezó a disminuir su importancia con la llegada del automóvil y su paulatina extensión.”

Y con esta tenemos diez expresiones más con animales en inglés. Que, sumadas a las diez del post de la semana pasada, hacen 20. Hay muchísimas más, pero de momento lo vamos a dejar aquí. Si tenéis curiosidad por alguna en concreto que no haya aparecido en estas dos entradas, ya sabéis. Decídnoslo en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter o nuestro perfil de Bloguers. La semana que viene, si todo va bien, atenderemos una sugerencia de una de nuestras lectoras. Hasta entonces, peace and love!

2 thoughts on “Otras 10 expresiones en inglés con animales

    • Me alegra ver que estas entradas ya antiguas aún atraen lectores, y me congratula que te haya gustado. Siempre es agradable leer comentarios positivos de mis lectores, pero cuando además esos comentarios vienen de academias o expertos en idiomas, uno se siente especialmente orgulloso 🙂 ¡Un abrazo y gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website