Cómo utilizar un diccionario bilingüe

diccionario bilingüe

 

Bienvenidos una semana más a Yentelman, el blog en el que aprenderéis inglés y, si os descuidáis, hasta español.

El estudiante de inglés standard suele tener la mala costumbre de intentar hablar o escribir en dicho idioma a base de traducir literalmente del castellano. Si tienen acceso a un diccionario, la cosa en lugar de mejorar puede ponerse incluso peor, ya que son muchos los que creen que la primera acepción que aparece siempre es la buena, y esto no es así. Y ya no hablamos de los que creen haber descubierto la panacea con el Google Translate, una de las herramientas que más daño ha hecho no sólo a los alumnos, sino a algunos bares…

 

los nefastos efectos del Google Translate

Los nefastos efectos del Google Translate

 

Así pues, en la entrada de hoy vamos a explicar la manera correcta de utilizar un diccionario bilingüe.

En primer lugar, hay que hablar de qué diccionarios son los mejores del mercado. Mi recomendación personal es que vuestro diccionario sea de la marca Collins u Oxford, preferiblemente el primero. Intentad evitar cualquier diccionario «graduado»; queremos una herramienta que nos sirva para toda la vida, no un amasijo de papeles con acepciones limitadas que tendrás que tirar a la basura en cuanto sepas decir algo más que my taylor is rich and my mother’s in the kitchen. Así que desconfiad de diccionarios dirigidos a alumnos de un nivel en concreto. Un diccionario es un diccionario, punto.

 

un ejemplo a evitar

Un ejemplo a evitar

 

Del mismo modo, cada alumno debería tener al menos dos diccionarios, uno de bolsillo para poder llevarlo por ahí y otro tamaño familiar para usarlo en casa o en los exámenes, ya que aunque el diccionario de bolsillo debería ser más que suficiente en el día a día, justo cuando llega el examen aparece esa palabra que no encontramos…

Y finalmente, sería recomendable tener también un diccionario monolingüe, pero en este caso para cuando el alumno haya alcanzado ya un nivel de fluidez más alto. Mi recomendación en este caso es que os hagáis con un Merriam-Webster (del que ya comenté algo en la segunda entrada del top 10 diccionarios online). En cuanto a los diccionarios específicos, no serán necesarios a menos que el alumno maneje textos técnicos con cierta asiduidad. En este caso, recomiendo encarecidamente los de la editorial Ariel.

Para terminar, en el siguiente vídeo podéis ver al Sr. Yentelman explicando la forma correcta de utilizar un diccionario bilingüe:

 

Y vosotros, ¿Creéis que sabéis utilizar bien un diccionario bilingüe? ¿Conocéis algún caso digno de la «Antología del disparate«? ¡Pues no dudéis en contárnoslo en los comentarios o en nuestro Facebook!

6 thoughts on “Cómo utilizar un diccionario bilingüe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website