Los Pronombres Personales (Introducción)

pronombres personales

Bienvenido a la primera entrada “oficial” de gramática de Yentelman, el blog en el que aprenderás inglés y, si te descuidas, hasta español. Aunque mi intención en este blog no era empezar con el inglés “de cero”, los exámenes de febrero me han dejado claro que el alumno estándar sigue teniendo problemas con el uso de los pronombres personales. Incluso aunque domine determinados aspectos teóricamente más avanzados del uso del idioma.

Los Pronombres Personales: Introducción.

Hay que empezar dejando claro que, aunque no os lo creáis, el inglés es un idioma sencillo

“Pero, David… ¿me estás diciendo que el inglés, un idioma que llevo intentando aprender desde que estaba en primaria, es SENCILLO??? ¬¬ grftxk’thulhuf’thang!!”

You can't handle the truth
Are you telling me English is actually EASY?????

*Ejem*… Pues sí, eso es lo que digo, y ahora os explico el por qué.

Por qué es más fácil aprender inglés que español.

La sencillez del inglés viene dada por el hecho de que es un idioma de verbos simplificados. No llega al nivel del chino, donde según tengo entendido, no existen los tiempos verbales en absoluto (y como no he estudiado chino en mi vida, puedo estar completamente equivocado… ¡o no! Que me lo confirme Ye Tian), pero desde luego es teóricamente más fácil de aprender que el español (Si no fuera por la pronunciación, claro. Pero esa es otra historia…).

¿Y eso pues?

Pues por la sencilla razón de que los tiempos verbales ingleses carecen en gran medida de desinencias. Es decir: las terminaciones de cada persona de cada tiempo verbal son prácticamente iguales entre sí, con la excepción del verbo to be y de la famosa y siempre problemática “-s” de la tercera persona del singular, tan querida por los alumnos [/Ironic Mode OFF].

Desinencias y pronombres personales

Esta relativa ausencia de desinencias convierte el uso de los pronombres personales en algo fundamental para identificar al actor de la oración; De hecho, los pronombres personales en su función de sujeto son tan importantes en inglés que se utilizan incluso con aquellos verbos impersonales, como los relativos a fenómenos atmosféricos (y ocasionales apellidos de bastardo en A Song of Ice and Fire, A.K.A. Game of Thrones)  como rain (llover) o snow (nevar), que utilizan el pronombre neutro it. El modo imperativo (el que se emplea para dar órdenes) es el único que no lleva sujeto.

I've seen things you wouldn't believe
It is raining” (Ridley Scott no quedó muy convencido con la primera versión del monólogo final…)

Y además…

Además, a diferencia del español, los pronombres personales tiene diferentes formas según funcionen como sujeto o como complemento, lo cual suele traer no pocos quebraderos de cabeza a los alumnos. A este respecto es importante recordar las reglas de concordancia, y la necesidad de que el hablante sea consciente en todo momento de a qué palabra / nombre está sustituyendo cada pronombre.

En la próxima entrada iremos directos al meollo y veremos los dos tipos de pronombres personales en inglés. Hasta entonces, déjanos tus opiniones en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter o en nuestro perfil de Bloguers. Peace and Love!

12 thoughts on “Los Pronombres Personales (Introducción)

  1. Hey Yentelman! Genial introducción para ir preparando nuestro cerebro hispanohablante a la cuestión de los pronombres personales y la función de sujeto. En español, como solemos tener una terminación para cada verbo (cantO, cantAS, cantA) podemos merendarnos el sujeto. Lo omitimos porque sabemos de sobre de quién estamos hablando así que no nos hace falta. Pero en inglés, como bien señalas en el post, sólo nos podemos librar del sujeto con el imperativo. Ni siquiera podemos omitirlo cuando llueve (it rains) o con verbos terriblemente impersonales en español como HABER. Su equivalente inglés es resultado de unir THERE con el verbo BE. Encima no es impersonal y tenemos que estar atentos a concordar THERE IS o THERE ARE dependiendo de si el sujeto es singular o plural. Cuando el verbo HABER es impersonal en español es todo lo contrario porque se conjuga siempre en tercera persona del singular. Por ejemplo, cuando “hay un examen” o “hay dos exámenes” y en ambos casos tenemos una oración impersonal con su complemento directo. Decir “habemos” en español, por mucho que tengamos dos exámenes que hacer, es pegarle una patada al diccionario, pero en inglés está totalmente permitido. See you around!

    • Y este, señoras y señores, es el autor del blog le petit espagnol (http://petitespagnol.blogspot.com.es/), en el que también enseña inglés con un método muy particular del que os hablaré en alguna próxima entrada, y que nos acaba de dar una mini lección sobre el uso de los pronombres en dos patadas 🙂 Muchas gracias por el comentario, señor Pallás. Un placer tenerle por aquí ¡¡y gracias por la lección de hoy!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website