Los verbos auxiliares (introducción)

Verbos auxiliares

Bienvenido a una nueva entrega de Yentelman, el blog en el que aprenderás ingles y si te descuidas, hasta español.

Tras los pronombres, toca meterse de lleno en los verbos. Y para empezar, es imprescindible hablar de la labor de los verbos auxiliares. Ya hemos dicho antes que el idioma inglés se caracteriza por tener los verbos simplificados con respecto al castellano, y los verbos auxiliares juegan un papel importante en esta simplificación.

La labor del auxiliar en inglés es, como su propio nombre indica, “auxiliar” o “ayudar” al verbo principal, quitándole diversas cargas en momentos concretos: negativas, interrogativas, tercera persona del singular, tiempo verbal… El objetivo es que el verbo principal aparezca en su estado más natural posible, y los verbos auxiliares contribuyen a esto quitándoles el peso antes mencionado.

El único verbo que no necesita auxiliares para funcionar es el verbo to be, que es a la vez auxiliar y verbo normal. El verbo to be sería el “cachas” de los verbos, el único lo suficientemente fuerte y rocoso como para no necesitar de otro verbo que le acompañe cuando es un verbo estándar y, a su vez, capaz de llevar las cargas de negativa, interrogativa, etc. cuando actúa como auxiliar, por lo general en los tiempos contínuos.

Si el verbo to be fuera de carne y hueso sería algo así, pero con cerebro.

Si el verbo to be fuera de carne y hueso sería algo así, pero con cerebro.

 

Los verbos auxiliares más habituales son be, do y have. Estos verbos pueden utilizarse también como verbos normales, cada uno con su significado propio (be = ser / estar; do = hacer; have = tener). Esto hace posible que en una misma frase puedas llegar a ver el verbo “repetido”, pero eso se debe únicamente a que uno está funcionando como auxiliar y el otro como verbo normal:

  • I didn’t do it (Yo no he sido); aquí el didn’t es el auxiliar y el do el verbo principal
  • How do you do? (¿Cómo está usted?); aquí el primer do es el auxiliar y el segundo el verbo principal. Tampoco es que esta frase tenga mucho sentido en una traducción literal: Es un saludo formal y en desuso, outdated, al que se contesta de la misma forma, con un How do you do. Hoy en día, rara vez oiréis a un nativo decirlo, a menos que se trate de alguien mayor o muy formal.
  • I haven’t had the chance to watch “The Hobbit” yet (Aún no he tenido ocasión de ver “El Hobbit”); igual que en los ejemplos anteriores, el haven’t es el auxiliar y el had el verbo principal.

 

Tengo la teoría de que podría sobrevivir diciendo únicamente títulos de discos y/o frases de series y películas...

Tengo la teoría de que podría sobrevivir diciendo únicamente títulos de discos, canciones y/o frases de series y películas…

 

Otros auxiliares habituales son los denominados modal verbs o verbos modales: can, could, may, might, must, will, would… cada uno de estos verbos aportará un matiz diferente al verbo principal y se utilizará para expresar diversas ideas de obligación, posibilidad, etc. Pero no adelantemos acontecimientos… ¡Estos verbos necesitan una entrada propia para cada uso!

14 thoughts on “Los verbos auxiliares (introducción)

  1. ¡Muy bien, David! Aunque no sé qué opinaría el de la foto … ¿Le has pedido permiso para llamarle descerebrado?

    • Bienvenida, Sandra!
      Nope! Pero, ¿me creerías si te dijera que estaba esperando algún comentario como el tuyo?
      Como personaje público que es (y por tanto, expuesto a críticas y comentarios, maliciosos o no, del público general al que lanza su imagen), siendo que además viene de un programa donde los participantes no destacan precisamente por su materia gris, y terminando con que al fin y al cabo Rafa Mora lleva bastante tiempo viviendo muy bien de su imagen de cachas descerebrado, que él mismo se esfuerza en perpetuar, considero que probablemente me haya quedado corto…

    • ¡Jajaja! pues muchas gracias, Marina… También te digo que en el instituto el profesor tiene que ponerse más “serio”, si no, se lo comen. Aquí me puedo permitir ser más distendido y siempre se facilita las cosas.

      ¡Gracias por comentar!

  2. Muchas gracias, me ha quedado claro por fin.
    Pero…y el modal? no veo ninguna explicación.

    • De nada, un placer. Tan sólo mencionar que el índice de gramática está planteado en “orden de estudio”, es decir, el orden en el que debería estudiarse la gramática si esto fuera un libro… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website