5 reglas gramaticales en inglés que puedes ignorar

Reglas gramaticales del inglés que puedes ignorar

Que la gramática inglesa muchas veces carece de sentido lo he dicho ya en repetidas ocasiones. La más reciente, en mi último post. Esto lleva a que, en repetidas ocasiones, los hablantes no nativos y los estudiantes del idioma inglés nos liemos con reglas gramaticales sobre las que ni los propios nativos se ponen de acuerdo. O, peor aún, que aprendamos una serie de normas aparentemente fijas que, finalmente, no lo son tanto. Ya escribí sobre algo parecido en mi post de las mentiras del inglés que te contaron en el instituto, pero hoy pretendo ir más allá. O, como dicen en inglés, turn it up a notch.

Siempre he dicho que las reglas del inglés hay que tomárselas como el teórico del carné de conducir. Mi profesor de la autoescuela me dijo que, de cara al examen, evitara las respuestas de «sí, siempre» y «no, nunca». Pues con el inglés, igual. Lo peor es cuando intentas defender a capa y espada una cierta norma para acabar dándote cuenta de que no sólo hay división entre los usuarios respecto al uso, sino que muchos expertos lingüistas reconocen que no pasa nada si no se sigue dicha norma.

Idiots in cars
Las analogías con el carné de conducir acaban aquí, eh.

Así que aquí te dejo cinco reglas gramaticales, aplicables especialmente a la escritura en lengua inglesa, que te habrán dicho en algún momento que hay que seguir a rajatabla. La realidad, sin embargo, es bien distinta.

5 reglas gramaticales que no tienes por qué seguir

1. Never split infinitives

Una de las reglas gramaticales más repetidas es la de que no se puede separar el infinitivo. Es decir, que no debes incluir ninguna palabra entre el to y el verbo en inglés. Bienvenido al maravilloso mundo de los split infinitives o cleft infinitives.

Como bien nos advierten expertos como Ben Yagoda (2013), Tom Freeman (2013) o Richard Nordquist (2017), esta norma se la sacaron de la manga los lingüistas a principios del siglo XIX, al tomar el latín como modelo de lo que debería ser un idioma. Y, claro, en latín no existe el split infinitive. Pero, como ya sabes, el latín es sólo una de tantas fuentes de las que bebe el inglés. Y esta norma de no separar los infinitivos ha sido discutida desde el principio por numerosos autores en lengua inglesa, como puedes ver en los ejemplos citados por Freeman y Nordquist en los enlaces de la bibliografía.

¿Cómo? ¿Qué no te convence? Y si te lo dice Gene Roddenberry, ¿la cosa cambia?

2. Never start a sentence with…

Recordemos que el post de hoy tiene que ver especialmente con la escritura en inglés. Y, en ese sentido, hay lingüistas que tienen auténtica aversión a las frases que no comienzan como ellos creen que deberían empezar. Y no, no estamos hablando de topicazos como el once upon a time o el it was a dark and stormy night (que, pese a todo, tienen su sitio y su razón de ser). Nos referimos a frases que empiezan, principalmente, por una conjunción. And y but se llevan la palma, pero prácticamente se podrían incluir aquí todas las conjunciones y conectores.

Yagoda (2013) explica que, cuando se les pregunta por esta norma, nadie ha sido capaz de encontrar un libro o experto que la ratifique. Por su parte, William Zinsser (2006), autor de On Writing Well, recomienda a los alumnos que hayan aprendido dicha norma que la «desaprendan» (unlearn it). El propio Merriam-Webster’s Dictionary of English Usage menciona que todo aquel al que le han planteado la cuestión está de acuerdo con Zinsser (Nordquist, 2019).

Reglas gramaticales unlearn yoda
Si lo dijo Yoda, debe de ser cierto.

Otra palabra que suele aparecer mencionada en estos listados de reglas gramaticales poco fiables es hopefully. Según Arika Okrent (2019) no tiene mucho sentido esta tendencia a «prohibir» el uso de hopefully para comenzar una frase, ya que hay muchos otros adverbios que cumplen la misma función y nadie dice nada al respecto.

Hopefully, dice Okrent, llamó la atención en los años 60 al ser una palabra nueva, y la gente empezó a protestar su uso inicial por aquel entonces. Hoy en día, salvo que te encuentres a un corrector de estilo muy cerril, es poco probable que pongan pegas al uso de hopefully para iniciar una frase.

3. Never end a sentence with a preposition

Como dice la foto que ilustra esta entrada, prepositions are not words to end sentences with. O sí, porque, en realidad, lo hacemos constantemente. Al igual que ocurrió con los split infinitives, la culpa es del latín. O, mejor dicho, del poeta John Dryden, quien, en el siglo XVII, se inventó la regla de que no se podía terminar una frase con una preposición, basándose en una absurda analogía con el latín.

En realidad, la verdadera razón por la que se sacó de la manga esta tontería fue por su pique con Ben Jonson (el también poeta, no el corredor, que este último lleva una «h» entre la «j» y la «o»), quien sí utilizaba este recurso. De este modo, Dryden pretendía demostrar que Jonson era un poeta de inferior categoría. En palabras (traducidas por un servidor, claro) del lingüista Mark Liberman, «es una pena que Jonson llevara muerto 35 años por entonces, porque, de lo contrario, habría desafiado a duelo a Dryden, y habría evitado muchos problemas a las siguientes generaciones» (Liberman, 2004).

Duel challenge
Bonita costumbre que, desgraciadamente, se ha perdido.

4. That & which

De los relativos ya hablé largo y tendido hace años, cuando estaba a full con la gramática inglesa. Puedes repasar todo lo relacionado con ellos en los posts correspondientes:

En ellos, hablábamos de la posibilidad de sustituir which por that en las oraciones de relativo especificativas. En todo momento lo dejábamos caer como una posibilidad. Que sí, que muchas veces una oración de relativo especificativa sonará mejor y más natural con that que con which. Pero NO es obligatorio. Aunque a lo largo de vuestra trayectoria académica os hayan insistido en que sí.

Como bien apunta Steven Pinker (2014), hay ocasiones en las que no te queda otra que utilizar which en oraciones especificativas. Aquellas frases en las que sustituyes el relativo where por in which para expresar lugar, por ejemplo. U oraciones como la siguiente:

That which doesn't kill you makes you stronger. (Lo que no te mata te hace más fuerte).

El culpable de esta «falsa norma» parece ser, en esta ocasión, el autor Henry Watson Fowler, por otra parte reputado lexicógrafo y experto en el uso de la lengua inglesa. Como se suele decir, hasta el mejor escribano echa un borrón, y esta vez le tocó a Fowler. En su libro Modern English Usage, de 1926, especulaba con la idea de que, si todos los autores usaran that en estas cláusulas especificativas (llamadas defined o restrictive en inglés), se ganaría en simplicidad y lucidez. Poco tardaron los académicos más rigoristas en tomar esta especulación y convertirla en norma, siendo enseñada como tal durante todo el siglo XX.

Cooking with cats
Las especulaciones pueden llevar a malentendidos.

En la actualidad son cada vez más los que se desmarcan de esta ilógica regla; entre ellos, Geoffrey Pullum, co-editor del Cambridge Grammar of the English Language; o el Merriam-Webster’s Dictionary of English Usage, que le saca los colores a uno de los rigoristas más fanáticos, Jacques Barzun, mencionando las contradicciones en las que incurre al «prohibir» el uso del which especificativo para, a continuación, utilizarlo él mismo sin pudor alguno.

5. Singular they, few & less y otros problemas de número

Para terminar, voy a trampear un poco (por lo de las «5 reglas» del título) y te voy a dar un megamix de las reglas gramaticales referidas al número.

Empecemos con el they singular, sobre el que ya escribí en este post. A estas alturas, ya deberías saber que es perfectamente lícito usarlo. Y aún diría más, su popularidad está por las nubes en estos tiempos de inclusión y diversidad.

Tal vez no quedaron las cosas tan claras en cuanto al uso de few y less. En el post sobre comparativos de igualdad e inferioridad no destacaba ninguna diferencia de uso entre ellos, recomendando en cualquier caso el uso de la correlación not as… as como primera opción comparativa de inferioridad.

Pinker (2014) aclara los casos en los que es preferible usar uno u otro, para terminar diciendo que, en casos en los que ambas opciones son aceptables, como en la frase «less/fewer than 20 of the students voted» (votaron menos de 20 alumnos), es mejor utilizar fewer, ya que es más vívido y específico. Sin embargo, eso no implica que less sea gramaticalmente incorrecto.

None of the above
Los alumnos eran de la escuela de Monty Brewster.

Finalmente, voy a mencionar el uso de los verbos en plural para designar nombres colectivos, aunque esto es más un error común que una norma mal aplicada. Los sustantivos colectivos, como media o data, deben ir seguidos de un verbo en singular. No obstante, ten en cuenta lo que dije en el post correspondiente respecto a people: NO es un sustantivo colectivo, así que ahí deberás usar el plural.

En cuanto a palabras como group o bunch seguidas de la preposición of, pese a la insistencia de los puristas en la necesidad de usar el singular, lo cierto es que, como nos recuerda Yagoda (2013), la gramática inglesa es flexible y, en muchos casos, el plural es incluso preferible.


Espero que te haya gustado el post. Me ha quedado más académico de lo habitual, ya que he tenido que investigar más que de costumbre al no estar tan familiarizado con estas «reglas gramaticales» que luego resultan no serlo tanto. Es por eso por lo que he decidido añadir una sección de bibliografía en esta ocasión.

Como de costumbre, puedes dejarnos tu feedback en los comentarios, en nuestro Facebook, Twitter, o en nuestro perfil de Bloguers. Peace and love!

Bibliografía:

Freeman, Tom. (2013, October 28). To helpfully clarify, to better communicate: a history of the split infinitive. Retrieved from https://stroppyeditor.wordpress.com/2013/10/28/to-helpfully-clarify-to-better-communicate-a-history-of-the-split-infinitive/

Liberman, Mark (2004). An internet pilgrim’s guide to stranded prepositions. Retrieved from http://itre.cis.upenn.edu/%7Emyl/languagelog/archives/000743.html

Nordquist, Richard. (2019, July 3). Bogus Writing Rules. Retrieved from https://www.thoughtco.com/bogus-writing-rules-never-begin-a-sentence-with-3972772

Nordquist, Richard. (2017, August 15). Understanding Split Infinitives. Retrieved from https://www.thoughtco.com/split-infinitive-1692127

Okrent, Arika. (2019, March 4). 4 Fake Grammar Rules You Don’t Need to Worry About. Retrieved from https://www.mentalfloss.com/article/68490/4-fake-grammar-rules-you-dont-need-worry-about

Pinker, Steven. (2014, August 19). 10 ‘grammar rules’ it’s OK to break (sometimes). Retrieved from https://www.theguardian.com/books/2014/aug/15/steven-pinker-10-grammar-rules-break

Yagoda, Ben. (2013, March 5). 7 bogus grammar ‘errors’ you don’t need to worry about. Retrieved from https://theweek.com/articles/467053/7-bogus-grammar-errors-dont-need-worry-about

Zinsser, William. (2006). On writing well: an informal guide to writing nonfiction. New York, NY: Harper Collins.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website